PRESCRIPCION DEL IVA, ¿cuándo empieza a contar?

#prescripcion del iva

La nueva interpretación peregrina sobre la PRESCRIPCION DEL IVA

PRESCRIPCION DEL IVA

Cambios de criterio

Hay cosas que siempre han parecido bastante claras pero que no están libres de interpretación, y eso es lo que ha ocurrido con los plazos de PRESCRIPCION DEL IVA.

Todos pensábamos que el plazo de PRESCRIPCION DEL IVA comenzaba coincidiendo con la obligación de pagarlo. Es decir, que si un IVA de una factura contabilizada en marzo de 2013 no se liquidaba correctamente el 20 de abril que es cuando se presenta la liquidación del primer trimestre, era ahí cuando empezaba el cómputo de los cuatro años de PRESCRIPCION DEL IVA.

Pero va a ser que no, por una peregrina interpretación, bajo mi punto de vista, muy, muy discutible. Ahora nos salen con la tontería de que el plazo de PRESCRIPCION DEL IVA empezará a contar en la presentación del resumen anual, o sea que, para algunas facturas, nos amplían el plazo casi un año.

¿Quién lo dice?

Pues nada menos que el Tribunal Supremo con esta lindeza:

“aunque la declaración-resumen anual no tiene en sí misma un contenido liquidatorio, implica y comporta una ratificación de las distintas liquidaciones efectuadas durante el año. Este elemento de la declaración -resumen anual, de ratificación de las liquidaciones efectuadas durante el año- permite imputar a tales declaraciones un contenido interruptivo de la prescripción, por efecto de su contenido liquidatorio y al que el artículo 66.1 de la Ley General Tributaria confiere carácter interruptivo”.

Mi opinión:

El resumen anual es eso: UN RESUMEN, no un acta ratificatoria de nada como ahora parece ser que se han sacado de la manga. Lo único que se dice en este impreso es lo que se ha computado en cada trimestre, pero no es una liquidación ni puede usarse como tal. De hecho si el contribuyente encuentra un error en sus liquidaciones, no puede regularizarlo directamente en el resumen anual, sino que tendrá que presentar una declaración complementaria. Esa declaración complementaria sí que es correcto que interrumpa la prescripción, pero no el resumen anual.

Pero bueno, aún podemos dar gracias de que no apliquen lo de los 10 años.

Ramón Cerdá

Licencia Creative Commons
PRESCRIPCION DEL IVA, ¿cuándo empieza a contar? por Ramón Cerdá, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Licencia.

Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. José María López Rubio

    Lo que nadie quiere.

    Efectivamente nadie quiere pagar impuestos, yo me incluyo. Y como nadie quiere ni los políticos lo desean no se pone remedio. El asunto tiene una solución simple. Que cada uno pague según sus ingresos. Qué bien suena, ¿verdad?

    Vamos a ver, todo el dinero que uno gana, sea el más pobre o el más rico se debe a que este individuo vive en una sociedad y gracias a ello gana ese dinero; Si esta persona estuviera en una isla, él sólo, me parecería bien que no pagara impuestos.

    Lo que propongo es:
    Eliminar todo el dinero negro; y para ello retiro las monedas y los billetes de la circulación. Automáticamente se abrirá en el Banco del Estado una cartilla a nombre del documento de identidad de cada persona. Y automáticamente se transferirá a esa cartilla, o cuenta corriente si se le quiere llamar, todo el dinero que esa persona tenga en otras entidades bancarias. Con esto conseguimos que todo el dinero, legal por llamarlo de alguna manera, siga en la cuenta del individuo sin recargo alguno.

    A partir de esta fecha habrá un mes para que todo el dinero físico que circule por ahí pueda cada uno ingresarlo en su nueva cuenta del Banco del Estado. El ingreso en su cuenta supondrá un cargo para Hacienda en un porcentaje que depende de la cantidad ingresada. A partir de ese mes, todo el dinero que reste en monedas o en papel ya se puede quemar porque no tiene valor alguno.

    Esta cartilla individual del Estado es la única que admite ingresos, de aquí se puede derivar a otras entidades bancarias, siempre por transferencia. Esta cartilla del estado no tiene tarjeta, solamente se puede sacar dinero de ella por transferencia bancaria. Esto no tiene recargo. Esta otras entidades bancarias son las que darán las tarjetas para pagar con ellas. Llamo a esta cartilla del Estado porque si alguna comunidad pasa a ser Estado la cartilla irá a ese estado si el individuo así lo desea.

    ¿Qué conseguimos?
    Todos los ingresos del individuo tienen en el momento del ingreso su pago a Hacienda en un porcentaje dependiente de la cantidad. Se acabaron las declaraciones a Hacienda; ya no tenemos que pensar en cómo defraudarla.
    Aquí vendrá el interesado hablando de la privacidad; señores nadie se mete en lo que gastas el dinero, me meto en lo que ingresas porque quiero que pagues lo debido. A mi me está mandando Hacienda la declaración y no veo ninguna vulnerabilidad.

    Dispongo de las tarjetas que yo tanga en otras entidades para hacer mis pagos. Siempre, hasta un botón que compre, lo tendré que hacer con tarjeta. Cuando pague con tarjeta esa cantidad irá a la cartilla de ingresos del comerciante. Ninguna otra entidad admitirá ese ingreso.
    Los porcentajes a deducir depende de la cantidad ingresada, puede ser por ejemplo:
    Ingresos hasta 500 euros un 2%; de 500 a 1000 un 5%; ….. Bueno ya habrá alguna máquina que lo calcule mejor que yo. A 10 millones de ingreso un 80% de recargo sería lo justo.
    ¿Qué beneficios?
    1.- Todos los transportes públicos urbanos, gratis
    2.- Toda la enseñanza gratuita
    3.- Toda la medicina gratuita, no tiene sentido la medicina privada.
    4.- Los dientes son una parte del cuerpo, entrarán en la medicina general
    5.- Cada municipio tendrá se preocupara de que nadie duerma en la calle y que todos . tengan una comida al día.

    Si conseguimos que todos paguemos conforme a nuestros ingresos habremos ganado la batalla. Tenemos que luchar por ello.

    José María López Rubio
    72562016
    Arrasate
    milarulo@yahoo.es

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón