Plus de productividad de la Guardia Civil

#plus de productividad

La lacra del Plus de productividad de la Guardia Civil que hemos de pagar los conductores.

Plus de productividad de la Guardia Civil

Multas de risa

Lo que muchos Guardias Civiles hacen para que no les quiten el plus de productividad que ronda los 240 euros al mes, es poner multas a diestro y siniestro. Motivos hay mil y para ellos es muy fácil hacerlo. No hablamos de excesos de velocidad contrastados con un equipo de radar, sino que basta con que te paren y te rellenen un boletín con cualquier tontería que luego es prácticamente imposible de recurrir con éxito porque no se necesitan grabaciones de ningún tipo; vale con la palabra del agente de tráfico.

Los últimos ejemplos que han sido denunciados a los medios son los siguientes:

Un conductor en Las Palmas: “Iba hablando con mi compañero, una conversación normal” cuando lo paró un Guardia Civil y le dijo: “Le voy a multar por ir charlando con el copiloto y no prestar atención a la carretera”.

¿Qué hacer ante una situación de este tipo? Por supuesto se puede recurrir la multa, pero es la palabra del conductor contra la del Guardia Civil, y aquí los conductores siempre tenemos las de perder. Se puede ir a tribunales y posiblemente se ganaría, pero a costa de incurrir en muchos más gastos de los que suponen pagar la multa con el descuento. Con esa ventaja juegan los señores de Tráfico, que muchos prefieren pagar y callar antes de entrar en polémicas y gastos.

El conductor ha manifestado a los medios:  “Eran las once de la mañana, no había más coches en la carretera, no había exceso de velocidad. No había nada ni nadie”, “Lo recuerdo y me sigo riendo, pero de indignación”, “si la recurro judicialmente, tras el primer recurso, que habitualmente desestiman, ya tendría que contar con un procurador y finalmente seguro que me cuesta más. La pago y ya está”.

En la Asociación Unificada de la Guardia Civil, hablando de este tema mantienen que “seguro que la multa está bien puesta porque va mirando para otro lado, pero con parar al conductor y pedirle que preste atención a la carretera, vale”.

Otro caso reciente en Las Palmas fue la multa a una conductora “por ir bebiendo un Actimel mientras conducía”.

Luego dicen que no hay afán recaudatorio.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. Buenos dias, Soy de Las Palmas y conduzco mucho por razones de mi trabajo, soy autonomo y debo ir a ver a mis clientes a sus domicilios desde hace 20 años que tengo mi negocio por toda la isla. Lo de la Guardia Civil de Gran Canaria no tiene nombre, no es afán recaudatorio, es persecución hacia cualquier objeto que vaya por la calle con el fin de multarle, salir a la calle es entrar en “la caja registradora del estado” , Pero no solo ellos, ya se están apuntando todos los ayuntamientos de medio pelo a la “recaudación fácil” que supone ir sacando pequeñas cantidades a diestro y siniestro a cualquiera que ose visitar dicha población en coche, moto o furgoneta.
    Los parquímetros los han habilitado hasta para las motos, sea donde sea que vayas pagas 0,30 por aparcar y a partir de ahí por tramos horarios, repito, no solo en la ciudad, sino en el pueblo mas pequeño que haya ya tienen sus propias cajas registradoras.
    Ahora el ayuntamiento de LPA se ha sacado de la manga las zonas 30 , calles de barrios que en la puñetera vida les han hecho caso, donde si tienes un vado y te aparcan, no venia ni el guardia a llamar la atención al listillo de turno, donde todos aparcaban con las ruedas sobre la acera y no pasaba nada, ahora resulta que te ponen radar móvil ese que es tan caro y que va montado en un coche (que normalmente esta mal aparcado y nadie multa) y a todo aquel que ose ir a 41 por hora se lleva el regalito a casa, con el mismo criterio de siempre si pagas ya, 50% , si recurres ya no hay descuento, y a la tercera ve con procurador , si hombre , como saben ellos lo que vale un procurador ya se preocupan de que no te salgan las cuentas.
    A mi me ha parado ( y multado) la guardia civil por no mantener la distancia de seguridad con el vehículo que me precede. Estimado Sr. guardia civil de los cojones, ¿tiene ud. un medidor láser en su retina que es capaz de medir las distancias que existen entre coches?
    Me da la sensación que el término “por su propia seguridad” se esta llevando mas allá de lo que significa para prohibir, asustar, multar y en definitiva, coaccionar nuestras libertades, no solo en la carretera , como hablar con mi esposa mientras conduzco por ejemplo, sino en aeropuertos, fiestas en la calle o simplemente manifestaciones, donde me doy cuenta y soy consciente de que siempre hay alguno que se pasa de la raya, pero de ahi a esto??? que ha pasado en España?

    • Tiene razón en todo lo que dice y no podría haberlo expresado mejor. Lo del láser en los ojos para multar por lo de la distancia de seguridad también me ha pasado a mí (Guardias Civiles con superpoderes tenemos en todas partes) y llevo con recursos dos años porque me robaron 200 euros y 3 puntos. Tengo vergüenza ajena por todo lo que está pasando últimamente.
      Gracias por leerme y por participar activamente el el blog.

  2. José María López Rubio

    Dijo Napoleón: “Hay tantas leyes que no sabes por cual de ellas te pueden ahorcar”
    Eso, entonces. Y han seguido aumentando las leyes.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón