Sobre la prescripción del dinero no declarado

Con todo esto de la amnistía fiscal y los contínuos ajustes de la normativa e informes complementarios, me ha acabado llamando la atención una cosa; en el informe no vinculante que han hecho para tranquilizar a quienes tengan dinero para regularizar, se abre la puerta a no tener que pagar el peaje del 10% si se puede demostrar que el dinero proviene de ejercicios prescritos.

Ese comentario me ha dejado un par de dudas que me gustaría comentar:

1.- ¿Qué tipo de prueba será admisible para que se pueda demostrar que el dinero proviene de ejercicios prescritos?

2.- ¿Era necesaria esta aclaración? ¿Acaso no es lógico suponer que si el dinero proviene de ejercicios que ya han prescrito no corresponde ninguna sanción ni ningún pago de impuestos?

Respecto a este segundo punto basta con compararlo con cualquier otro delito o infracción; incluso el asesinato. Si se descubre que alguien ha matado a otra persona, pero hace de ello veinte años o más*, no será acusado de nada, por lo tanto, ¿por qué no tiene que ser igual cuando hablamos de dinero no declarado? Eso sí, faltará saber cómo se puede demostrar la fecha de origen si no está en el banco, pero bueno, eso es un matiz técnico en el que habría que profundizar en su caso.

Ramón Cerdá

*lo de los 20 años lo digo sin contrastar; no recuerdo con exactitud si es ese el plazo de prescripción de ese tipo de delito.

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. Iñigo Borja

    Ramón, en España las mayores empresas (ferrovial, bankinter, BBVA…) tenían hasta hora un IS del 30% y la gran mayoría de ellas no acariciaba ni la cifra del 23% Conclusión, este país lo gobiernan políticos, pero lo controlan las empresas de gran tamaño que supeditan la aparición de nuevas empresas en su mismo sector para poder así decir al gobierno y a hacienda: “si no me dejas pagar lo que yo quiera sin que llame demasiado la atención, me largo y ahí te dejo sin infraestructuras…” Este país precisa de una reingeniería social-democrática-económica a gran escala

Deja un comentario


La Lectura de Ramón