Modelo austríaco de empleo versus modelo español

Hace unos días al BBVA le llovieron las críticas por plantear la posibilidad de que en España se implantara el modelo austríaco de empleo. Mi antipatía hacia las entidades bancarias es patente, pero esto poco tiene que ver con los bancos aunque quien lo haya sugerido sea el BBVA.

¿En qué se diferencia básicamente el modelo austríaco de empleo del nuestro?

Lo primero que tendríamos que hacernos mirar es la diferencia en la tasa del paro: un 5,1% frente al 24% nuestro.

Lo segundo, los porcentajes de contrato temporal: Austria = 9,2% y España = 23,1%

En resumen, que Austria debería ser un referente para nosotros, pero eso parece que no interesa demasiado en este país donde la mentalidad es que el trabajador debe de acumular todo tipo de derechos y muy pocas obligaciones. Nos hemos acostumbrado a exigir más de lo que queremos dar, y eso el karma no lo permite. Para recibir, primero nos hemos de acostumbrar a dar; eso no es una lección de economía ni de empleo, pero sí es una ley universal que, al menos aquí en España, nos saltamos a la torera. Preferimos mirar hacia otro lado.

#Modelo austríaco de empleo

El innombrable modelo austríaco de empleo

Puede parecer frívolo por mi parte hablar de karma y de leyes del universo cuando el artículo va de empleo, pero lo queramos o no, todo está relacionado. Si cargamos todas las responsabilidades al empresario, si los trabajadores se creen con todos los derechos sin necesidad de demostrar a cambio su productividad, su implicación en el desarrollo de la empresa y, en definitiva, todos nos sentimos funcionarios en el fondo de nuestros corazones… ¿qué ganas va a tener el empresario de arriesgar con nuevas contrataciones que sabe que se convertirán en una carga imposible de soportar al mínimo contratiempo?

Llegado a este punto, resumo: El modelo austríaco de empleo incluye el despido libre. Eso aquí en España suena a pecado mortal, extorsión o a terrorismo de masas. El despido libre es como el innombrable.

Entonces… ¿por qué parece funcionar en Austria?

Muchos dirán que no está demostrado que la baja tasa de paro y los porcentajes escasos de empleo temporal sean debidos al despido libre, es cierto. Pero ¿pueden esos mismos demostrar que los altos despidos beneficien realmente la economía española?

Hay que matizar que el hecho de que el despido sea libre en Austria no significa que el trabajador se quede sin nada. Precisamente la propuesta del BBVA era acercarnos al modelo austríaco de empleo que incluye una especie de «mochila» o seguro que, mes tras mes, sale de los costes laborales. A cambio de eso, el empresario puede contratar tranquilamente porque sabe que luego tendrá flexibilidad a la hora de ajustar sus costes laborales, cosa que aquí en España es imposible. Recordemos: el innombrable.

Yo meditaría sobre esto.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

18 Comentarios.

  1. Juan Carlos Escudero

    ¿La comparación modelo austriaco vs modelo español es compatible con la afirmación de que en este país «la mentalidad es que el trabajador debe de acumular todo tipo de derechos y muy pocas obligaciones…»?

    Pues no. Esa afirmación es tan maniquea como la de que «los beneficios de los empresarios son salarios no pagados…» así que, asumes ambas o las rechazas… porque el problema, o mejor, la diferencia entre el modelo austriaco -no me refiero al empleo, sino a la mentalidad- y el español es que por aquellos lares, quizás, tengan la mentalidad de que la «LEY» se cumple y, quizás, por eso la tasa de contratos temporales es menor que en España, esto es, que no se firman y concatenan, en fraude de ley, contratos temporales para faenas continuas y propias de la actividad de la empresa contratante, que es lo que ocurre en España. El problema, sí es de mentalidad, pero no de mentalidad sobre el esfuerzo, sino sobre el respeto a la LEY; es en eso en lo que Austria y otros países se diferencian de España, en el respeto a la LEY.

    Efectivamente, si el respeto a la ley y la exigencia de su cumplimiento estuviera en la «mentalidad» de los españoles (trabajador o empresario) quizás la tasa de contratación temporal se acercaría a los porcentajes austriacos, porque, como a nadie se le escapa, la mayor parte de los contratos temporales están suscritos en fraude de ley por una de las partes. La tasa de empleo temporal en Austria es tan baja porque las ocupaciones que requieren una dedicación continuada no se cubren con trabajadores temporales, sino fijos, indefinidos, con independencia de exista despido libre. Y respecto al despido libre, dejémonos de bobadas, NO ES la panacea de todos los males de la economía. En los países en los que se haya abolido la esclavitud como forma de prestación del trabajo, la contrapartida al despido libre, a la inexistencia de una sanidad pública reconocible, a la abolición de los impuestos, es el pago de salarios más altos que permitan a la persona suplir esas carencias (seguro privado para todo: sanidad, jubilación, seguridad,… ) o sea, el viejo dilema sobre el papel del Estado, la izquierda y la derecha: –tengo yo mi dinero y administro mis necesidades, o contribuyo con mis impuestos para que el Estado redistribuya la riqueza proporcionando los servicios necesarias a los que aspiraba la Sociedad del Bienestar?

    Por otra parte, llamemos a la cosas por su nombre y digamos las cosas como son: en España despido libre, haberlo hailo, pero a lo que realmente nos referimos es al DESPIDO GRATUITO o “con mochila”, es decir, con otro seguro privado que cubra la contingencia del despido (indemnización) y la consiguiente del desempleo, porque eso será lo siguiente: ¡el quiera “paro” que se lo pague! Y todo ello, en definitiva, abonando el terreno a las aseguradoras como ya se está haciendo con la sanidad, la jubilación…. ¡bueno, es una opción! Pero digámoslo, reconózcase sin disfrazar más la realidad…

    Mire, respecto a lo de la mentalidad del esfuerzo y la imputación de vaguería endémica al trabajador…, ya está bien!! ¿Cómo se atreve a tal generalidad…? Acaso le merece menos respeto “todo trabajador” que los “jefes de jefes” hoy en prisión o imputados por corruptos…?, ¿acaso, por estos individuos, mal ejemplo de empresarios, se atrevería ud. a calificar a la generalidad de los empresarios…? Seguro que no; pues lo mismo para el trabajador: de vago endémico ¡nada! Yo he sido trabajador por cuenta ajena y ahora empresario, como ud. y he dado el 100% siempre, y, como eso no lo considero ningún mérito ni cualidad especial, se la atribuyo, por concepto, al resto de trabajadores y empresarios, que luego, la realidad pondrá a cada cual en su sitio, a algunos, en la cárcel.

    Pero es que, volviendo a lo de la mentalidad sobre el esfuerzo en el trabajo o el respeto a la ley, es ilustrativo que de los 97.000 asuntos resueltos en 2013 por los Juzgados de lo Social, 32.000 correspondían a despidos y de ellos, casi el 70% se resolviera favorablemente para el trabajador…, es decir, como no vamos a acusar, a estas alturas, a los jueces de prevaricadores sino de ejecutores de la ley, la conclusión objetiva es que en ese 70% de los despidos, la empresa no había respetado la ley, ese es el dato. Es decir, en el país de la picaresca, la mentalidad del esfuerzo, no se si la habrá, pero la de respeto a la ley, esa sí que no… así que no generalice ni trivialice diciendo que los trabajadores quieren derechos y no obligaciones… porque eso, dicho tal cual, seguro que también le pasa a ud. y a mí, y al otro… ¡si se puede elegir!!… y así tampoco tendremos que calificar a ese porcentaje de empresarios que, los tribunales dicen, se salta la ley. Una ley que te puede gustar o no, pero se cumple mientras no se cambie ¡esa es la mentalidad austriaca: “das Gesetz ist das Gesetz”!!

    Retomando el tema del coste salarial vs despido gratuito, analicemos las cosas para ver si su implantación sería beneficiosa o no, asumiendo la contrapartida de un salario “más alto” como consecuencia de dicha implantación. La estadística dice que en los últimos 7 años –los más difíciles, de momento– el 33% de las empresas han realizado despidos. Es decir, el 67% restante no… pues bien, salvo que pretendamos avanzar hacia el pasado –esclavitud– y asumiendo que el despido gratuito, alguna contraprestación deberá conllevar para el trabajador despojado de su actual derecho a la indemnización –entre otros recortes que vienen soportando-, habrá que advertir a ese 67% de empresas que NO despiden, que verán aumentados “ab initio” sus costes laborales como consecuencia de tener que acercar los salarios –todos, el de los trabajadores que serán despedidos y de los que no– al nivel salarial de los “paraísos” donde ya existe la implantación del despido gratuito –insisto que en España, el despido libre ya existe–. Y los trabajadores –todos, los que vayan a ser despedidos y los que no– verán mermado, además de este derecho, su retribución, bien porque se le retenga parte de la nómina –por este nuevo concepto “mochila”– bien porque deba destinar parte de éste a contratar un seguro que lo supla… e, insisto, esta carga la van soportar por igual los empresarios leales y los borderline de la ley, los trabajadores fieles y los díscolos maleantes. ¿En beneficio de quien…? Yo ya lo sé, pero dígamelo Ud. que a mi me da la risa…

    Me da la risa porque, es curioso que este rosario de medidas solo aparezca en tiempos de crisis y no en los de bonanza. Me refiero a por qué cuando los beneficios bajan se intenta asociar la retribución salarial a la productividad –que a mi me parece muy bien– pero a ninguno de los que me provocan la risa floja se les ocurrió proponerlo cuando los beneficios se disparaban… ¡ahora sí..!

    El problema de la economía no está en la empresa cautiva del trabajador “vago”, ni del despido libre remunerado (por mucho que la situación individual de cada cual pueda ser, según los casos, dramática), ni la solución a los problemas es la implantación del despido gratuito, porque la realidad es que la mayoría de las empresas (67%) no utilizan el despido, luego la mayoría de los trabajadores no son objetos de despido. El problema, por más que se empeñen en ocultarlo, es que la capacidad de recortar de un empresario es limitada y alcanzada aquella se manifiesta el problema: ¡la falta de ventas consecuencia directa de los recortes… porque lo que el empresario que recorta deja de comprar-gastar es lo que deja de vender el empresario que se lo vendía… y así nos va!!!!

    Así que, modelo austriaco o chino-tibetano, no se… pero… apuntar siempre el mismo tiro…? yo no lo acepto igual que rechazo el del origen de los beneficios empresariales…

    • Lo de «vago endémico» lo ha dicho usted, no yo. Tampoco es cuestión de que ponga palabras en mi boca.

      • «la mentalidad es que el trabajador debe de acumular todo tipo de derechos y muy pocas obligaciones». Efectivamente, esa es la frase y ahí no se habla de endemias… cierto. Pero, la principal obligación de un trabajador es trabajar y si se dice que el trabajador quiere muy pocas obligaciones…, pues, bueno, quizás, se está diciendo que es un «pelín vago…» o quizás no, y exagero en la interpretación. Pero es que a fuerza de ver repetida la misma cosa (que no por mucho repetir se convierte en cierta) -y no me refiero ni a ud. ni a este blog- en depende que medios, pues parece que se apela a esa supuesta vaguería como endemia nacional culpa de todos los males y.. no es así. Pero lo no dicho no dicho y «vago endémico» reconozco que no figura en su comentario.

  2. Al modelo español de empleo y relaciones laborales le falta algo: empresarios que sean personas. En los paises europeos avanzados, tanto el empresario como el trabajador saben que se hacen falta y se complementan el uno al otro, y actúan en consecuencia, respetándose y con unos salarios decentes, amén de una presión fiscal inferior (ver nota) a la española y con muchísimos más derechos y beneficios sociales. Aquí en España, en general, el empresario tiene la mentalidad de que los empleados son como los famosos Kleenex (para usar y tirar), y a los que hay que darle poco salario, pocos derechos y menos respeto. Además, muchos de los dirigentes de grandes empresas no valen ni para tacos de escopeta, habiendo sido nombrados a dedo por el poder político, y actúan simplemente cumpliendo órdenes de quie los nombró. Con empresarios así no puede funcionar un pais.
    Nota.-Según declaraciones recientes (de hace un par de meses) del presidente de los Consejos de Colegios de Economistas de España, «España es el pais de mayor presión fiscal global NOMINAL de todo el mundo». Y lo de nominal se refiere a lo que marca el BOE, que después no es real porque sólo pagan los que dependen de una nómina intermedia (rentas del trabajo medias), y las grandes empresas del IBEX apenas pagan entre un 5 y un 8% del benefico declarado que, normalmente, es muy inferior a su beneficio real.

  3. Jose Luis mi pueblo es Madrid, y me gustaría que se hubiera quedado Eurovegas aqui. Conozco las Vegas (Nevada) un pueblo muy dinamico economicamente hablando, funcionando desde hace muchos años y en medio del desierto. ¿porque no iba a funcionar el modelo economico en Madrid?
    Mira no tengo ni idea que puntos negociaron el gobierno con ADelson, pero no fructificaron. A veces hay que ceder un poco para ganar. Lo que si te digo es que Adelson se chocó con un mercando laboral español muy inflexible y con muchas pocas ganas de aceptar cambios, y se marcho volando. Bueno realmente, nosotros le echamos fuera de aqui. Saludos

  4. José Antonio Gracia.

    Hay una pequeña diferencia, y te lo dice uno que ha sido autónomo y empresario hasta que la enfermedad me hizo hacer un paréntesis en el que estoy ahora. No se puede comparar de ninguna manera, a los empresarios austriacos, con los que aquí se denominan a si mismos empresarios.

    De verdad que son otra clase.

  5. A ANA MARIA, el Eurovegas te lo podías haber llevado a tu pueblo guapetona, tú no sabes las condiciones en que se quería instalar EUROVEGAS si no no hablarías como hablas, los empleados los traeria el no cogeria de aquí a nadie, las instalaciones gratis 3 años sin pagar un euro de impuestos, inversiones y subvenciones por la jeta, y si a los 3 años no funciona me voy y no he dejado nada más que putas y suicidios, hay inversiones que mejor que no vengan sabes?

  6. aquí el problema principal es que tenemos una deuda gigantesca, que cada obra que hacen en un pueblo de más de 5.000 habitantes se va a l doble o triple de lo presupuestado que hay más coches oficiales que en EE.UU que hay más funcionarios que en ALEMANIA, que hay 10.000 aforados y 20.000 asesores de asesores que no asesoran nada, que a mi me gusta más el modelo danés que tiene menos de un 5% de paro, que te pueden echar a la calle cuando quiere el empresario pero no te dejan desamparado cobras todos los meses del estado y por lo menos comes caliente, y además no recuerdan que haya habido un caso de corrupción en 40 años, aquí se trabajan 10 horas diarias y se pagan 8 horas, eso es asi y será y no hay solución posible, éste pais es un país sin futuro pongan el despido gratis o pagado me da igual, aun recuerdo cuando la reforma laboral que iban a crear empleo resultado más de 1.000.000 de parados más y más de 500.000 jóvenes talentos que han huido de España entre ellos mis dos hijos, tenemos 17 gobiernos con un monton de diputaciones y un montón de inútiles que no han pegado pique en su asquerosa vida y cobrando un pastizal, no se como se atreve sr. Ramón a decir nada de la competitividad si es imposible ser competitivos teniendo que pagar impuestos hasta por respirar y se lo dice uno que ha trabajado desde el año 1969 y sabe lo que le digo que con FRANCO el malo vivía mejor, hoy en día la mejor manera de no pasar hambre es robando y que te metan en chirona por lo menos comes caliente todos los días y no tienes que pagar las medicinas, y cuando sales paro y a los reclusos no los despiden.

    • Me atrevo a decirlo porque creo en lo que digo. No obstante, en ningún momento he dicho que la solución sea el despido libre… y nada más. Por supuesto eso se tiene que hacer JUNTO CON OTRAS COSAS. Pero lo que no se puede pretender tampoco es que todo lo que despilfarran los políticos quitándolo de ayudas sociales lo tengan que pagar las empresas tragándose trabajadores que no necesitan o que simplemente no hacen su trabajo.
      En cualquier caso yo opino como usted en muchas cosas por lo que deduzco de su comentario; nuestras opiniones no son tan dispares.

  7. Dos cosas.
    1.- De lo mejor que he leído últimamente. Y tus referencias al karma muy bien situadas. Felicidades.
    2.- La «mochila» austríaca es similar al modelo italiano. Donde el sueldo anual se prorratea en QUINCE pagas: doce mensuales, las dos extras (normalmente prorrateadas) y la mochila que va de ahorro para cuando se extinga el contrato. O sea que no es tan raro.
    A mi también me molesta darle la razón a cualquier banco y especialmente al BBVA pero en este caso…

  8. En España la TGSS es otro impuesto para mantener el gigantesco pesebre, los gobernantes y los posibles proponen lo mismo, no quieren eliminar ese pesebre de individuos cobrando del dinero publico y que les agradecen su estado de bienestar particular,¿de dónde sacarían para esa mochila cuando hacienda desde el 2009 recauda el 50% de lo presupuestado? Si aumenta la recaudación es para el echar de comer en le pesebre.

  9. Veo totalmente comprensible el modelo que traes a tu entrada en esta ocasión pero no quiero que olvides Ramón que eso también funciona porque es un país de mentalidad muy distinta a España. Aquí tenemos empresarios que a pesar de recibir millones de euros en subvenciones de comunidades autónomas y su beneficio es brutal cuando de empresas subcontratadas de amiguetes de políticos se refiere, no dudan en despedir a mansalva y en no respetar los derechos laborales porque en lugar de 4 millones se dan cuenta que van a ganar 3,9. Al final que ocurre pagan justos por pecadores y así nos estamos cargando la pequeña y mediana empresa, al intentar tomar medidas para parar a los grandes monstruos que hacen sangrías en los indices de paro

  10. Un mercado laboral muy regulado y unos trabajadores muy inflexibles hacen que muchas empresas multinacionales se lo piensen muy bien antes de invertir en España. Ejemplo Eurovegas no cuajo implantarse en la Comunidad de Madrid y prefirio instalarse en otra zona geográfica mas flexible y con menos regulación.
    La excesiva regulacion laboral y los altos impuestos en este país minan la creación proyectos empresariales. De ahí que tengamos unos porcentajes tan altos de parar y de que nadie quiera contratar a nadie.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón