Perdón de las deudas sin pasar por el confesionario

¿Es posible el perdón de las deudas sin consecuencias? ¿Es esto lo que busca la ley de segunda oportunidad?, ¿que el acreedor se quede sin cobrar y sin poder reclamar y que el deudor pueda seguir con su vida como si no hubiese ocurrido nada? Pues esa es al menos la idea que nos quieren vender; con muchas limitaciones y con más ruido que nueces, pero de eso va la cosa, de no pagar y que no nos puedan reclamar. Personalmente lo del perdón de las deudas me parece muy bien si es voluntad del acreedor. ¿Quién no ha renunciado a cobrar algo en su vida? Pero llevarlo al extremo de que por ley uno tenga que renunciar a su derecho de cobro, no lo veo tan claro.

¿En qué consiste el perdón de las deudas?

#Perdón de las deudas

Perdón de las deudas… ¿Posible con la ley de segunda oportunidad?

Es aplicable para cualquier persona, aunque las deudas no provengan de su actividad empresarial sino por cuestiones meramente personales. Básicamente hay tres opciones distintas a analizar, y ya empiezan a haber despachos de abogados que, de alguna manera, se ofrecen como especialistas en estos temas. No sé si al final perdonan su minuta al afectado o se la cobran directamente al acreedor que, puesto a no cobrar, a lo mejor le da igual pagar también las costas. Estas serían las posibilidades:

a) Acuerdo extrajudicial de pagos

No supone exactamente un perdón de las deudas, sino más bien un acuerdo de aplazamiento. Se intenta llegar a un acuerdo de buen rollo con los acreedores y se pacta una paralización de los embargos durante dos meses. Es un acuerdo extrajudicial que se hace ante notario que, además, interviene como mediador para llegar a un acuerdo.

Llegados a este punto y en función de la voluntad de los acreedores, se pueden acordar aplazamientos, quitas de todo tipo, reestructuraciones de la deuda, etcétera. Y todo ello con plazos de hasta diez años.

El notario hace el trámite por la cara y no cobra por ello, salvo que, finalmente, se tenga que abrir concurso de acreedores consecutivo, donde el notario remitiría las actuaciones al juez de lo mercantil, abriendo el concurso en fase de liquidación directamente.

b) Concurso de acreedores consecutivo

Aunque se aplique a personas físicas, en este trámite se siguen los pasos establecidos por la Ley Concursal, donde lo primero que se paga son los honorarios  del administrador concursal y las costas; en segundo lugar pasan a pagarse los créditos privilegiados, principalmente hipotecas; luego la Seguridad Social y Hacienda, y si alguien cree que va a quedar algo, se reparte entre los acreedores que pueden pactar quitas. El único perdón de las deudas llegado a este caso no es otro que las quitas que los últimos acreedores estén dispuestos a negociar para repartirse las sobras.

c) Dación en pago

Una vez terminado el concurso anterior (todo un drama), y si no hay dinero para pagar a todos, que lógicamente no lo hay porque si lo hubiere no habría sido necesario montar todo este pollo, entonces podrá procederse al perdón de las deudas:

1.- Respecto de los créditos ordinarios y subordinados que no incluyen los de derecho público ni las deudas por alimentos.

2.- En cuanto a las hipotecas, lo no pagado quedará perdonado con la dación en pago del bien hipotecado.

3.- En cuanto al resto, se procederá a elaborar un plan quinquenal sin intereses.

Si durante esos cinco años mejora el nivel de vida del deudor, los acreedores podrán solicitar la revocación de los beneficios.

Transcurridos los cinco años sin revocación, el juez podrá dictar el carácter definitivo de la exoneración del pasivo no satisfecho.

Personalmente, todo esto de la segunda oportunidad y el bombo que se le ha querido dar, va a servir de bien poco. Puede que lo único aprovechable sea lo de la dación en pago, pero habrá que ver cómo evolucionan los casos prácticos, que los habrá, y muchos.

Seguro que habrá quien opinará muy distinto a mí, pero desde luego yo soy muy escéptico con el procedimiento.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

9 Comentarios.

  1. Segunda oportunidad, un brindis al sol | - pingback on 2 junio, 2016 @8:00
  2. Cada vez tengo más claro que toda la legislación que tanto el Psoe como sobre todo el PP nos venden en la prensa con grandes titulares, luego cuando lees la letra pequeña, es o medias verdades o directamente mentira. Y pasa con la legislación de pymes y de autónomos sobre todo. Todo es pura filfa. Malas imitaciones de las legislaciones de los países europeos avanzados.

    Lo que está claro es que el Estado (hacienda, seguridad social…) no renuncia a su parte del bocado y su situación de privilegio, aunque te arrastres por el fango y la miseria, como pueda, te embarga hasta las pestañas y las de tus hijos. Y hará todo lo que esté en su mano para convertir una situación de insolvencia mercantil en un asunto contra las personas, bien accionistas o administradores.

    La legislación española tiene muchos vericuetos y en general no respeta o tiene la tendencia a no respetar la limitación mercantil de responsabilidad. Es su filosofía y como no andes con cuidado te hunden hasta las trancas. Con lo dicho antes, está claro que lo de la segunda oportunidad no es para que reemprendas nuevamente sino que es más la segunda oportunidad para meterte mano y quitarte lo lo que no pudieron la primera.

  3. yo y mi mujer actualmente tenemos una nómina con el sueldo mínimo interprofesional,tenemos una hija y pagamos un alquiler,una vez me dijo un abogado que aun asi me pueden hacer pagar porque existe el llamado” limite de la pobreza”me podrian hacer lo mismo en este caso…

    • Es interpretable, pero lo que es evidente es que sumarían los dos ingresos por ser ingresos familiares. Si fuese un solo salario con el mínimo interprofesional no hay duda interpretable, pero siendo dos y computando como familiar, lo que comenta su abogado sería posible. También tiene que tener en cuenta que, con independencia de ello, en el supuesto de que con esos ingresos consiga ahorrar algo, lo acumulado en la cuenta en un momento dado sí que puede ser embargable aunque provenga solo de sueldos con mínimo interprofesional.

  4. un tema importante, y que diluye aún más los beneficios de la supuesta “segunda oportunidad” es que si en el plazo de cinco años hasta que se consolide la condonación el deudor inicia un negocio (y está claro que de algo tendrá que vivir en el futuro) los beneficios de ese negocio responderían de las deudas revocándose la condonación….aún de producirse después de los cinco años, en una interpretación rigurosa de la ley.

  5. Una pregunta,si a mí me embargaron el piso aparte de otras deudas que tengo,el
    Piso quedaría perdonado?

    • Habría que estudiar caso por caso y ver en qué le puede afectar esta legislación, y si el piso se lo embargaron antes o después de la ley. Si tiene dudas al respecto, le recomiendo consultar a algún abogado que conozca a fondo estos temas.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón