Quien está obligado a presentar el MODELO D-1A

El modelo D-1A de inversiones debe de presentarse en los casos de inversión extranjera. Hablando de nuestro servicio de venta de sociedades, cuando quien compra participaciones o acciones de una de nuestras sociedades es extranjero, deberá de presentar dicho modelo en el plazo de 30 días.

Hay Notarios que insisten en el hecho de que deben de ser ellos quienes protocolicen y presenten el documento, pero eso no es lo que dice la legislación al respecto. Deberán de presentarlo los Notarios cuando el propio inversor así se lo pida. En otro caso, será el inversor el obligado a declarar.

Tenga en cuenta que si usted es el obligado a presentar la declaración y no se la entrega al Notario para que la protocolice y sea él quien la presente, el Notario puede que informe de su operación:

                            Los fedatarios públicos españoles que intervengan o autoricen las operaciones de inversión a que
se refiere el presente artículo remitirán a la Dirección General de Comercio e Inversiones, mediante escrito, en los meses de enero y julio de cada año, una relación de aquellas operaciones intervenidas durante el semestre precedente respecto a las cuales no se haya
interesado del fedatario la presentación de la declaración referida
. Los datos a consignar en esta         relación serán el número de protocolo o Libro-Registro, fecha de realización de la inversión,
número de identificación fiscal (NIF) y razón social de la entidad objeto de inversión o liquidación,
así como los titulares de la operación realizada y su importe.


 
A continuación transcribo el artículo que habla sobre la obligación de presentar este modelo y de los plazos.

Artículo 17. Procedimiento de declaración de operaciones de inversión y cumplimentación del
impreso de declaración.

1. Las operaciones de inversión extranjera referidas en las letras a), b) y d) del artículo 15 de la
presente Orden se declararán al Registro de Inversiones, con independencia de que la operación
de inversión de que se trate esté sometida o no a la obligación de declaración previa a que se
refiere el artículo 13 de la presente Orden.

La declaración se dirigirá al Registro de Inversiones del Ministerio de Economía en el plazo
máximo de un mes contado a partir de la fecha de realización de la inversión.

Si la operación ha sido intervenida por fedatario público español se tomará como fecha de
realización de la inversión la de formalización ante éste.

En los casos de operaciones en valores no negociados en mercados secundarios, depositados o
registrados en una entidad depositaria o administradora, se contará como fecha de realización la
fecha del depósito o registro, salvo que en la operación hubiera intervenido una sociedad o
Agencia de Valores o una entidad de crédito en cuyo caso la fecha coincidirá con la fecha en que
se haya producido tal intervención.

La misma fecha se tomará en consideración en los supuestos de canje de valores recogidos en el
artículo 30 de la presente Orden.

Si se tratara de la adquisición de acciones nominativas se tomará como fecha la de la inscripción
de los accionistas en el Libro-Registro.

En los casos de cambio de residencia o traslado de domicilio se tomará como fecha de
formalización la del cambio de residencia del titular, rigiéndose el plazo por lo establecido en el
artículo 4 de la presente Orden.

En otros supuestos distintos a los recogidos en los párrafos anteriores se tomará como fecha de
realización de la inversión la fecha que figure en el documento acreditativo del negocio jurídico
realizado.

2. Para la declaración de las operaciones de inversión en sociedades no cotizadas, sucursales y
otras formas de inversión se utilizará el modelo impreso de declaración D-1A. Este constará de
tres ejemplares:

Ejemplar 1: Para la Dirección General de Comercio e Inversiones.
Ejemplar 2: Para el obligado a declarar/fedatario público.
Ejemplar 3: Para el titular de la inversión.

3. Si de acuerdo con lo establecido en el artículo 4.2.b) 1.0 del Real Decreto 664/1999, la
obligación de declarar corresponde al titular no residente
, éste cumplimentará el modelo impreso
D-1A y lo suscribirá, adjuntando los documentos a que se refiere el artículo 16 de la presente
Orden que sean necesarios en cada caso.

En el momento de presentación de la declaración, el titular obtendrá los ejemplares 2 y 3
debidamente sellados que servirán de prueba de que la inversión ha sido declarada.

4. Si la operación de inversión es intervenida o autorizada por fedatario público español, bien sea
porque así lo exige la regulación del régimen jurídico de la operación de que se trate, o bien
porque, aun no requiriéndose esta intervención, así lo acuerden las partes, se procederá en la
forma siguiente. El obligado a declarar la operación de inversión será el titular no residente, pero
éste podrá presentar por sí mismo la declaración debidamente cumplimentada y suscrita o bien
podrá, a su elección, cumplimentar y suscribir el modelo impreso de la declaración al objeto de
interesar del fedatario que presente la declaración. En este último caso, tras haber intervenido o
autorizado el documento, el fedatario deberá exigir la presentación de los documentos
acreditativos de las circunstancias a que se refiere el artículo anterior, a los efectos de la exactitud
de la declaración.

En este caso, el fedatario incorporará el ejemplar 2 del modelo impreso de declaración D-1A a su
protocolo o Libro-Registro. En el momento de presentación de la declaración, el fedatario
obtendrá el ejemplar 3 debidamente sellado, y lo remitirá al inversor en el plazo máximo de cinco
días.

Los fedatarios públicos españoles que intervengan o autoricen las operaciones de inversión a que
se refiere el presente artículo remitirán a la Dirección General de Comercio e Inversiones,
mediante escrito, en los meses de enero y julio de cada año, una relación de aquellas
operaciones intervenidas durante el semestre precedente respecto a las cuales no se haya
interesado del fedatario la presentación de la declaración referida.
Los datos a consignar en esta
relación serán el número de protocolo o Libro-Registro, fecha de realización de la inversión,
número de identificación fiscal (NIF) y razón social de la entidad objeto de inversión o liquidación,
así como los titulares de la operación realizada y su importe.

5. Si, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4.2.b) 2.0 2.6 del Real Decreto 664/1999, el
obligado a declarar fuera la entidad depositaria o administradora de valores no negociados o la
sociedad o Agencia de Valores o entidad de crédito que hubiera intervenido la operación o la
sociedad española receptora de la inversión, en el caso de acciones nominativas, la declaración
será cumplimentada y suscrita por el obligado a declarar, aun cuando la operación hubiera sido
intervenida por fedatario público.

En el momento de presentación de la declaración, el obligado a declarar obtendrá los ejemplares
2 y 3 debidamente sellados y remitirá, en el plazo de cinco días, al titular de la inversión
extranjera el ejemplar 3, que servirá a simple efecto informativo.

6. La adquisición de derechos de suscripción. obligaciones convertibles en acciones y otros
análogos que por su naturaleza den derecho a participación en el capital de sociedades
españolas deberá declararse en el modelo impreso D-1A en el plazo de un mes a partir del
momento en que se produzca tal adquisición.

Deberá declararse igualmente como inversión, en el modelo D-1A, la adquisición efectiva de las
acciones o participaciones sociales derivadas del ejercicio de los derechos comprendidos en
dichos instrumentos, a partir del momento en que se produzca, y en el plazo de un mes
establecido en el apartado 1, segundo párrafo, del presente artículo. Esta declaración dará lugar a
una liquidación, en el modelo D-1 B, de la inversión en los derechos comprendidos en dichos
instrumentos que deberá realizarse simultáneamente.

Las inversiones extranjeras consistentes en negocios jurídicos distintos de los especificados en
los párrafos anteriores por los que se adquieran derechos políticos en sociedades españolas
deberán igualmente declararse mediante el modelo impreso D-1 A en el plazo establecido en el
apartado 1, segundo párrafo, del presente artículo.

7. Se cumplimentará un solo modelo impreso D-1A para cada operación de inversión referida a un
mismo titular, sociedad española o sucursal objeto de inversión y tipo de operación. Cada
inversión sucesiva que realice un mismo titular en una misma sociedad española, sucursal o
entidad en España dará lugar a una nueva declaración mediante el modelo impreso D-1 A,
teniendo en cuenta que el pago de cantidades aplazadas o dividendos pasivos no constituye una
nueva operación de inversión sometida a declaración. En particular dará lugar a nueva
declaración al Registro de Inversiones, las inversiones efectuadas sin aportación, con aportación
no dineraria o con pago en el exterior.

Licencia Creative Commons
Quien está obligado a presentar el MODELO D-1A por Ramón Cerdá, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Licencia.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón