Seguridad Social acusada de estafa

Las estafas y los engaños están a la orden del día. España es un país de picaresca y eso no va a cambiar en mucho tiempo; quizá porque nos hemos acostumbrado ya. Curiosamente, a lo que todavía no nos hemos acostumbrado es a que nuestro Estado o las administraciones, que de alguna manera deberían de cuidar de nosotros, en algunos casos puedan actuar como verdaderos estafadores profesionales. Puede (quiero pensar que es así) que no lo hagan con ánimo de delinquir, pero dada su posición de fuerza desproporcionada frente al ciudadano, que ocurra algo así no es tan descabellado. En mi libro ¿Hacienda nos roba? doy algunos ejemplos de abusos que ocurren a diario, a pesar de las muchas campañas de buenismo que difunde la Agencia Tributaria para hacernos creer que es nuestra mejor amiga y que cuida de nosotros como lo haría nuestra mamá. Pero hoy no quería hablar de Hacienda; ruego disculpen mi tendencia a llevar las divagaciones hacia ese lugar escabroso; no es algo intencionado. Hoy quería hablar de un caso concreto en el que alguien se ha atrevido a denunciar uno de estos abusos. El titular ya lo dice: Seguridad Social acusada de estafa.

Seguridad Social acusada de estafa. ¿Por quién?

La Seguridad Social tiene una forma de calcular los intereses de demora que ya quisieran para sí algunos usureros profesionales. A los intereses de demora, la Seguridad Social repercute otro concepto llamado capitalización que es una cantidad fija calculada al principio de la deuda y que se mantiene constante en el tiempo con independencia de que la citada deuda se vaya reduciendo a causa de pagos parciales.

Creo que puedo dar nombres porque han aparecido en prensa, aunque no en noticias destacadas de ámbito general:

Según los asesores de la empresa Mantecados Posadas, la actuación de la Seguridad Social en este caso (deuda acumulada a consecuencia de un accidente laboral) cumple con «todos y cada uno de los elementos-tipo básicos definidores del delito de estafa».

El problema no es solo de la empresa mencionada; cuando una administración actúa a su manera prepotente y desafiando la legalidad, no suele hacerlo contra una sola empresa o ciudadano, sino que nos encontramos ante un mal endémico que va haciendo daño allá por donde pasa. Lo que ocurre es que pocos somos los que nos enfrentamos a las administraciones. En este caso ha ocurrido y solo puedo aplaudir la decisión, aunque por lo que sé, quien ha llevado a cabo el asunto no ha sido la empresa como perjudicada, sino su asesor fiscal a título particular (quién sabe si por no perjudicar a la empresa).

Analicemos someramente el caso concreto:

1.- La empresa acepta la responsabilidad del accidente laboral, lo que supone que el trabajador adquiere un derecho a un incremento de la pensión de entre el 30% y el 50%. Diferencia que lógicamente corre a cargo de la empresa y no de la Seguridad Social.

2.- La Seguridad Social hace un cálculo (un tanto extravagante) en base a la vida que le queda al trabajador y exige que la empresa lo pague todo de golpe, lo que ya de por sí es una barbaridad. ¿Acaso podemos exigir a la Seguridad Social cuando nos jubilamos que nos pague toda la jubilación anticipada en base a lo que estimemos que podemos durar? Pues eso es ni más ni menos lo que exige la Seguridad Social en un caso de estos.

3.- En cualquier caso, estamos hablando de una cifra que, siendo importante, no llega a millonaria: 50.000 euros (redondeando). Bueno, en pesetas sería multimillonaria.

4.- La empresa no pudo pagar enseguida la deuda y se le aplicó el consabido recargo del 20%, más los intereses de demora del 3,75%. Pese a que la sanción (recargo) es elevada, todo es, en apariencia, razonable según los criterios a los que la administración nos tiene acostumbrados. Bajo mi punto de vista personal todo esto es abusivo en grado sumo, pero lo que pasa es que nos acabamos acostumbrando a estos excesos y todo nos parece normal al cabo de un tiempo (grave error por nuestra parte).

5.- ¿Dónde está pues la estafa (o supuesta estafa) de la Seguridad Social en este caso?

En la capitalización, eso que se sacan de la manga. A los cálculos anteriores se aplica un «sobrecoste» de 4,11 euros… ¡al día! Cantidad que se seguirá cobrando con independencia del importe pendiente de la deuda porque se ha calculado sobre la cifra inicial y no tiene en cuenta las reducciones de la misma.

#Seguridad Social acusada de estafa

Seguridad Social acusada de estafa. Ojo cómo calculan la capitalización…

Seguridad Social acusada de estafa: ¿En qué normativa se basan para aplicar esta capitalización?

No saben no contestan. El demandante tampoco ha encontrado ninguna normativa que aclare este concepto y manera tan peculiar de aplicarlo.

Solución aportada por los cabezapensantes de la Seguridad Social: Que la empresa pida un préstamo al banco y asuma la deuda de golpe. ¡Como si eso fuera tan fácil para una empresa en ese tipo de situación!

Lamentablemente la Seguridad Social ya se ha enfrentado en el pasado a acusaciones de este tipo ¡y ha ganado en los tribunales!

Seguridad Social acusada de estafa. El asesor detalla los motivos

Puede que Hacienda nos robe, pero también nos roba la gente que, teniendo ingresos, y además garantizados, se pone a cobrar el subsidio que sale de nuestras cotizaciones. 244 páginas Tapa Dura Sin portes Solo 12 euros


244 páginas
Tapa Dura
Sin portes
Solo 12 euros

1.- «Engaño bastante para producir error en otra persona».

2.- «Error en la víctima sobre la realidad de la presentación defraudatoria que recibe del sujeto activo del mismo, y especialmente respecto del significado y trascendencia económica del acto de disposición económica que se va a realizar».

3.- «Acto de disposición patrimonial por parte de la víctima, a conciencia de que lo hace, pero sin apercibirse de la inexistencia de contraprestación real por parte del estafador».

4.- «Concreto perjuicio patrimonial cuya producción efectiva consuma el delito de estafa».

Si hacemos el cálculo, esa capitalización equivale a un interés anual del 150.000% (ciento cincuenta mil por ciento).

¿Es una estafa o no es una estafa?

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

12 Comentarios.

  1. José Antonio Gracia Percebal.

    FELICIDADES!!!!!

    Esperaba que tratara el tema de la Seguridad Social y por fin lo ha hecho. Mi experiencia es la de que la Tesorería de la Seguridad Social con sus Ures sin ningún tipo de escrúpulo ni sentimiento, han arruinado la vida a muchas personas y son los responsables del cierre de infinidad de empresas.

    Sé, porque cuando era miembro de la ejecutiva de FS TRADE-CCOO lo vi, que no les salen las cuentas, pero eso no tiene que ser escusa para la actuación que tienen.

    • jeje, como he dicho varias veces, mis tratos con la SS no han sido muchos y no tengo casuística de la que hablar, pero en este asunto (comentado por un lector) he visto que podía dar una información poco conocida.

  2. Esto me parece una lógica manifestación del “despotismo democrático” que empieza a parecerme casi peor que una dictadura tradicional.
    Porque en una dictadura el enemigo está identificado y es dictador por la fuerza de las armas o por la gracia de dios. Al menos las cosas se llaman por su nombre.

    En nuestro caso, estas decisiones emanan de nuestros legítimos representantes, elegidos por nosotros en las urnas, que han jurado/prometido la Constitución, etcétera, etcétera…

    Por consiguiente tendremos que reconocer que tenemos lo que nos merecemos ya que lo sufrimos y no queremos cambiarlo.

    Habrá gente que diga ¡esto no me puede pasar a mí! Hasta que le toca, y descubre que sí, que le puede pasar a él y a cualquiera.

    Estos abusos podríamos ir a contárselos a la Defensora del pueblo pero, ¿para qué sirve la defensora del pueblo? Yo aún no lo sé. Actualmente es Doña Soledad Becerril, que es del PP. Bueno, ya no lo es, se dió de baja.

    Pero aunque no tenga carnet, lo siento mucho por ella, nunca podremos considerarla independiente. No obstante siempre podemos acudir a los otros 17 defensores de los pueblos que son igual de inútiles y venidos todos de la partitocracia correspondiente. Pero ahí están llevándose un buen sueldo.

    Siento haber dado una respuesta tan genérica pero los abusos de la administración tanto da si vienen de la AEAT, de la TGSS o de la DGT. Son los mismos y emanan de iguales principios.

    • Le puede pasar a cualquiera, eso está claro. Por eso deberíamos posicionarnos todos en contra de estas actuaciones aunque no nos estén afectando en un momento dado.
      En cuanto a lo del Defensor del Pueblo no es exactamente como usted dice lo de que podemos acudir a todos. A mí me pasó un caso que afectaba a varias provincias y, por lo tanto, acudí a los distintos defensores. A pesar de que eran casos aislados, como se trataban de lo mismo, al final me contestaron todos diciendo que tenía que dirigirme SOLO al de mi provincia.

  3. Mas de lo mismo. Yo acabo de tener un juicio contra los amiguetes del INSS, en el que le dejan a un pensionista con una pensión de 100 € por supuestos cobros indebidos que había percibido. Claro que esa es la versión del INSS, que ellos consideran que es “Palabra de Dios”, hasta que el jubileta demuestre que no lo ha hecho (prueba diabolica se llama esto), mientras tanto y a la velocidad supersonica de nuestro sistema judicial, un año con esos 100 € de pensión, porque teneis que saber que las SS pueden descontar de la pensión por cobros indebidos cantidades que dejan a las personas abocadas a la miseria. Que será lo proximo…te meteran en la carcel.
    Y no os engañeis son los funcionarios los que actuan, no los politicos, son ellos los que aplican la ley a su conveniencia para tener siempre la sarten por el mango. Que asco.

    • Yo también opino que es más cosa del funcionariado que de los políticos. Y a nivel personal estoy harto de lo de las pruebas diabólicas. Son unos sinvergüenzas.

    • Yo opino que esto tiene que acabar o el pueblo se une contra todo gobierno que nos tiene con el pie en el cuello mientras ellos despilfarrando a tutiplen o estamos abocados a una guerra civil y no tardando mucho por que esto ya es inaguantable.

  4. «… dada su posición de fuerza desproporcionada frente al ciudadano, que ocurra algo así no es tan descabellado». Ahí es donde veo yo el problema: el poder corrompe, y corrupción no es sólo robar. Abusar de tu poder es ser más corrupto que si te limitas a robar sin que se note. Pero la gente de este país es tan manipulable que se ha creído de verdad de que el auténtico mal es que los políticos roben.

    ¿Cuándo despertaremos?

  5. Y los Tribunales como cómplices necesarios. Justicia… ¿dónde estás?

  6. La cuestión es llegar al fondo del asunto. A poco que reflexionemos sobre este y otros desmanes de esta administración llegaremos necesariamente a la conclusión de que si esto se permite es por unos políticos ineptos que bien por negligencia o simplemente por falta de intelecto y sentido común (y de humanidad) en vez de aprovechar sus mandatos para racionalizar y fortalecer las estructuras del estado a la par que facilitar la vida de los ciudadanos dedican no poca parte de sus energias a defender sus posicionamientos ideologicos, cuando no sus siglas, dejando campar a sus anchas todos estos reinos de taifas bajo algunas consabidas injusticias como la que aquí nos recuerdas, ya que al fin y al cabo “funcionan”. A mi personalmente esto en concreto me parece Kafkiano y más propio del siglo XIV.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón