Nadie está obligado a declarar ante la policía

Cualquiera puede ser detenido en un momento dado. El hecho de que detengan a alguien no presupone que sea culpable de nada ni acaba con la presunción de inocencia que todo ciudadano tiene.

También hay que tener en cuenta que ha habido un cambio de criterio desde hace unos pocos años. Antes era muy habitual que llamaran a alguien como testigo; ahora es más habitual que lo llamen (o lo detengan) directamente como imputado. Dicen que es por mayor garantía de la persona. Como testigo uno está obligado a decir la verdad y como imputado tiene derecho a mentir. Visto así parece una tontería y no se acaba de entender que imputen a uno por el simple hecho de “darle más garantías”.

Por experiencia puedo decir que me molesta mucho más que me imputen en algo a que me llamen como testigo. Si me imputan tengo que acudir con abogado y si me llaman como testigo basta con que acuda yo a testificar. No teniendo nada que ocultar, por mucho que diga la policía, siempre es más grato (y barato) ir como testigo que como imputado.

El hecho es que cada vez resulta más fácil que uno tenga que ir a la policía (detenido o no) a declarar. Ante esta tesitura usted debe de tener muy claros sus derechos porque no siempre se los van a comunicar suficientemente claros o detallados.

ALGUNOS CONSEJOS:

1.- Personalmente recomiendo acudir a un buen abogado y no conformarse con el que le pueda tocar de oficio.

2.- Si alguna vez le detiene la policía (sea local, nacional, autonómica o guadia civil) tiene derecho a nombrar a su propio abogado y la policía debe de darle al menos 8 horas para localizarlo.

3.- Recuerde que no está obligado a declarar ante la policía aunque esté detenido. De hecho si está detenido como imputado y quieren tomarle declaración, lo normal es que luego lo pasen a disposición judicial y tenga que volver a declarar ante el Juez, con lo cual muchas veces es mejor negarse a esa primera declaración y declarar directamente ante el Juez. De ese modo puede evitar presiones indebidas y malos rollos, además de ahorrarse una declaración que bien puede durar varias horas.

4.- Otra ventaja de no declarar ante la policía es que usted tiene derecho a entrevistarse a solas con su abogado antes de pasar a disposición judicial, con lo cual pueden comentar detalles y su abogado le puede aconsejar. Si declara ante la policía su abogado puede estar presente pero no le puede aconsejar ni puede intervenir. De hecho normalmente ni siquiera tiene derecho a una copia de la declaración en estos casos. En teoría su abogado no le puede aconsejar declarar o no porque como he dicho no puede intervenir aunque esté presente, por lo que es conveniente que usted tenga claro esto previamente y no necesite preguntarselo. Si tiene dudas, no declare.

5.- La policía intentará que declare sin la presencia de su abogado. Eso es habitual pero no tiene por qué aceptarlo, ni siquiera si se lo piden con una sonrisa encantadora en el rostro.

6.- Aunque su abogado no pueda intervenir directamente aconsejandole en la declaración, no firme nunca nada si su abogado no está presente.

7.- Los malos tratos siguen existiendo y no es necesario que sean físicos. A veces basta con una detención y dejarlo a uno durante tres días en calabozo para “ablandarlo” antes de interrogarlo. Eso puede ser legal pero sigue siendo una tortura, permitida o no. No puede hacer nada para evitarlo pero sí que puede esquivar el juego policial negándose a declarar si el trato no ha sido justo. No sea usted bueno si ellos no lo han sido antes. No tiene nada que perder por negarse a declarar.

8.- Tampoco es inusual que lo amenacen. Hay muchas formas de amenazar y algunas no son evidentes, pero se notan. No les siga el juego.

9.- Si se siente agredido de cualquier manera por maltrato físico o psíquico o cree que se trata de una detención ilegal, solicite el Habeas Corpus y cuentele a su abogado cualquier irregularidad que crea haber detectado.

10.- Si lo detienen estando herido, enfermo, o habiendo consumido estupefacientes o alcohol solicite la presencia de un médico.

11.- Por supuesto no está obligado a autoinculparse, y si finalmente decide someterse a interrogatorio, no está obligado a contestar todas las preguntas.

12.- En la policía, como en cualquier otro lugar, hay buena gente y gente no tan buena. Los hay con buena fé y con mala fé, los hay con intereses ocultos y los hay incluso delincuentes como tantas veces se ha demostrado, pero de entrada no se fíe tampoco de los que parezcan ir de amiguetes con usted. Para ellos cualquier detención está justificada, con lo que presuponen que usted está ahí porque tiene que estar e intentarán sonsacarle. Recuerde lo del poli bueno y poli malo de las películas y no se deje engañar. Decir que en esas circunstancias cualquier policía es su enemigo quizás sea un poco duro, pero lo que está claro es que rara vez hará amistades en esas situaciones.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

182 Comentarios.

  1. Hola Ramón Cerdá, me esta llamando la policía de Cartagena para testificar como testigo por un asunto laboral, el tema es que yo vivo a 60 Km de Cartagena y no deseo ir a Cartagena porque esta muy lejos. Mi pregunta es, si podrían ellos desplazarse a mi ciudad en la que si hay comisaria.

    Se lo he hecho saber al agente de policía y me ha dicho que si no quiero testificar que se lo diría al juez de muy malas maneras, así son los cartageneros.

    Un saludo

    • Ante la policía usted no tiene ninguna obligación de testificar. Solo tiene obligación de hacerlo ante el juez. En cuanto adónde testificar, depende de muchas cosas. Si en su ciudad hay juzgado y esta gente tiene a bien, podría declarar mediante exhorto o videoconferencia, pero estando a 60 kilómetros lo más probable es que le hagan ir allí bajo amenaza de multa y de detenerlo. Si le sirve de consuelo, yo tengo que ir a Madrid a declarar como testigo y son 400 kilómetros. No ha habido manera de hacerlo mediante videoconferencia.


      ¿Le han sido de ayuda mis comentarios y/o respuestas?

      Si es así, tenga en cuenta que este Blog no se financia con publicidad externa ni tiene sistema de donaciones de los usuarios. No obstante puede colaborar en su financiación y mantenimiento adquiriendo alguno de mis libros en http://www.latiendaderamon.com

  2. Sr. Cerdá ¿qué derecho tiene a negarse a confesar o testificar en proceso civil o laboral una persona que está imputada en proceso penal por los mismos hechos?. Gracias.

    • Este tema no es precisamente mi especialidad, pero básicamente nadie está obligado a inculparse o confesar, sea el delito que sea, falta, crimen… Otra cosa es testificar (actuar como testigo). Todos los ciudadanos tenemos la obligación de colaborar con la justicia, y entre esas obligaciones está la de testificar si somos llamados a ello. No obstante es evidente que en lo que usted menciona parece que existe una incompatibilidad puesto que cuando se es testigo hay obligación de responder y decir la verdad y cuando se es imputado se puede no contestar o simplemente mentir.
      Por deducción yo diría que si es llamado como testigo podría aportar justificación de que está imputado por los mismos hechos y que, por lo tanto, se vulnera su derecho a no declarar si lo obligan a testificar.


      ¿Le han sido de ayuda mis comentarios y/o respuestas?

      Si es así, tenga en cuenta que este Blog no se financia con publicidad externa ni tiene sistema de donaciones de los usuarios. No obstante puede colaborar en su financiación y mantenimiento adquiriendo alguno de mis libros en http://www.latiendaderamon.com

  3. En caso de ser llamado como testigo, se esta obligado a testificar en sede policial o se puede negar a testificar?

    • En casos de imputaciones se puede negar a declarar y pedir que se le pase a disposición judicial que es, además, lo que yo recomiendo, no declarar ante la policía. Ahora bien, siendo testigo, yo recomendaría declarar porque pedir directamente hacerlo ante el juez podría complicarle la situación y, de todos modos, tendría que acudir a la policía si ha sido citada, con lo cual tampoco le ahorra demasiado. Si declara ante la policía como testigo es probable que luego no la molesten en el juicio si lo hay.


      ¿Le han sido de ayuda mis comentarios y/o respuestas?

      Si es así, tenga en cuenta que este Blog no se financia con publicidad externa ni tiene sistema de donaciones de los usuarios. No obstante puede colaborar en su financiación y mantenimiento adquiriendo alguno de mis libros en http://www.latiendaderamon.com

  4. Gracias por los consejos. Se nota la soltura que da la experiencia. He visto muchas cosas por desgracia pero son aún más las noticias sobre maltratos en dependencias policiales que lamentablemente se hacen notar. Las cámaras en las salas de interrogatorios que ponen los agentes de personal (asuntos internos) están puestas por algo. Y lo más sensato es negarse a declarar y pasado el tiempo estrictamente necesario para pasar a disposición judicial solicitar Habeas Corpus.
    Independientemente de la integridad policial me gustaría plantearle dos cuestiones. ¿Es obligatorio presentarse con abogado a declarar ante el juez o se puede renunciar expresamente a este derecho y que le tomen a uno declaración? Lo que me conduce a la siguiente cuestión. En España ¿Puede uno defenderse a sí mismo en un juicio sea del tipo que sea?

    • No puede defenderse usted mismo, salvo que sea abogado. Eso que vemos en las películas no parece aplicable a nuestra España. En el momento queda imputado por un delito, necesita disponer de un abogado, privado o de oficio. Son cosas de esas que dicen que hacen “por nuestro bien”, como los radares en autopistas de cuatro carriles.

  5. Sr. Cerda, me parece que sus respuestas son estupendas, un saludo

  6. 1º Dejarlo 3 días en calabozos solo puede hacerlo el juez, tenemos 24 h maximo!!!, para avisar al juez de la detencion de una persona, dilatar injustificadamente tiene responsbilidad “pillado”
    2º despues de 20 años de Guardia es imposible poner buena cara y la dilignecia de declaracion de un detenido sin abogado no es legal nadie lo hace (tráfico aparte).
    En mi LEY.Ecrim. y codigo penal es lo que pone, pero yo no soy abogado, pero tengo mas de 200 detenidos, y los jefes me buscan los fallos.
    ¿Es usted abogado español?

    • Creo que ya le he contestado en su comentario anterior, pero le matizaré un poco más las cuestiones. Personalmente, y digo personalmente, no como abogado de nadie, he sido detenido injustificadamente y he permanecido más de 24 horas en calabozo SIN AUTORIZACION DE JUEZ ALGUNO, y en al menos dos ocasiones han intentado interrogarme sin estar presente mi abogado. Y soy de España y me refiero a casos ocurridos en nuestro querido país. Y como le he dicho en el comentario que he contestado antes, entiendo que no sea su caso y que usted sea un agente modélico; no le conozco y no voy a discutir algo que no sé y que por otra parte no tengo por qué poner en duda.
      En cuanto a lo de “pillado” no estoy seguro de si es algún calificativo hacia mi persona, pero si es así se lo disculpo porque en cierto modo entiendo y respeto su postura.

      También puedo decirle que lo de poner buena cara o no, es cuestión de actitud, cientos de detenidos “culpables” no justifican una mala actitud hacia alguien que puede no serlo. Estará conmigo en que no todos los detenidos son culpables de lo que se les acusa. Si todos tuviéramos una mejor actitud frente las situaciones, el mundo sería mucho mejor.

      Atentamente

      Ramón Cerdá

    • Más sobre el asunto de las 24/72 horas:

      El plazo máximo de la detención preventiva es de 72 horas, y el detenido debe ser puesto a disposición judicial en las 24 horas siguientes a producirse la detención por los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado (esto puede ser una simple llamada telefónica al juez sin salir de calabozos) y el juez, en el plazo de esas 72 horas debe dictar la oportuna resolución judicial sobre la situación del detenido.

      Son varios artículos los que regulan la duración de la detención: el art. 17.2 CE señala que «el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la Autoridad judicial» ( La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial). Dicha expresión se reproduce literalmente en el art. 520.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El 520.bis. 1 de la misma Ley, referido a los supuestos de detención por causa de los delitos como terrorismo, a que se refiere el art. 384.-bis, ordena la puesta a disposición judicial de toda persona detenida por dicho motivo dentro de las setenta y dos horas siguientes a la detención. El art. 504.bis.2 LECrim., introducido por la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, ordena convocar a audiencia en las setenta y dos horas siguientes a aquélla en que el detenido «…es puesto a disposición del Juez o Tribunal que deba conocer de la causa».

      En cuanto a la «entrega», el art. 496 LECrim., referido al plazo de la detención policial y de la practicada por particulares, ordena la entrega dentro de las veinticuatro horas siguientes al acto de la detención. Y en el art. 497 LECrim., referido al plazo de la detención judicial, se dice que quedará ésta sin efecto o se elevará a prisión en el término de setenta y dos horas, a contar desde que el detenido le hubiese sido entregado.

      Podemos entender la «puesta a disposición» de la autoridad judicial como el acto mediante el cual, finalizadas las diligencias policiales, se comunica a la referida autoridad tal hecho y queda el detenido sometido a la decisión de ella y pendiente de su traslado ante la misma, lo que no conlleva necesariamente la entrega material del detenido en sede judicial.

  7. pedro alen mijez

    yo agente del autoridad (20 años de servicio) no torturo, no amenazo, no coacciono a los detenidos, nunca lo he hecho ni lo haré aunque me pagarán por hacerlo.
    Este Guardia Civil no se casa con nadie, ni jefes ni políticos, y es falso que los malos tratos sean habituales, lo del cine es de mentira ¿sabes?, los malos tratos se ven en los ojos de una mujer llenos de lágrimas y de pánico,en la deseperacion de los familiares de las victimas, nosotros agentes de la autoridad somos el primer eslabon de la justicia, tengo el respeto de todos los abogados de oficio que conozco (es mutuo), los abogados de oficio son honrados y buenos profesionales, los que cobran, pues eso, quieran cobrar y litigar, nada que ver con que se haga justicia.

    • Creo que no es el primer agente que responde a mi artículo, y le contestaré más o menos lo mismo. Por una parte me alegro de que usted (como imagino que la mayoría), se comporte debidamente en todo momento, pero cuando yo hablo de estas cosas no me estoy refiriendo a las películas que he visto, como también creo que insinuó un compañero suyo. Cuando hablo de malas prácticas lo hago desde mi experiencia personal, de manera que nadie me puede decir que todo es correcto en las dependencias policiales. Por supuesto que pienso que en su caso sí que lo pueda ser, pero le aconsejo que no ponga la mano en el fuego por cualquiera de sus colegas porque le aseguro que no todos piensan como usted, y lo digo desde el más profundo de los respetos. Cierto que a veces, en el fragor de los comentarios, puede parecer que generalizo demasiado y pido disculpas por ello porque no es esa mi intención. Cuando digo que esto o aquello está mal hecho es porque lo pienso así, pero no quiero decir que todo el mundo (en este caso todos los agentes) lo haga.
      Gracias por leerme y por tomarse la molestia de dejar su comentario que me parece constructivo y como tal lo publico y lo contesto.
      Atentamente

      Ramón Cerdá

  8. JUAN MANUEL

    5.- La policía intentará que declare sin la presencia de su abogado. Eso es habitual pero no tiene por qué aceptarlo, ni siquiera si se lo piden con una sonrisa encantadora en el rostro.
    LLEVO 18 AÑOS EN POLICÍA JUDICIAL Y CUATRO MAS COMO GUARDIA CIVIL, NUNCA, NUNCA, NUNCA, NUNCA………. HE INTENTADO O HE VISTO QUE UN COMPAÑERO LO HICIERA.- ME PARECE QUE TU “OPINIÓN” SE ESTABLECE EN LAS NUMEROSAS PELICULAS AMERICANAS QUE HABRAS VISTO

    • Me alegro de que en su caso eso nunca haya ocurrido. Es cierto que soy aficionado al cine, pero no se trata de una opinión ni de un efecto cinematográfico. A mí me ha ocurrido en más de una ocasión en persona (no me lo ha tenido que contar nadie), por lo que no necesito recurrir a la imaginación. Imagino, eso sí, que como en todo, lo que no es correcto es que se generalice demasiado. Tal vez he podido pecar de generalista y meter en el mismo saco a quien no debo, pero dado que me ha ocurrido en distintas dependencias, en al menos dos ocasiones diferentes, me he sentido con el derecho a difundirlo.

      Muchas gracias por leerme y por dejar su aclaración, que por supuesto publico sin ninguna censura.

      El problema cuando ocurre una irregularidad de este tipo es que es prácticamente imposible denunciarla. Concretamente no lo he intentado en estos casos que le menciono porque simplemente me limité a esperar a mi abogado, pero sí que he denunciado otras actuaciones incorrectas, y es MUY DIFICIL llegar a Tribunales porque simplemente son rechazadas.

    • Yo fui imputado cuando era menor por un presunto delito de receptación y en comisaría, el I. Jefe no sólo intentaba que declarara, sino que además me amenazaba constantemente, me gritaba, intentaba que dijera lo que él quería oir, que si yo me creía que él era tonto y tal.. que me iba a dar una paliza…
      Así que JUAN MANUEL, craso error, que tú no los conozcas no significa que no los haya, además, depende de muchos factores:
      – El tipo de delito.
      – La persona que intente que declares.
      – Lo vulnerable que seas, ésta es muy importante, si eres menor como era mi caso, además no tenía ni idea de leyes, y ellos lo saben.

      De películas americanas nada, las amenazas en determinado personal de policía están al orden del día especialmente si te perciben muy vulnerable.

  9. estupenda guía! enhorabuena!

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón