Métodos de extorsión de la Seguridad Social

A veces parece que se olvidan los derechos que tenemos los ciudadanos y se nos pisotea sin ningún miramiento con injusticias y amenazas.

No hace mucho escribí un artículo en el que hablaba de un caso ocurrido a un cliente mío en el cual la Seguridad Social se puso en contacto directo con sus empleadas amenazándolas de darlas de baja de oficio si no justificaban en qué locales y durante qué horarios desarrollaban su actividad de limpieza.

En esta ocasión soy yo personalmente quien recibe amenazas, aunque no precisamente de darme de baja. Se trata de la reclamación de una supuesta deuda de tan sólo 667 euros. Y digo supuesta y quiero aclarar este punto antes de seguir con mis razonamientos:

1.- Se trata de unos autónomos que dejé de pagar porque permanecí unos meses de baja voluntaria al no figurar en ninguna sociedad activa como administrador ni desarrollar actividad alguna por mi cuenta. Por lo tanto y según la Ley, no me correspondía estar dado de alta como autónomo y por lo tanto se supone que no debo nada.

2.- Como de todos modos me lo reclamaban, lo recurrí en tribunales, donde no me dieron la razón porque decían que tenía que ser yo quien demostrara que no desarrollé ninguna actividad durante ese período. Y digo yo que no puedo demostrar tal cosa y que deberían de ser ellos (la S.S.) quien tuviera que demostrar que sí que desarrollé actividad en ese tiempo.

3.- Como cabía la posibilidad de recurrir, así lo hice y en estos momentos está la cosa pendiente. Siendo así, ¿cómo se permiten seguir con el procedimiento de embargo?

4.- Para mayor recochineo y como casi todo el mundo sabe, para recurrir ante la S.S. (sigamos llamándola así para acercarla más a sus métodos de trabajo) hay que pagar primero la deuda o avalar. Como yo no estaba dispuesto a pagar, realicé dos avales a favor de esta gente. Avales que a fecha de hoy siguen vigentes y a su favor… ¿cómo entonces me quieren embargar?

Aclarado lo de «supuesta» deuda, sólo cabe decir que la carta recibida es toda ella una vergüenza. En menos de un palmo de texto incluyen SIETE amenazas; la última de las cuales no sabría como calificarla por lo rastrera que resulta.

AMENAZA 1.- Se va a proceder… al EMBARGO de saldos de cuentas corrientes y ahorro

AMENAZA 2.- Se va a solicitar lo siguiente: autorización de entrada en domicilio al Juzgado correspondiente, extracción forzosa de los bienes embargados… (me pregunto a qué bienes se pueden referir y si habrá algún Juez que ante una petición de este tipo autorice el registro domiciliario como si de traficantes de droga confesos se estuviera hablando.)

AMENAZA 3.- Se pedirá información de los vehículos matriculados a su nombre en la Jefatura Provincial de Tráfico  (se supone que también para embargarlos… les recuerdo que estamos hablando de seiscientos euros)

AMENAZA 4.- … y de las fincas inscritas en el Registro de la Propiedad (otro tanto de los mismo)

AMENAZA 5.- Retención de las devoluciones tributarias, derechos y créditos que pudiera tener a su nombre (no vaya a ser que Hacienda me tenga que devolver algo)

AMENAZA 6.- Retenciones de salarios, sueldos, pensiones, jornales o retribuciones…  (o sea que comunicarán a mi empresa que no me pague el sueldo porque no me lo he ganado)

AMENAZA 7.- También le informamos que para tener derecho, tanto Ud. como sus familiares, a percibir las prestaciones que ofrece el Sistema de la Seguridad Social en los Regímenes Especiales es requisito imprescindible encontrarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. (¿Debo entender que también están amenazando con no pagarle la pensión a mi padre después de toda una vida de cotizaciones?)

Que quieran embargarme a mí que se supone que soy el deudor, hasta se podría entender, pero ¿cómo comprender y consentir que metan a los familiares de por medio?

Resulta absolutamente vergonzoso e indigno de un país supuestamente avanzado como el nuestro que para el cobro de 600 euros monten toda esta película, y mucho menos cuando la cosa está en Tribunales y además con todo avalado bancariamente.

A veces a uno le entran ganas de irse a vivir a una república bananera.

Personalmente llevo 28 años de COTIZACIÓN SIN INCIDENCIAS. ¿Alguien entiende estas actuaciones?

Ramón Cerdá

p.d.- se me olvidaba…

Todo ello en el plazo improrrogable de 7 dias


Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón