LOTERIA DE NAVIDAD, el follón de las papeletas

#loteria de navidad

La LOTERIA DE NAVIDAD, cada vez con menos ilusión

LOTERIA DE NAVIDAD

incompatible con el pago de impuestos

La crisis económica, que se está alargando mucho más de lo que los gurús apuntaban al principio, sin duda está acabando con la ilusión de muchas personas que se ven agobiadas por el paro, la falta de ingresos y el mal ambiente que se respira en nuestra sociedad. En estas fiestas, y con el sorteo de la LOTERIA DE NAVIDAD de por medio, todo parece cambiar a nuestro alrededor, pero si nos fijamos nos daremos cuenta de que el ambiente festivo lo es cada vez menos y no se respira tanto el sentimiento navideño como en años anteriores. Puede que quien escriba esto se esté haciendo mayor, sí, pero no me negarán que el ambiente que se respira por la calle no es demasiado positivo.

La LOTERIA DE NAVIDAD tradicionalmente ha sido fuente de alegrías y desencantos, pero la ilusión ha predominado siempre, y cierto que todavía se mantiene, pero el hecho de que Hacienda haya querido meter mano de manera tan directa en los premios sin duda le ha quitado gran parte de la gracia y de la ilusión al asunto. Y no hay para menos. Recordemos que la LOTERIA DE NAVIDAD se inventó para recaudar, sí, siempre ha sido un impuesto y no solo ahora. Lo que ocurre es que en la actualidad es un impuesto por partida doble porque ya no se conforman con la recaudación habitual, sino que ahora quieren también una buena parte de lo que les corresponde a los premiados.

Si a esto le añadimos el follón monumental que han ocasionado con lo de las papeletas, la gracia desaparece por completo. Deben tener en cuenta que si han sido agraciados con alguna papeleta premiada, es posible que acaben pagando dos impuestos: el del 20% aplicable a todos los premios superiores a 2.500 euros y el de donaciones. Sí, también el de donaciones.

LAS PARTICIPACIONES Y HACIENDA

  1. Las participaciones NO EXISTEN para Hacienda.
  2. No se puede ir directamente a cobrar la participación. Es la persona que ha comprado el décimo, o el billete, o la serie, quien debe cobrarlo y luego repartir proporcionalmente el premio entre los afortunados poseedores de las participaciones. Es cierto que muchas veces se va al banco a cobrar las participaciones, pero eso es porque quien ha cobrado el premio ha depositado el dinero y ha llegado a ese acuerdo con el banco.
  3. Con la dichosa nueva normativa, el depositario del décimo debe aportar los datos a Hacienda de todas y cada una de las personas que poseen una participación. O sea que si eres de los que tiene una papeleta premiada, debes ponerte en contacto inmediato con el depositario y darle tus datos. Si eso no se hace de ese modo, Hacienda, además de retener el 20% al depositario, entenderá que ha habido una donación al no haber recibido los datos correctamente según nos advierten desde  la Asociación de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget).
  4. Puede que el premio de la papeleta sea inferior a 2.500 euros, pero si el décimo a que corresponde tiene un premio superior a ese importe, de cualquier modo procederá la retención del 20%.

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

5 Comentarios.

  1. Artículo conciso y bien planteado.

  2. “La lotería es el impuesto especial sobre la ignorancia en matemáticas” (John Allen Paulos y otros matemáticos).

    Apreciado Ramon, llamo su atención a que esta retención del 20% sobre los premios de ONLAE, Cruz Roja y ONCE, Sí corresponden al IRPF (¡y al ISOC!). Así que si lo gana un particular o empresa no sujeta a tales impuestos -y así lo hará contar en el impreso de declaración al cobro- NO se le puede retener (o en su caso, procedería su devolución). Y ello es así porque lo que hizo la Ley 16/2012 fue abolir la exención que tenían tales premios en dichos impuestos. (En tal sentido, en Navarra se tuvo que acomodar su legislación tributaria, etc.)

    Es decir, el Estado no sólo nos cobra por participar en las Loterías, sino que además amarga el premio “sólo” a los españoles residentes (¡hasta 79.500 de retención por un décimo!) y nos hace responsables de demostrar que hubo previa co-participación en la compra, so pena de tener que pagar el Impuesto de Donaciones (e incluso podría darse el caso de tener que pagar además el de Sucesiones)… y todo para no obtener ni el 15% de lo que tenía previsto.

    Y es que es lógico: entre la crisis-en-realidad-estafa y el recargo, las ventas se han reducido. Exactamente igual que lo que provoca el aumento del IVA y de los impuestos sobre Hidrocarburos y las subidas de precio de Energías: perjudican la oferta y desincentivan la demanda.

    ¿Dije Estado? Pues he de rectifico: es el Partido Popular, quien lo propuso como Gobierno y lo aprobó como Ley.

    “II Año Victorioso”. Felicidades a los agraciados.

  3. Gracias por tu información. El Gobierno como la Banca, siempre gana.

  4. Marisa Rodriguez

    Siempre he cogido papeletas de la asociación de vecinos del barrio de mis padres, pero este año se nos informó que no se iban a hacer precisamente por el follón que podría suponer esto que explicas. Se reservó un número en una administración y los que quisimos, compramos un décimo o lo compartimos con alguien. Lo siento de verdad por todas aquellas asociaciones benéficas, viajes de estudios, etc que con esto sacaban un dinerillo para financiar parte de sus proyectos y permitían a la gente participar en la medida de sus posibles en la ilusión (porque todo hay que decirlo, en esta lotería lo que prima es la ilusión) de que te toque un pellizco con el que tapar agujeros. Gracias, Hacienda, ya ni ilusión porque las cosas vayan un poco mejor se puede tener en este pais

Deja un comentario


La Lectura de Ramón