Procedimiento de notificaciones, así de mal funciona

El procedimiento de notificaciones es similar en muchas administraciones, y como tantas otras cosas, funciona fatal, lo cual provoca inseguridad jurídica en el notificado que no tiene manera de justificar que las cosas se han hecho mal.

Procedimiento de notificaciones – caso concreto del Ayuntamiento de Almería

#procedimiento de notificaciones

Procedimiento de notificaciones deficiente

El otro día recibí una notificación (indebida) en mi buzón. La dejaron tal cual, sin que nadie les firmara la recepción. Además (curioso), grapada en la notificación estaban las normas de reparto que resumo a continuación:

2 intentos de entrega

Se dejará AVISO DE PASO en la segunda visita

NO DEJAR EN BUZÓN LA NOTIFICACIÓN

Tiempo de espera en mostrador (se supone que refiriéndose a después de dejar el aviso en el segundo intento de notificación): 7 días hábiles

Rellenar todos los campos que se piden en caso de entrega (evidentemente, al dejarla tal cual en el buzón, instrucciones incluidas, nada se rellenó)

DEVOLVER DIRECTAMENTE A LA DELEGACIÓN DE ALMERIA.

Aquí estoy yo con la notificación (y las instrucciones) en la mano. Una notificación que corresponde a una sanción de Tráfico y que va dirigida a una sociedad en la que yo nada tengo que ver. Una sociedad que no está domiciliada aquí. ¿Qué se supone que ocurrirá? Lo normal es que acaben dándola por notificada a pesar de que han incumplido sistemáticamente con el procedimiento, y se publique en algún boletín, impidiendo al representante de la empresa «notificada» presentar cualquier tipo de alegación. La multa se convertirá en firme y lo siguiente será embargar a través de Hacienda que es lo que está de moda, o cualquier otra barbaridad parecida.

Porque claro, les bastará con decir que pasaron dos veces por el domicilio (¿quién se lo va a discutir?), y que dejaron el papelito la segunda vez, esperando los siete días a que el notificado se pasara a recogerla.

Hacienda también lo hace muy mal. Así va todo.

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

11 Comentarios.

  1. Me acaba de ocurrir: notificación del 30 de mayo con aviso de 2 intentos previos sin éxito por lo que publicaron en el BOE del 4/4 que me citaban para “notificación por comparecencia”. De las supuestas dos visitas (4, 2 eran para mi pareja y 2 para mí), no dejaron NINGUNA constancia y cuando nos vinimos a enterar, el 3/6 que llegó la cartita, ya había vencido el plazo para alegaciones de la comprobación del valor de la compra de nuestra vivienda, en las que teníamos todas las de ganar. Conclusión: nos están clavando unos 4mil euros más de lo que vale según catastro y según el mercado nuestra casita, y ahora toca pagar y luego ya veremos.
    No podemos hacer NADA porque aunque pagáramos un abogado, Hacienda (que no somos todos, solo los pringados honestos) nunca pierde, y para eso tiene a su fiel aliado el BOE. Deberíamos denunciarlos a la Defensora del Pueblo o juntar firmas… aunque sea solo para incordiar.

  2. Y yo pregunto: Ante una actuación así ¿No se puede pedir la anulación del correspondiente acto administrativo, por defecto de forma en el proceso de notificación impícito en el mismo? ¿O pedir responsabilidades por esa irregularidad tan garrafal?

    • Supongo que algo se podría hacer. Personalmente yo esperaría a que la cosa siguiera adelante, pediría justificación de que se ha seguido el procedimiento, y cuando se inventaran algo (que seguro que se lo inventan) presentaría la prueba de que lo han hecho mal. En este caso como ni siquiera se dirigen a mí, no voy a hacer nada, salvo denunciar el mal funcionamiento de manera pública.

      • Hum, no sé…yo tengo un supuesto donde a mi cliente, que vive en calle X número 2 piso 01 le han “notificado” en calle X 201 (que, por supuesto, no existe-la calle tiene una manzana) y de ahí al BOP, y se enteró cuando le devolvieron un teléfono por falta de fondos en la cuenta…y ni en reposición ni el TEAR nos han dado la razón…a ver que dice la Sala de lo Contencioso (si, la misma autoridad que declaró que las investigaciones tributarias no prescriben)

  3. yo disiento de que las notificaciones se hagan mal. Se hacen así en beneficio de Hacienda. Y estoy seguro de que no es casual. No puede serlo. Las casualidades lo son hasta que se repiten lo suficiente para convertirse en estadística.

    • Es como lo de las mentiras, de tanto repetirlas se convierten en verdades. Creo que tienes razón, rectifico, sé que la tienes 😉

    • hiro, no puedo estar más de acuerdo. La última frase es absolutamente irrefutable. La vengo expresando textualmente durante años.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón