Patrimonio de las sociedades que quedan sin actividad

#patrimonio de las sociedades

¿Que pasa con el patrimonio de las sociedades cuando quedan inactivas?

Patrimonio de sociedades inactivas

¿Qué hacemos con él?

Cuando hablamos del patrimonio de las sociedades pequeñas que han quedado sin actividad, lo normal es que acabe repartido entre los socios de forma irregular, es decir, sin liquidar debidamente. ¿Es eso correcto?: Definitivamente no lo es, aunque lo pueda parecer y aunque hasta la fecha no haya sido el objetivo prioritario de persecución de Hacienda. No obstante Hacienda cada vez mira más los pequeños detalles y busca los pequeños fraudes porque son fáciles de atacar. Mucho más fáciles que buscar y perseguir el verdadero fraude.

No vale eso de dejar la sociedad inactiva y que un socio se lleve el coche y el otro los ordenadores o arreglos similares. La empresa debe de entrar en liquidación y adjudicarle a cada uno de los socios la parte que le corresponda del patrimonio de las sociedades que quedan sin actividad. Importe que deberán declarar en su renta, haciendo constar como beneficio la diferencia entre lo que se aportó en su día y lo que se retira.

También habrá que inscribir la liquidación y disolución en el Registro Mercantil y comunicarlo a Hacienda.

Si no se hace nada de eso, que al final es lo normal: no hacerlo, ¿qué ocurre? Pues que durante toda la vida el administrador estará obligado a presentar, al menos, el impuesto de sociedades y las cuentas anuales, y de no hacerlo, la empresa incurrirá en sanciones; sanciones que si no paga, acabarán derivándole al administrador.

También podría ocurrir que tuviera una inspección y detectaran esos movimientos de patrimonio, en cuyo caso podría ser sancionable.

Mi consejo en estos casos siempre es finiquitar legalmente la sociedad para evitar problemas, especialmente si se es administrador que, al final, será el máximo responsable de cualquier irregularidad.

Actualmente el registro mercantil no está sancionando por no presentar las cuentas anuales, aunque puede hacerlo (200.000 de las antiguas pesetas por cada año no presentado). Quien sí que suele sancionar es Hacienda por no presentar el impuesto de sociedades.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Buenas tardes D. Ramón:
    Lo primero agradecer sus muy útiles comentarios. Soy administrador Unico de una SL que por dejadez no plasmó adecuadamente sus cuentas a lo largo de los muchos años. A día de hoy figura en resultado de ejercicios anteriores una cantidad importante (al menos para mi), es una situación que me intranquiliza.. Si la dejo inactiva muchos años puede ser una solución? La idea es presentar en Hacienda, pero no en el Registro.

    • . Las cuentas anuales se pueden modificar las veces que se quiera si ha habido algún error en la transcripción.¿Actualmente está inactiva? ¿Desde cuándo? La prescripción fiscal es de cuatro años. ¿Afecta eso de los resultados anteriores al pago de impuestos o es simplemente un asiento mal reflejado?

  2. Y si además resulta que la sociedad está sin administrador desde hace años… ¿Quién será el responsable? ¿Quién debe instar la disolución y liquidación y cómo se nombrará a un liquidador? ¿Y si la Junta no colabora?

    • Habrá que intentarlo vía judicial. De todos modos, ¿a qué se refiere con que la sociedad está sin administrador? No es que sea imposible, pero es bastante raro que una sociedad acabe descabezada en el Registro. ¿Ha comprobado la hoja registral? ¿Se haw cesado al administrador sin nombrar a otro?

  3. Como ya hemos hablado alguna vez, Ramón, parece ser que los registros se han planteado, una vez plenamente vigente la ley de sociedades de capital, empezar a aplicar esta facultad de multar. Tampoco queda claro quien se quedaría con este dinero, pero puede ser un poderoso incentivo para que un registrador pague a un funcionario que se dedique solamente a esto, teniendo en cuenta que conseguir los datos de las sociedades que incumplan no es difícil.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón