Quién es el sujeto pasivo del AJD en los préstamos

¿Quién es el sujeto pasivo del AJD en los préstamos? Esta es una pregunta que algunos nos hemos estado haciendo desde que apareció la sentencia en 2015 contra los bancos obligándolos a devolver algunos gastos cobrados a los prestatarios en las hipotecas. De dicha sentencia hablé el mes pasado en este blog.

¿Qué es el AJD?

Se trata del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados y grava distintos tipos de documentos, sean estos notariales, administrativos o mercantiles. Se incluye como documento sujeto la hipoteca bancaria, pero…

¿Quien es el sujeto pasivo del AJD en los préstamos? ¿El banco o el prestatario?

#Quién es el sujeto pasivo del AJD en los préstamos

Quién es el sujeto pasivo del AJD en los préstamos. Los tribunales deberían limitarse a interpretar las leyes y no a reescribirlas.

Aunque siempre pueden haber dudas en la interpretación de cualquier impuesto, creo que desde el principio ha estado bastante claro que en el caso de las hipotecas, el sujeto pasivo es el prestatario. ¿Qué significa eso? Pues muy sencillo, que quien tiene la responsabilidad de pagar el AJD es el prestatario, o sea, la persona beneficiaria del préstamo y no la entidad que lo ha concedido.

La normativa fiscal es muy clara al respecto y el Real Decreto 828/1995, de 29 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados no admite interpretación alguna.

Podemos acceder al texto íntegro del Real Decreto AQUÍ.

Concretamente lo dice en el artículo 68 cuya redacción es la siguiente:

Artículo 68. Contribuyente.

Será sujeto pasivo el adquirente del bien o derecho y, en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan. Cuando se trate de escrituras de constitución de préstamo con garantía se considerará adquirente al prestatario.

La sentencia de la que hablaba el mes pasado daba pie a reclamar al banco la devolución, entre otras cosas, de los impuestos, es decir, del AJD, al declararse abusiva una cláusula que obligaba al prestatario a hacerse cargo de todos los gastos del banco.

Se puede acceder al texto íntegro de esa sentencia pinchando AQUÍ.

No voy a decir que la susodicha cláusula, tan habitual en los préstamos, no sea abusiva. Puede que lo sea porque la redacta el banco desde su posición de fuerza y no es negociada con el prestatario, pero si realmente es abusiva y se puede declarar nula, eso no significa a priori que el prestatario tenga derecho a la devolución íntegra de los gastos incluidos en la cláusula porque algunos de ellos, con cláusula o sin ella, corren de su cuenta, como ocurre con el caso del AJD que es Hacienda y no el banco quien determina quién lo debe de pagar.

REFLEXIÓN: ¿Por qué entonces se condena a los bancos a devolver algo que realmente es un coste del prestatario? Algo no funciona correctamente en los tribunales cuando en lugar de interpretar las leyes (que para eso están), las reescriben.

Recordemos que la legislación relacionada con los derechos de los consumidores siempre debe respetar las competencias de la legislación fiscal que, para bien o para mal, serán cosa de Hacienda, y en Hacienda no habemos consumidores, sino contribuyentes y obligados tributarios, que lo mismo, lo mismo, no es.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

9 Comentarios.

  1. He léido un poco más sobre el tema, y al parecer la sentencia aludida es de la sala social del TS. Cosa curiosa. No sienta jurisprudencia al no ser de pleno o no haber más del TS en ese sentido. Al parecer hay otras sentencias que aunque condenan a los bancos a pagar notario y registrador, gestor, tasación, etc, no lo hacen con el IAJD para que lo paguen ellos, sino el prestatario. Y la propia ADICAE tampoco lo tiene claro y prepara una macro reclamación administrativa y posterior contencioso, ya que hay contradicciones entre la Ley y el reglamento que desarrolla el IAJD para que sea la propia administración la que se defina primero y eventualmente los tribunales con carácter general, y al menor coste posible para los afectados.

  2. Exacto, Ramón , exacto. Basta ya de demagogias. Basta ya de apelaciones decimonónicas al “yugo de usureros despiadados” como se decía en el preámbulo de nuestra primera Ley Hipotecaria.
    Y voy a dar un paso más: habida cuenta del control que los poderew del Estado (legislativo, ejecutivo y judicial ) ejercen sobre la banca , empiezo a erstar harto de la ignortacia deliberada, ingenuidad sospechosa y desinformación artificial de quienes sencillamentre no están dispuestros a cumplir lo que aasumieron.
    El 1255 del Código Civil muri´p victima de la demagogia . Los mayores de 70 años y los carentes de estudios financieron deberían ser tenido por incapaces, sujetos a la tutela de licenciado en económicas.
    CUando un banco presta dinero se convierte n la parte mas débil de la relación jrídica en la que él ha efectuado su prestación y se queda albur de la demagia para recibur la de la otra parte.
    Como siempre estamos ante la “ley del péndulo”

  3. Buenas tardes ramón, así a bote pronto , lo veo bastante claro.

    Es decir, veo claro el motivo por el cuál la justicia está sentenciando de esa forma.

    El propio art. 68 lo deja claro..”en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan…”

    Queda claro que el prestatario NO insta NI solicita ese documento notarial y por lo tanto se abra la puerta a sentencias de ese tipo.

    Lógicamente , y desde mi humilde punto de vista, quién exige ese gasto….QUE LO PAGUE.

    Saludos

    Adelino

  4. No es que haya sido un juez, sino una sala entera del Tribunal Supremo el que ha interpretado que el AJD lo debe pagar el banco en el caso juzgado. Puede que no sea generalizable, sino sólo cuando el banco abusa de su posición e impone al consumidor clausulas abusivas.

    Y no olvidemos que la Directiva de protección a los consumidores también es una Ley española. En ese caso, y sólo en ese caso porque haya abuso manifiesto, el tribunal impone una penalización que invierte los gastos. Habría que leer la sentencia con detalle.

    • Que se quiera indemnizar al cliente en este caso no me parece ni bien ni mal, pero tiene que ser como indemnización por lo abusivo de la cláusula, pero no se puede directamente decir que el AJD lo tenga que pagar el banco cuando no es así. Puede que leyendo la sentencia completa nos aclarara algo más, pero estoy seguro de que seguiré estando en total desacuerdo con el planteamiento.

      • Si las premisas son las que dice coincido totalmente con que la Ley debe respetarse y no reinterpretarla, ni siquiera por el Supremo, sobre todo cuando parece tan clara.

        Desde que el TS se ha dado cuenta que tiene un tribunal superior de casación de sus sentencias, el TSJE en la aplicación de la normativa europea, que es Ley española, parece ir dando bandazos un poco populistas o quizás es que somos nosotros, que sin leernos las sentencias arreciamos con las críticas. También el Poder Judicial necesita de críticas, aunque sea independiente, o quizás precisamente por eso.

  5. Por otro lado no es lo mismo el sujeto pasivo que el contribuyente y entramos en un área técnica que dejaré para los expertos, pues yo no lo soy.

    Puede ser (o no, reitero que no soy experto) que ese IAJD deba pagarlo quién compra el piso si nos atenemos al espíritu de la ley, más que a la letra. La cuestión es que, últimamente, los bancos están en el centro de todas las polémicas y, aunque tal vez sea injusto en el corto plazo, parece que los jueces están tendiendo a ponerse de parte del débil (el ciudadano) en detrimento del poderoso.

    Pueden ser los swap, las preferentes, las claúsulas suelo, los gastos de constitución y formalización y lo serán las multidivisa que ya son el siguiente frente de batalla. Los despachos de abogados se están relamiendo ya.

    Y, digo yo, ¿no tendrá también parte de culpa de esta situación la tradicional prepotencia y desprecio de los bancos hacia la ciudadanía en general? ¿No se habrán aprovechado de personas de buena fe que no cuestionaron lo que el banco les decía?

    También nos toca a todos pagar el rescate de Bankia sin haber tenido culpa de nada y sin que sentencia judicial por medio nos compela a hacerlo, mientras muchos empleados bancarios se han ido a la calle donde han coincidido, lamentable paradoja, con muchos desahuciados.

    Volvemos al paradigma del capitalismo de amiguetes: se privatizan beneficios y se socializan las pérdidas.

    Si un juez ha venido a corregir ésto, yo se lo agradezco y le felicito por haberlo hecho.

    • Coincido completamente, menos en lo del rescate de Bankia. Eso fue un acto político del Gobierno de Rajoy – Guindos, como el resto de los rescates a Caixa Cataluña, etc.

      Se argumentó que era para no crear un riesgo sistémico. Pero lo cierto es que las cajas separadamente no lo tenían, y sólo después de que el Banco de España de Mafo, con el acuerdo del PP, se pusiera a fusionarlas, precisamente para agrandar el problema y requerir el rescate, surgió artificialmente este riesgo. Fue una gigantesca transferencia del problema de los acreedores de las cajas (entre los cuales estaban las cajas alemanas) a los contribuyentes españoles. Hay que reconocer, para mí lo único bueno que hizo, que Zapatero se negó a hacerlo, y tuvo que venir Rajoy – Guindos a rematarlo. Para que luego no se lo agradecieran a Guindos, nombrándole presidente del Eurogrupo. Roma no paga traidores.

    • Los jueces no pueden reescribir las leyes. Por mucho que no simpaticemos con los bancos, la ley hay que aplicarla de manera correcta. Otra cosa es que se decida cambiar una ley para que a partir de ahora eso lo tengan que pagar los bancos; nada que decir al respecto, pero pasarse las leyes por el forro de los pantalones es algo que debería ponernos nerviosos a todos porque lo pueden seguir haciendo en cualquier situación.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón