Novelistas estadounidenses, el final de sus días

#novelista

Scott Turow, novelista estadounidense

Novelistas estadounidenses

Aplicable de un modo u otro al resto del mundo


En este Blog hablo más de temas de empresa, pero como saben mis lectores habituales, también introduzco reseñas y novedades sobre mis libros, o algún que otro artículo relacionado con mi pasión literaria. Este es uno de ellos. El otro día leí un interesante artículo de Scott Turow que hablaba de cómo ha cambiado todo en los últimos años y de la amenaza real para la supervivencia del novelista, tal y como se le conoce hoy en día. Era un artículo bastante extenso, pero resumiré las ideas principales, o las que más llamaron mi atención al leerlo:

Todo está referido a la legislación estadounidense, pero de un modo u otro, las consecuencias son o serán similares para el resto de novelistas.

Recientemente, la Corte Suprema de Estados Unidos autorizó la importación y la reventa de las ediciones extranjeras de obras americanas, actividad prohibida hasta el momento al ser considerada como una violación de los derechos de autor. El problema es que estos libros acaban siendo vendidos de manera que el autor no recibe royalties de ningún tipo, como tampoco los recibe por los libros de segunda mano que cada vez se venden (o intercambian) más, disminuyendo las ventas de los libros nuevos.

Curiosamente, la actividad de los autores (incluye a los novelistas) es una de las pocas profesiones directamente protegidas por la Constitución estadounidense, que directamente ordena al Congreso “promover el progreso de la ciencia y las artes útiles, asegurando por tiempo limitado a los autores e inventores el derecho exclusivo sobre sus respectivos escritos y descubrimientos”.

Según afirma el novelista Turow, la «cultura está ahora en peligro» y «El valor de los derechos de autor está siendo rápidamente depreciado»

Teniendo en cuenta que los libros electrónicos son mucho más baratos de producir y no tienen costes, ni de impresión, ni de almacenaje o transporte, además de que no existen riesgos de acumulación de stocks invendibles, se debería de remunerar más al autor/novelista, pero no es así, y de hecho el porcentaje que se aplica es la mitad que en los libros de tapa dura. Eso sin contar los muchos libros electrónicos en que el autor no gana nada en absoluto.

Dice Turow textualmente:

«Si me pongo en una esquina informando a la gente que me pregunta dónde pueden comprar bienes robados y gano una pequeña cuota con ello, acabaré en la cárcel. Y sin embargo, incluso a pesar de que los motores de búsqueda navegan bajo lemas como “No seas malvado”, hacen lo mismo.»

Google se asoció con cinco bibliotecas importantes para escanear y digitalizar millones de libros con derechos de autor… sin permiso de los autores, alegando que es un «uso justo»

Muchas bibliotecas públicas quieren prestar libros electrónicos, de manera que el único incentivo para comprar un ebook, en lugar de pedirlo prestado, es que el ejemplar prestado desaparece después de 15 días. De momento algunos editores se han rebelado y se niegan a vender libros electrónicos a las bibliotecas públicas.

Por otra parte, Amazon ha obtenido una patente para revender libros electrónicos, cosa que aún está por ver si se declarará legal o no. Si se aprueba, las ventas de nuevos ebooks se desplomarán.

¿Es deseable todo esto? Tal vez habría que analizar lo que ocurre en Rusia, también según el artículo de Turow que dice:

«En octubre pasado, visité Moscú y me reuní con un grupo de autores que describen el triste destino de la escritura como medio de vida en Rusia. Sólo hay un puñado de editores, mientras que la publicación electrónica es atacada salvajemente por la piratería instantánea que pasa casi completamente impune. Como resultado, en el país de Tolstoi y Chéjov, pocos rusos, y solo occidentales, pueden nombrar a un autor ruso contemporáneo cuyo trabajo afecte regularmente a la conversación nacional.»

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón