Registro diario de trabajo. Una corta vida

Hace apenas un año hablaba en este blog de la obligación por parte de las empresas de llevar un registro diario de trabajo (registro de jornadas) de sus trabajadores. Una auténtica pantomima para, se supone, garantizar que los empleados no se vean obligados a hacer horas extras sin cobrarlas. Tengo constancia de que ya se han estado aplicando sanciones a las empresas que, visitadas por los inspectores de trabajo, no llevaban este registro diario de trabajo. La buena noticia es que parece ser que gracias a una reciente sentencia del Supremo, ya no será necesario seguir con este trámite; la mala es que en este país sigue legislándose fatal y siempre con consecuencias negativas para los ciudadanos y, más a menudo, para los empresarios.

¿Qué ha pasado con el registro diario de trabajo?

#Registro diario de trabajo

Ya no es necesario el registro diario de trabajo

Según el Tribunal Supremo, las empresas no están obligadas a llevar un registro diario de trabajo, aunque sí deberán contabilizar debidamente las horas extraordinarias de sus trabajadores.

La sentencia es una respuesta a un recurso interpuesto por Bankia que en su día fue condenada a instancia de una denuncia de los sindicatos.

Lo que dice el Supremo es que los tribunales no pueden «suplir al legislador imponiendo el establecimiento de un complicado sistema, mediante una condena genérica».

A diferencia de lo que algunos (especialmente los sindicatos) puedan apuntar, la sentencia no deja en indefensión a los empleados porque la empresa está obligada a comunicar individualmente a sus trabajadores el número de horas extraordinarias a final de cada mes.

Hay que tener en cuenta que la normativa comunitaria sobre la jornada laboral solo entiende como necesario el registro diario de trabajo cuando se exceda del horario normal.

A pesar de todo, la sentencia del Supremo no ha sido pacífica y de hecho incluye tres votos particulares en contra de la decisión.

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. juan zapatoclon

    Podrá o no tener razón el Tribunal Supremo, que en eso no me meto. Lo que sí que puedo garantizar, con absoluta rotunidad, es que se realizan, sobre todo en el sector de la oligarquía dictatorial bancaria, jornadas maratonianas, de forma habitual tal cual fuera la jornada normal, de 10, 11, 12 horas diarias, sin que se contabilicen horas extras ni sean compensadas por dias libres, lo cual vulnera todo tipo de lesgislación laboral. Y el empleado que reclama, ¡pues a la calle, que los bancos “saben” mucho y “convencen” a todos los magistrados! Con sentencias como esta del Supremo, todavía se lo ponen más fácil a los vulneradores de la ley.

  2. Pepe Barrientos

    Asi es como se hace en UK, llega al curro, introduces tu numero de empleado al empezar y luego al salir. Puedes ver tus horas curradas y lo que has ganado ese mismo dia en tu cuenta ONLINE. Transparencia total que, supongo, no interesa a todas esas empresas que se chupan las horas extras de los curritos.

  3. D. Ramón yo he trabajado en una empresa grande de ésas que nombra y le puedo asegurar que horas extra sin pagar se han hecho por un tubo, antes menos que ahora porque no te podían echar por dos duros, pero ahora serán todos los días del año, y lo que tendrían que hacer llevar un registro electronico de entrada y salidas del trabajador telematicamente y que quedase grabado en algún sitio de manera que no se pudiera manipular, y el que no pagase las horas extras una multa por todo lo alto.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón