Privatización de los radares móviles… ¿en España?

¿Podemos plantearnos  la privatización de los radares móviles? ¿Que una empresa privada sea la encargada de contratar al personal que conduzca coches camuflados para multarnos y gestionar las sanciones? ¿Es eso admisible? Personalmente me parece una medida intolerable… que todavía no es de aplicación en España pero que parece ser que ya existe en Francia a título experimental. Y ya sabemos lo que pasa con estas cosas cuando el país vecino toma alguna decisión de este tipo. Está claro que Francia es un país pionero en todo lo relacionado con los radares, aunque en México ya se privatizó en 2015, y que no todo se copia de inmediato, pero…

¿Veremos en España la privatización de los radares móviles?

#Privatización de los radares móvilesLa privatización de los radares móviles en Francia comienza este mes de febrero en Normandía y la intención es lanzarlo a nivel nacional y de manera definitiva en septiembre de este mismo año. Lo llaman externalización del servicio de radares, supongo que por no llamarlo privatización que es lo que realmente es. En la actualidad Francia dispone de cuatrocientos radares móviles con una media de funcionamiento diaria de una hora. Por lo visto les faltan medios humanos para conducirlos por más tiempo.

Objetivo de nuestros vecinos: Duplicar los radares móviles y que estén en funcionamiento ocho horas diarias. Es decir, que de 400 horas al día de vigilancia, pasarán a 6.400 horas al día (2.336.000 horas al año).

Aseguran que será el Estado quien mantendrá el control y vigilancia del servicio y que los operarios no serán remunerados en función del número de multas que se impongan. Lo consideran una medida para generar empleo.

Características de la privatización de los radares móviles:

1.- Mayor camuflaje, el conductor viajará solo y evidentemente no llevará ningún uniforme.

2.- La idea es que sean radares móviles y que no se utilicen ocultos ni aparcados. Solo en movimiento.

3.- Llevarán incorporado un sistema de reconocimiento de señales para que el cinemómetro se adapte en cada momento a la velocidad de la vía.

4.- El conductor deberá seguir la ruta establecida previamente.

5.- El conductor (dicen) no cobrará ningún plus por un determinado número de multas.

6.- Para que un vehículo sea multado al adelantar al radar deberá existir un diferencia de velocidades de, al menos, veinte kilómetros hora. Eso por lo menos permitirá adelantarlos con cierta holgura si son detectados (porque por mucho que digan que son indetectables…).

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

5 Comentarios.

  1. Me conformo con que no nos privaticen el respirar. ¿Dónde vamos allegar?

  2. Pepe Barrientos

    No tendran pluses, al principio claro. Lo gestionara el gobierno, al principio claro, despues lo privatizan al 100%. En UK he visto los radares moviles y van con una antena enorme en el techo del coche facilmente reconocibles desde 200 metros pero en expaña parece que no les gustan que los detecten y que nos avisemos entre nosotros.

  3. como siempre las comisiones andan detras de esto y nos la vuelven a jugar estos impresentables que nos gobiernan en plena crisis y siguen robando y si los pillan no devuelven nada y aqui el pueblo viendo salvames y mujeres y hombres asi nos va !!!!!!!!!

  4. ¡No dé usted ideas por favor!

    Yo también lei la noticia y como aquí copiamos lo que hagan los franceses (lástima de guillotinas) y no miramos más lejos pues seguro que nuestras autoridades, que velan por nuestra seguridad, estarán valorando importar la idea.

    Pero no es por recaudación ¡eh! Es por nuestra seguridad.

    Y además un servicio privatizado ¡fantástico! Doble negocio. Aunque en este caso creo poder adelantar que poca solidaridad suscitarán esos trabajadores por muy precarias que sean sus condiciones laborales.

    Luego nos extrañamos de que Marine Le Pen esté a las puertas de convertirse en Presidenta de la República francesa. Igual la gente vota determinadas opciones no porque comulguen con sus postulados sino por puro cabreo.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón