Prohibido fotografiar a los empleados públicos

Ya me habían dicho que esta prohibición figuraba en otras agencias tributarias, pero no fue hasta ayer, cuando la vi personalmente en la de Xátiva: Prohibido fotografiar a los empleados públicos… Eso es más o menos lo que dice el cartel, bien visible desde varios puntos:

Prohibido fotografiar a los empleados públicos

Se informa que la toma de fotografías y la grabación de imágenes de los empleados públicos en sus puestos de trabajo, sin su consentimiento, supone una vulneración de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Los infractores pueden ser sancionados conforme a lo previsto en el Título VII de la citada Ley Orgánica.

#Prohibido fotografiar a los empleados públicos

Prohibido fotografiar a los empleados públicos. ¿Aunque no haya difusión pública de las imágenes?

Como puede verse, no es que se trate de una nueva normativa, sino que aluden a la ley de 1999. La pregunta es, ¿por qué ahora? ¿Quizás por el miedo a las redes sociales y la tendencia de algunos usuarios de colgar fotos en actitud «funcionarial»? Me viene a la cabeza una que circula por ahí en la que un funcionario está jugando a un famoso juego de Windows en el ordenador. El Buscaminas, creo recordar.

Es evidente que no resulta de recibo entrar en Hacienda (o en cualquier otra Administración) y ponerse a hacer fotos a los funcionarios como si fueran los monos de un zoológico, pero ¿y si de lo que se trata es de poder demostrar algo?: una mala actitud, una mala atención… ¿Nos aceptaría un juez una grabación en la que fueran ellos los que de alguna manera están vulnerando nuestros derechos? Porque el cartel no habla de que lo prohibido sea la difusión, sino la simple toma de fotografías o de video. Sería interesante tener claro dónde están los límites y si esa toma de imágenes de la que hablan podría estar, o no, justificada en algún caso concreto. Curiosamente no mencionan la grabación de voz. ¿Alguien sabe más sobre este tema?

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

11 Comentarios.

  1. 9:45 Camino de la delegación de la AEAT, delante de mí un conocidísimo inspector de dicha delegación, por su edad ya debería poder jubilarse. No es la primera vez que coincidimos, ni será la última.
    Camina parsimonioso, deleitándose el el paisaje. Intento apurar el paso, quiero llevar a tiempo a la cita que tengo.
    Coincidimos en la entrada, yo voy hacia la entrada del público y el hacia la entrada de  los funcionarios. Saca su billetera y extrae la tarjeta de fichar, pasándola por la máquina con un aire chulesco, para que todos veamos la buena faena que ha hecho.
    !Vaya morro! Le digo al de seguridad.
    Así todos los días, me contesta susurrando, y otros aquí desde la 7:30, y cobrando 4 perras.
    ¿Sr. Montoro, que sucede con los horarios de los inspectores?
    ¿ Quien les autoriza a fichar a esas horas?

    10:00 Mientras escribo estas lineas estoy esperando mi turno, las citas «menudo invento» van con retraso.
    ¿Le puedo sacar una foto cuando ficha?

    • Aún son peor los que entran a hora, fichan y, antes de sentarse en su puesto de trabajo, vuelven a salir. Esa estrategia la he presenciado yo varias veces a las 9 de la mañana. No diré nombres. Es más, puede que esté justificado y no quiero decir nada inapropiado. ¿Quién sabe? Igual va a atender a algún contribuyente o a hacer algún trámite fuera de la agencia.

  2. MERCEDES MILA PUEDE GRABAR CON CAMARA OCULTA ???

  3. PERO SE PUEDE GRABAR EN VIDEO.

  4. Yo creo que lo hacen para asustar al personal (casi siempre que veas a una administración citar la Ley pero no el artículo concreto es así). De hecho si piensas en la presunción de veracidad de algunos funcionarios el que esto estuviese prohibido haría imposible contrarrestarla. Aquí hay que distinguir si tomas una fotografía para ejercer un derecho tuyo o no. En mi opinión no es lícito por ejemplo para colgarla en FB pero si para interponer una denuncia o usarla en un procedimiento y así lo prevé el apartado 2 de la LOPD «2. No será preciso el consentimiento cuando los datos de carácter personal se recojan para el ejercicio de las funciones propias de las Administraciones públicas en el ámbito de sus competencias; cuando se refieran a las partes de un contrato o precontrato de una relación negocial, laboral o administrativa y sean necesarios para su mantenimiento o cumplimiento; cuando el tratamiento de los datos tenga por finalidad proteger un interés vital del interesado en los términos del artículo 7, apartado 6, de la presente Ley, o cuando los datos figuren en fuentes accesibles al público y su tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo perseguido por el responsable del fichero o por el del tercero a quien se comuniquen los datos, siempre que no se vulneren los derechos y libertades fundamentales del interesado.»

  5. En esta noticia se indican las bases de la interpretación que buscas: http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/funcionarios-podran-grabados-puesto-trabajo_0_2678732129.html . Sin embargo, dada la presunción de veracidad y autoridad de los funcionarios públicos, entiendo que podrían encontrarse argumentos jurídicos suficientes para defender una grabación por parte de un particular con fines exclusivamente de defensa judicial. Desconozco si, de momento, alguien ha explorado esa vía y ha sobrevivido a la presión del sistema o, sencillamente, nadie se ha atrevido…

    Muchas gracias por tu blog.

  6. Según tengo entendido,si grabamos una conversacion de la que somos participes y en la que intervenimos es licita,distinto sería el grabar una conversacion entre otros intervinientes;ya que aunque creo que no es sancionable no nos serviria si quisieramos demostrar «algo» ante un juez

Deja un comentario


La Lectura de Ramón