MODULOS, ¿el final definitivo?

#modulos

¿El fin de los MODULOS?

MODULOS

Injustos por definición

Las declaraciones por el sistema de MODULOS son necesariamente injustas porque se basan en un pago fijo con independencia de la facturación y del beneficio empresarial. Los cálculos, tanto de IVA como de IRPF se hacen en función de los metros del local, del consumo eléctrico, empleados, o en el caso de bares, del número de mesas o metros de barra, por ejemplo. Esto da como resultado una cantidad fija trimestral a pagar, con independencia de la marcha real del negocio.

Además de ser un sistema injusto, en algunos epígrafes los MODULOS han favorecido el crecimiento de la picaresca y el fraude haciendo facturas falsas que se vendían a otros empresarios que sí que podían deducirse el IVA.

Hemos de recordar que el hecho de que “inventaran” este engendro fiscal de los MODULOS, no fue por favorecer al contribuyente (que no nos cuenten historias), sino por quitarle trabajo a la administración de Hacienda que, de un plumazo, se evitaba hacer miles de comprobaciones a cambio de ir cobrando una cuota fija trimestral. Las comprobaciones se limitaban a ver si el cálculo de esa cuota se hacía correctamente o no.

Hasta este año, Hacienda no se animó a eliminar del sistema de MODULOS a aquellas actividades más proclives al fraude (a pesar de que era algo más que demostrado), y es ahora cuando parece ser que estudia seriamente un nuevo recorte del sistema, eliminando a todos aquellos que puedan facturar a otras empresas.

Así y todo, mantendrán (o eso parece) los MODULOS en las actividades que solo facturen al cliente final, como ocurre con los bares, a pesar de que debería prevalecer la estimación directa.

Personalmente pienso que se deberían eliminar todas, pero sigue prevaleciendo la conveniencia de la administración de Hacienda en este aspecto que, eliminando a los que históricamente son más propensos al fraude, preferirá contar con algunas cuotas fijas que no tenga que comprobar demasiado a fondo, aun a sabiendas de que es un sistema perverso e injusto.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Lo de los módulos no es nada nuevo. Antes de existir el IVA habia el ITE que se pagaba en muchos casos mediante “convenio” que se pactaba por gremios y provincias. En las facturas se ponia “ite incluido, Convenio provincial num……” Y bastante mas anterior era la “evaluacion global” que servia para pagar todos los impuestos en uno solo, incluido el de beneficios y que Hacienda asignaba a cada gremio local o provincial un importe a recaudar y el gremio procedia a prorratear entre los agremiados, en base a elementos significativos del volumen de negocio, igual que los modulos actuales: kw consumidos, m3 de agua, numero de obreros, m2 de superficie del local, etc….y pagando lo que te asignaban, no tenias ningun problema de inspeccion o comprobacion por parte de Hacienda, sino que eran los gremios quienes recogian datos para el reparto, y esto propiciaba el amiguismo y asi Hacienda recaudaba lo previsto y las empresas sabian cuanto habian de pagar, y todos contentos.Las personas cambian pero las ideas no tanto.

    • Tienes toda la razón. Un comentario muy interesante. Yo conocía el ITE, pero desconocía lo del acuerdo gremial del ITE incluido. Con tu permiso lo utilizará en algún artículo futuro. Gracias por leerme y por comentar.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón