Registro Civil, el Ministerio de Justicia da marcha atrás

Parece ser que el Ministerio de Justicia se ha comprometido a revisar la reforma del Registro Civil según la Nota de Prensa cuyo texto transcribo a continuación:

Justicia revisará la reforma de la gestión del Registro Civil para alcanzar mayor grado de consenso con los profesionales del sector 24 de abril de 2015

#registro civil

¿Marcha atrás en la privatización del Registro Civil o estrategia política?

El Ministerio de Justicia ha decidido revisar la reforma del Registro Civil con el objetivo de alcanzar un consenso que cuente con los apoyos necesarios, tanto de los afectados, como de los trabajadores, los sindicatos y los partidos políticos. El ministro Rafael Catalá ha reafirmado la voluntad del Gobierno de mejorar la gestión del Registro Civil para conseguir un servicio público de calidad, gratuito y cercano a los ciudadanos. Tras constatar la oposición de parte del sector al proyecto, el Ministerio ha decidido que no va a llevar adelante una reforma que no cuente con el consenso del conjunto de los profesionales. La intención del Ministerio de Justicia es continuar con el proceso de reformas iniciado, que incide en la necesaria desjudicialización de los registros, sacando su gestión del ámbito judicial, pero a través del diálogo, el consenso y la participación de los profesionales, y abiertos siempre al planteamiento de cualquier tipo de alternativas.

A priori parece una buena noticia, pero no olvidemos que la Nota de Prensa no compromete gran cosa (jurídicamente no es más que un manifiesto de intenciones) y estamos en campaña electoral que, por tradición, es cuando más mentiras por hora nos cuentan los políticos. Bien podríamos estar ante una  simple maniobra de aplazamiento para que la privatización del Registro Civil no pase factura política.

Hay que tener claro que la intención del Ministerio de Justicia no es abandonar el proceso e insiste en la «necesaria desjudicialización de los registros, sacando su gestión del ámbito judicial, pero a través del diálogo, el consenso y la participación de los profesionales, y abiertos siempre al planteamiento de cualquier tipo de alternativas».

O sea, que la cosa continúa y no se sabe cómo acabará. El compromiso aparente del ministro viene respaldado por el hecho de que «parece ser» que se han presentado en el Senado las enmiendas que suprimen las competencias de los Registradores para la tramitación de los expedientes de nacionalidad a los sefardíes. Personalmente no sé yo si eso garantiza algo.

Ya se verá.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. esta mas que claro que no puede tener un partido mayoria absoluta ya que pasan cosas como estas que la gente no quiere y se las imponen !!!!!!!!!

  2. Al tener mayoría absoluta se cae fácilmente en el vicio de gobernar a golpe de Decreto Ley (pueden vds. comprobar que así ha sido). Y ciertamente, estos golpes de timón pre-electorales no auspician nada bueno…

    El tema Registro Civil «urgía» de tal modo a cierto sector político-registral que hace tiempo se privatizó parte de los procesos de nacionalización (ni opino sobre esa urgencia: las «cartas de nacionalidad» son «instantáneas» como el Nescafé o rápidas como con Ikea… perdón, Ibaka quise decir).

    El problema es que YA se legisló la privatización del registro civil (y así, ya está regulado casarse, separarse o divorciarse ante notario), lo cual ha supuesto la modificación de muchas leyes que… no se han «desmodificado».

    Si a ello unimos que se ha hecho un enorme gasto público de digitalización «para privatizarlo» (por cierto, gracias a ello mi suegra está casada con alguien que no conocemos… ni mi suegro tampoco: ¡maravillas de la tecnología) significa que tenemos ahí, aún pendiente, la Espada de Damocles…

    La única manera real de garantizar un Registro Civil Público y gratuito es firmar la Iniciativa Legislativa Popular que se está realizando y que obligaría a la siguiente legislatura a deshacer la maraña legislativa.

    Yo ya lo hice, y ya éramos más de 150.000 firmantes…

    • Hay «urgencias» que no se entienden. Los Decretos, con mayoría o sin mayoría, solo deberían utilizarse para cuestiones concretas y urgentes. Lo demás, por la vía de la modificación normal, y que no sea en el totum revolutum de la Ley de Presupuestos de cada año que no hay quien la entienda nunca (mande quien mande).

Deja un comentario


La Lectura de Ramón