Pasear perros por las playas

Lo de pasear perros por las playas es algo que no está nada claro, ni tiene visos de que lo esté en un futuro cercano, al menos no rotundamente. Hay interpretaciones, es cierto, pero son tantas las contradicciones, que uno acaba por no saber muy bien si está prohibido o no lo está. Y digo esto aunque nos tropecemos con señales de prohibición claras. Unas señales que están en muchas de las playas… pero que no está claro que sean legales. Hasta el punto de que, al menos en principio, cualquier multa impuesta por los guardias municipales de cualquier ciudad por pasear perros por las playas es recurrible… y se puede ganar.

Pero, ¿se pueden pasear perros por las playas?

#Pasear perros por las playas

Pasear perros por las playas… ¿quién lo prohibe?

José María Aznar ya lo hizo hace un par de años y fue el PSOE quien lo denunció ante el Ayuntamiento (creo que el de Marbella). El PSOE lo hizo simplemente por ser Aznar quien es, no por proteger los derechos de nadie, y el ayuntamiento, hasta donde yo sé, no siguió adelante con la denuncia a pesar de que en la playa estaba claramente indicada la prohibición. Pero que multaran a Aznar o no por ello no es relevante porque pueden haber todo tipo de motivos en un sentido y en otro. El caso es que, legislativamente la cosa sigue sin estar suficientemente clara. No basta con que un ayuntamiento redacte una ordenanza y ponga una señal de prohibición en las playas para que eso se convierta en ilegal y sancionable.

Las playas en general son bienes de dominio público y están sujetas a la Ley de Costas. Según esa Ley, la utilización del mar y su ribera es libre y pública, además de gratuita. Nada dice la Ley de costas sobre prohibir pasear perros por las playas. La confusión y el maremágnum de distintas ordenanzas (aparentemente ilegales) lo tiene el apartado que concede competencias a los ayuntamientos para mantener las playas y lugares públicos de baño en las debidas condiciones de limpieza e higiene. Acogiéndose a este punto, los ayuntamientos han promovido prohibiciones generales que impiden el acceso a las playas, pero eso es sin duda una mala aplicación de la normativa.

Según la Constitución, la potestad de sancionar necesita tener una cobertura en una norma de rango legal, cosa que no existe en estos casos. O sea, la ordenanza municipal que es la que promueve estas prohibiciones y pone las señales en las playas, no puede crear ex novo hechos sancionables y por lo tanto no puede sancionar si no hay una norma mayor que la ampare.

No sé si con esto habré generado polémica y alguien decidirá llevar a su perro a la playa este verano. Desde luego no le puedo garantizar que no lo multen, pero si lo hacen, recurra, tiene todas la de ganar, al menos en apariencia, aunque debo admitir que nunca he presentado un recurso de este tipo.

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

7 Comentarios.

  1. hola a todos muchas graicas por tus palabras, la verdad es que has hablado con mucha claridad. ademas de pasear por las playas e intentar cuidar la higiene de estas simplemente deberiamos de centrarnos en el placer de salir a pasear con tu perro. yo por desgracia no dispogo de tiempo para paseos largos por lo que encontre a gente dispuesto a ello por un miniempleo. Pues ultimamente cogen mucha fuerza los miniempleos, podemos ayudarnos todos!
    #suerte

  2. Muy buen artículo Ramón. Es de sentido común que la playa es de todos y nadie puede creerse Dios y prohibir la entrada a nadie. Prohibir la entrada a los pobres perritos en todas partes no es por higiene, es por tontería. Como bien se comenta, los que realmente contaminan nuestros sentidos son de nuestra especie, aunque ya dejaron de ser humanos hace mucho tiempo…
    Yo llevo a mi perrito a la playa, pero procuro ir a horas donde hay poca gente y en lugares más apartados….más que nada para que ningún esbirro me moleste a mi o a mi perrito…Hay que recobrar el buen juicio y el sentido común. Saludos, Fernando desde Valencia.

  3. educado con amigos humanos

    El que haya cerdos-humanos que ensucien mas las playas NO justifica que se tenga que soportar la falta de higiene del paseo del perrito por la playa o de un caballo cagón por la misma playa, exactamente con el mismo derecho que el perro por cierto , pero claro … el caballo es de ricos… así que prohibido !!!

    El problema real es que hay mucho infeliz que tiene como principal amigo un perro, claro se cree es humano con iguales derechos. Y los demás a aguantarse !

    Los pastores, cuando los había y si queda alguno, APRECIAN a sus perros y los cuidan, por la seguridad que dan , por ser útiles para su trabajo y por su compañía en la soledad del campo pero NO solían confundirlos con sus amigos humanos porque el asunto es que tenían amigos humanos !!!

    En fin la mala educación ( llevar animales de todo tipo a una playa a que se meen y se caguen como yo he visto con mis ojos que se comerá la tierra ) sigue rampante en este país gobierne quien gobierne , empezando porque los gobernantes carecen de ella ( robar es de mal educados !) y es difícil enseñar lo que se desconoce , al menos hasta la fecha.

    Ademas , ya puestos, si un perrito/ caballo/ patito/ etc… puede cagar en la playa ¿ por qué no un humano ?.

    Total …

    • Principalmente, lo que he querido transmitir en el artículo es que los ayuntamientos, a menudo, crean ordenanzas sin una base legal. La solución sería que la propia Ley de Costas se modificase o se clarificase para que se pudiera legislar correctamente desde los ayuntamientos, cosa que no ocurre con la actual redacción. Por cierto, yo no tengo perro ni voy nunca a la playa 😉

    • Sería difícil ganarte a escribir tantas tonterías en tan poco espacio.
      Un consejo,adopta un perro, seras mas feliz y posiblemente no pierdas el tiempo escribiendo tanta soplapollez.

  4. Gracias por el articulo.

    Si los Aytos pretenden con esta norma,garantizar la salud e higiene de las playas, hasta donde yo se, los desperdicios y desechos que se encuentran esparcidos y la marea devuelve, no son producidos por animales de 4 patas, si no por los de dos….La contaminacion acustica no la provocan los ladridos, si no las musicas a todo trapo, los voceadores de mercancias varias, los llantos de los bebes a quienes sus madres condenan al calor y salpicaduras de arena… El peligro de agresion no es por la morderura de un perro, si no por los pelotazos de los que no respetan el espacio ajeno… Dicho todo esto, a quien deberian prohibir entrar en las playas????. No es cuestion de especies, si no de respeto por el projimo.

  5. Muchísimas Gracias Ramón.
    Me ha gustado mucho el artículo.
    Tengo mascota y todos los veranos sufro la misma diatriba.
    Cuándo lo cierto es que hay personas que ensucian la playa mucho más que los animales.
    Es cuestión de higiene y si se sanciona..se sancione a quien ensucia.
    No se trata de generalizar.
    Saludos

Deja un comentario


La Lectura de Ramón