Los abusos de las expropiaciones

Hemos de asumir que las expropiaciones son necesarias para el bien común. Sin una ley de expropiaciones forzosas pocas obras públicas acabarían siendo ejecutadas, y aunque evitar alguno de esos monstruosos proyectos podría ser incluso positivo en más de una ocasión, hemos de asumir la necesidad de la norma.

#Los abusos de las expropiaciones

Los abusos de las expropiaciones. Algo que ocurre a diario.

Ahora bien, la misma norma promueve los abusos de las expropiaciones, porque creo que no basta con decir que se hace por el bien común, cosa que me parece muy bien, porque al que le expropian pueden estar arruinándole la vida. Lo menos que se puede pedir a cambio es una remuneración justa, o incluso espléndida, diría yo. Bajo mi punto de vista las expropiaciones deberían llevar un plus de daños y no tendrían que valorarse las cosas a precio de mercado, sino bastante por encima. Y si lo que se expropia es solo la parte de una finca, el propietario debería tener la oportunidad de exigir que le compraran la finca entera, porque una vez expropiada la fracción y plantado el monstruo encima, puede que el uso o el valor restante sea bien poco.

Los abusos de las expropiaciones a veces se resuelven en los tribunales

Otra cosa que me llama mucho la atención de las expropiaciones, es que no solo las valoraciones suelen ser insuficientes, sino que, además, parece que no sepan ni medir los terrenos. Sería el caso de una reciente sentencia, en la cual, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia obliga a la Administración a pagar 1.300.000 euros, cuando lo tasado era de solo 218.800 euros. Entre otras cosas, parece ser que habían calculado 4.200 metros cuando lo expropiado se acercaba a los 6.000, y todo para que alguien haga negocio a costa del AVE. Me parece indignante, pero al menos en esta ocasión el Tribunal parece haber puesto las cosas en su sitio.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Después de que se tasen tus bienes expropiados a precio de risa fundamentados en una relación de bienes mal hecha, que reclames a los tribunales con una valoración pericial bien justificada y documentada, y en lugar de admitir tu contravaloración admitan sin justificar una cifra aleatoria a medio camino entre las dos valoraciones, … Después de todo eso, viene Hacienda y reclama su 21% de la miseria que te han pagado, sin admitir si quiera la deducción de los gastos de defensa jurídica.

    A veces se me pasan ideas terribles por la cabeza cuando veo la impotencia y frustración que genera esta indefensión, y la insensibilidad fría y mezquina con que el funcionario de turno que maneja los hilos de esta maquinaria despacha con arrogancia tus reclamaciones sin darte la oportunidad ni de escucharlas.

  2. Buenos días , no solo se le expropia a la persona un bien material , sino que algunas veces los daños son también morales , cuando alguien tiene que perder algo suyo de forma no voluntaria se puede estar también pisoteando los sentimientos y si a eso se le añade que la valoración ” normalmente” suele ser a precio de fabrica a la baja , pues se junta la impotencia , el miedo y el deseo de que al que proyecto la obra ,no le pasara por delante de la casa de su madre …pero bueno aparte de hacer ricos a unos y fastidiarles la vida a otros , las expropiaciones son por un bien común ( o eso se supone) al que le toque le toco lo que es menester es que al menos se supervisen y el que la sufra no se quede encima con la espinita de haber sido el pringao de turno.Un saludo.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón