Recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación

Ayer recibí, en calidad de REPRESENTANTE de una sociedad, una liquidación de recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación. En realidad la comunicación es improcedente porque yo no represento a la sociedad a la que ellos se refieren, cosa que me sucede habitualmente (rara es la semana que no reciba, al menos, un requerimiento improcedente). Pero lo que quería comentar no es la improcedencia de la comunicación, sino el abuso que supone para el contribuyente este tipo de actuaciones por parte de Hacienda.

5% de recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación

#Recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación

Recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación. Cuando el retraso ha sido de un solo día, eso es abusivo.

En este caso se refieren a la autoliquidación correspondiente al cuarto trimestre del pasado ejercicio 2015. El plazo de presentación finalizaba el 1 de febrero de 2016. La empresa lo presentó (supongo que por despiste o error, o problema informático) el día 2 de febrero de 2016.

En la propia liquidación indican textualmente: «Por lo tanto, ha presentado la misma con un retraso de 1 días». Lo de «días» lo dicen así, en plural, aunque estén hablando de un solo día.

No voy a indicar las cifras porque no es una sociedad mía y no quiero que pueda identificarse de ninguna manera, pero sí que puedo decir que el recargo aplicado por ese único día de retraso es el 5% del importe a ingresar, y eso supone, en este caso, una sanción (perdón, un recargo) superior a los 8.000 euros (ocho mil).

Señores, más de 8.000 euros por un simple día de retraso, realizando la autoliquidación e ingresando el importe sin haber recibido requerimiento alguno. Esto último no lo sé, pero es de suponer que a Hacienda no le habrá dado tiempo a requerir a la sociedad en solo 24 horas. Es decir, la empresa, voluntariamente y sin requerimiento previo, se da cuenta del error y presenta la autoliquidación y hace el ingreso pertinente con un día de retraso… y le aplican un recargo de más de 8.000 euros. ¿Podemos permitir este tipo de cosas?

No ha habido perjuicio (o ha sido mínimo) para la Administración, y por mucho que la ley contemple un recargo del 5%, que este se aplique con tal rigurosidad me parece un abuso (como tantos otros de Hacienda).

Otras cuestiones a tener en cuenta:

1.- La liquidación de recargo por presentación fuera de plazo de autoliquidación, tiene los mismos efectos si el retraso ha sido de un día que si es de tres meses.

2.- La aplicación del recargo hace que no sea exigible, ni el interés de demora, ni sanciones complementarias.

 

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

12 Comentarios.

  1. Juan Carlos

    Estoy de acuerdo con que también debería poder sancionarse a “Hacienda” cuando se equivoca -que no son pocas veces- e incluso adoptar el concepto de “temeridad” para alguna de sus actuaciones.

    Dicho lo cual…. ¡LAS REGLAS DEL JUEGO SON IGUALES PARA TODOS Y SINO FUERA ASI ATENTARIA A LA IGUALDA DE OPORTUNIDADES!.

    Así que, populismos los justos, porque puestos a ello con fruición, como ya han dicho otros intervinientes, el coste del recargo, sanción o penalización de 8.000 € (5% de la Base) que se cita para la empresa a la que se la imponen, a lo mejor resulta menos gravoso que el esfuerzo que hizo el día anterior el autónomo que pidió a “créditos rápidos, llama y te lo damos” un préstamo de 8.000 € (de principal) para pagar el impuesto en plazo.

    Lo de la proporcionalidad económica queda “mu bonico” y a mi me parecería bien si también se aplicará, por ejemplo, en las multas de trafico porque no es lo mismo multar a un obrero de la construcción, que a uno de los once obreros del balos de alineación primera del Real Madrid, del Barsa…. entre otros…

    Pero, son las reglas del juego… yo me apunto a cambiarlas… ¡a lo mejor nos arrepentimos…!!

    Salvo mejor opinión

    • Le veo a usted hoy muy alterado, la verdad. No sé si es porque le apetece llevarme la contraria en todo, o realmente piensa todo lo que dice. Como siempre, respeto sus opiniones y ahí quedan, pero desde luego hoy no comparto nada de lo que dice. Si le parece bien una sanción de más de 8.000 euros por el retraso de un día en una autoliquidación y eso entra dentro de la proporcionalidad a la que alude… pues adelante. No es al único que le parece bien, al fin y al cabo los de Hacienda están encantados con ese tipo de proporcionalidad.

      Saludos

  2. Les deberíamos imponer nosotros una sanción cada vez que se equivocan o retrasan…..Por supuesto que me parece una barbaridad tener el mismo recargo por un día de retraso que por tres meses….. Esos tres meses sí puede considerarse un perjuicio para la Administración pero… un día?? Es como la sanción de la mitad de la deuda después de pagar una complementaria, quien diga que la Agencia no tiene alcance confiscatorio es que nunca se ha enfrentado a ella

    • La imagen de Hacienda sigue siendo «buena» porque la gente en general piensa que funciona adecuadamente y es proporcional en sus actos, pero nada más lejos de la realidad. Solo los que estamos en continuo contacto con este tipo de cosas acabamos convenciéndonos de hasta qué punto es abusiva y prepotente su forma de actuar.

  3. Me parece perfecto (no se me malinterprete) que Hacienda cobre intereses de demora cuando los contribuyentes se retrasan.

    Naturalmente, los intereses siempre vienen referidos a un plazo de tiempo determinado con lo cual el interés devengado por un dia de retraso debería ser mínimo, pero suficiente razón como para no retrasarse demasiado.

    Creo que eso es lo razonable, proporcionado y justo.

    Lo otro es simplemente confiscatorio, por no decir mafioso.

  4. Está claro, a sensu contrario retrasarse un día cuesta lo mismo que tres meses, y sin sanción ni intereses. El que quiera entender….

  5. José Antonio Gracia Percebal.

    El caso de los autónomos es ya de terror. Unos porque no les pagan y así es imposible pagar, otros porque están trabajando como vestías ya que ese mes tienen trabajo, otros porque no saben rellenar los engendros de formularios de la AEAT, otros porque no pueden pagarse un gestor y mucho menos un asesor, otros porque no encuentra papeles. Y los más, porque son profesionales de su profesión y no saben con que enemigo se la juegan.

    Es triste, pero esta es la realidad de nuestra España del alma y de su AEAT.

    • Me parece muy bien utilizada la palabra “enemigo”, ha dado en el clavo, ese es el problema. Nuestra hacienda es enemigo de los emprendedores, especialmente de los autónomos. Lo ha explicado muy bien:burocracia ininteligible, complicaciones innecesarias, sobrecostes impensables y “sorpresas” fiscales a traición.

      Esa es una de las razones que nos hace diferentes en el paro estructural que padece España del resto de la OCDE hasta cuando la economía “va bien”. Todo tiene consecuencias en economía.

  6. Javier Perez Martin

    8.000 € es el 5%??
    Una empresa que tiene que presentar una autoliquidacion de 160.000 € debe tener a alguien diligente para no cometer estos fallos, sobre todo cuando enfrente está Hacienda con la voracidad que demuestra día a día.

  7. ellos se equivocan y no pasa nada de nada, luego se extrañan que se monten em presas para defraudar cuando las empresas públicas pagan a 60 90 y 120 días de retraso no pagan ni una miento el 0,0% de interes de demora, es simplemente vergonzoso, en este desguace de país no va a quedar mas que de los paises del este y moros y algún sudamericano que otro.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón