¿Se acabará la MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION?

#morosidad de la administracion

La MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION amenazada. ¿Será verdad?

MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION

un cáncer para la pequeña empresa


El fin de la MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION, una buena noticia que hay que mirar como casi todas las buenas noticias, con cautela y cierta incredulidad. Parece ser que ha entrado ya en vigor la directiva europea que tiene como objetivo erradicar la MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION frente a las empresas. Se establece un período de pago de 30 días naturales (ampliables hasta 60 en el caso de empresas sanitarias). Dichos plazos no pueden anularse ni cambiarse contractualmente, siendo nula de pleno derecho cualquier cláusula que así lo intente establecer.

Para evitar la MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION, preocúpese de tener justificante de entrega de las facturas:

Eso sí, el plazo empieza a contar desde la fecha de la recepción de la factura, de manera que nada de enviarlas por correo ordinario. Hay que enviarlas por correo certificado administrativo de manera que tengamos un justificante fehaciente del envío para que luego no nos vengan contándonos películas de miedo.

Si la administración incumple el plazo, automáticamente el acreedor podrá cargar el correspondiente interés de demora, más 40 euros adicionales por costes de cobro.

Según manifestó el Sr. Lorenzo Amor, presidente de ATA:

«Era absolutamente necesario que se estableciese un régimen sancionador y se inhabilitasen las cláusulas que excluían el pago de intereses o ampliaban los periodos establecidos legalmente. De nada sirve la norma si se permite su incumplimiento, y al que la incumple, no se le aplica una penalización ejemplarizante»

La actual MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACION:

No olvidemos que todavía a fecha de hoy, y sin que esta norma afecte para nada, las distintas administraciones adeudan todavía cuatro mil millones de euros a autónomos y pequeñas empresas, al tiempo que les exigen a estos el inmediato cumplimiento de sus obligaciones fiscales y de Seguridad Social, sin que exista ningún mecanismo de compensación, una vergüenza que he destacado en este blog en numerosas ocasiones.

El plazo medio de pago actual ronda los 150 días, pero es un plazo medio, superando en muchos casos el año completo.

Para compensar la MOROSIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN, también desde ATA se ha dicho:

«Siendo posibilistas, desde ATA pedimos al Gobierno cumpla la promesa que realizó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, relativa a que el autónomo que tenga dificultades para cobrar una factura de una administración pueda acudir directamente a Hacienda para que se la paguen. Luego será el Estado quién le descuente el importe a ese ayuntamiento o comunidad autónoma de su participación en los ingresos públicos», ha solicitado.

Yo me pregunto si de verdad se creyeron la «promesa» del señor Montoro. Personalmente no le di el más mínimo crédito.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Morosidad de nuestra Hacienda | El Blog de Ramon - pingback on 19 julio, 2013 @8:01
  2. Apreciado Ramón:

    Lo que terminó con La Gran Depresión en los USA fue el desarrollo de grandes obras públicas. Lo que acaba con la economía española es la desinversión pública. Lo diré más finamente: la finalidad de los actos este gobierno es el desmantelamiento del sector industrial español, objetivo impuesto por el «auténtico poder» a quien le interesa que España no sea más que el asilo soleado de Europa (cual Florida o California para los USA).

    Por ello, en lugar de activar la economía (como sería hacer que las administraciones pagasen puntualmente) lo que el gobierno hace es retirar el capital hacia los Bancos quienes, como ya no precisan prestarlo para obtener beneficios, simplemente lo reparten entre sus directivos (casualmente muy bien relacionados con los políticos… ¡vamos, un Rato largo!).

    Veo así que en NY están en obras faraónicas con su metro (¡locomotora de economía!). En BCN las obras se han ralentizado tanto que no se les encuentra pulso: ¿eutanasia?. Y construir aeropuertos inútiles «no» es inversión… es despilfarro.

    Solución: nacionalizar la Banca, limitar las prebendas e ibnversión pública. ¿Que nos sacarán del euro? Pues a GB no le va tan mal…

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón