Lista de morosos de Hacienda publicada. Otra amenaza cumplida

No lo habían hecho antes porque no era legal, pero esas cosas nunca son un impedimento porque basta con cambiar la ley, al fin y al cabo ellos pueden hacer ese tipo de cosas que a usted y a mí nos están negadas. Soy partidario de que se persiga legalmente al infractor y al moroso, pero no soy, ni seré, partidario de que se quiera hacer campaña de escarnio público. La lista de morosos de Hacienda incluye personas físicas y empresas, todas ellas con deudas superiores al millón de euros, pero curiosamente, el montante de toda esta deuda, que es una barbaridad por sí misma, supone solo el treinta por ciento de la morosidad al fisco, lo cual evidencia que hay miles y miles de contribuyentes que, por un motivo u otro, han dejado de pagar sus impuestos o sus sanciones.

¿Sirve de algo la lista de morosos de Hacienda? ¿Puede generar el efecto contrario al buscado?

#lista de morosos de hacienda

La lista de morosos de Hacienda o los modernos humilladeros

Ya he dicho que no soy partidario del escarnio público en ninguna de sus variantes, y en cuanto a si sirve de algo, ¿qué quieren que les diga? Yo, como ciudadano que paga religiosamente sus impuestos puedo pensar… y si estos deben todo este pastón y no pasa nada, ¿por qué tengo que pagar todos mis impuestos? ¿No es mejor que escaquee lo que pueda y por lo menos no tendré la sensación de ser un imbécil cuando me miro al espejo por las mañanas? No sé si los cabezapensates de Hacienda se habrán parado en pensar este posible efecto rebote de la dichosa lista.

Lo que no se ha publicado en la lista de morosos de Hacienda

#su sociedad en una hora

Disponga de su propia sociedad en solo una hora

Lo que también tendría que haber publicado Hacienda es todo lo que ellos deben, que no es poco porque a buen seguro pasa con creces, no de un millón de euros, sino de muchos y muchos de ellos. Y otro dato interesante sería saber cuánta de esta deuda es incobrable, porque visto lo visto, creo que lo es la mayor parte de ella. Pero no solo eso, puestos a «informarnos» de todo como han tenido a bien, deberían decirnos también qué parte de esa deuda proviene de actas levantadas por las cuáles algún funcionario X ha cobrado puntualmente su productividad. Porque digo yo que cuando una de estas actas resulta incobrable, o cuando es anulada por un tribunal, las prebendas disfrutadas tendrían que ser retrocedidas. Que nos digan qué funcionarios han visto engrosado su pecunio por algo que, al final, no se va a cobrar. Cuando yo era joven y vendía Biblias a puerta fría (eso sí que fue una experiencia religiosa en toda regla), cobraba comisión por cada venta, pero si luego el cliente dejaba de pagar cualquier mensualidad (las ventas eran a plazos), la comisión era anulada ipso facto. Sí, ya sé que no es lo mismo, yo solo era un currante y no un intocable de Hacienda, pero digo yo que algo así se tendría que hacer.

Ramón Cerdá

p.d.- No comento nada sobre quiénes son los deudores que se han publicado, por dos motivos básicamente: porque no me importa quiénes sean (tampoco quiero saber los datos de las declaraciones de renta de los políticos), y porque no quiero colaborar al escarnio público; para eso ya estaban los humilladeros de la Edad Media.

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

7 Comentarios.

  1. Y quien persigue al gobierno o ayuntamientos que deben dinero a empresas que han tenido que cerrar?

  2. Los comisionistas funcionarios de hacienda, sólo buscan el trabajo fácil: Empapelar, levantar actas a los que tiene más a mano. A los que declaran puntualmente, a los que habiéndose dado cuenta del error intentan enmendarlo o a los que se arrepienten de haberlo hecho o a los que creyendo haberlo hecho bien resulta que ante un cambio de criterio hacendístico resultan «cogidos», a pesar de que posteriormente los tribunales les den la razón.

    A esos los crucifican, los sancionan, a esos les hacen la vida imposible aún a costa de destrozar sus negocios o sus empresas. Pero eso sí, seguro que cobran sus primas por Acta levantada.

    Hay una batalla entre hacienda y la jurisdicción. Hacienda niega el derecho de los obligados tributarios a optimizar fiscalmente sus economías. Si hay dos o más alternativas fiscales el ciudadano tiene que optar por la que más favorece a hacienda. Muchos tribunales han dicho lo contrario y han sentenciado que el contribuyente puede optar por la vía que le resulte más conveniente y organizarse su economía y sus negocios, profesiones, etc, intentando optimizar fiscalmente sus cargas fiscales dentro de la ley. Que ya de por, esas cargas se han convertido en una losa que hacen muchos negocios o economías inviables, víctimas de un estado acaparador e interventor que quiere ser un Leviatán omnipresente y omnipotente.

    Y como dice Ramón, si hacienda pierde en los tribunales, seguro que los inspectores no devuelven la «comisión». Esto hace que los modernos «publicanos» se lancen sobre los contribuyentes, qué digo, sobre los obligados tributarios, corrijo, como jaurías de hienas sobre sus indefensas víctimas. Las acosan, las machacan con los poderes que las leyes les dan y que en palabras del Tribunal Supremo «son exhorbitantes». Sus risas de hienas, cuando cobran las primas de productividad que los políticos como Montoro han diseñado para exprimir, explotar y devorar a los ciudadanos resuenan sobre los llantos y sufrimientos de familias a las que han destrozado sin comerlo ni beberlo, de la noche a la mañana.

    Detrás de cada sentencia ganada por un ciudadano o empresa, hay años (tres años de media en el TEAR o TEAC) y otos cuantos en la jurisdicción contencioso administrativa. Si ganas a hacienda ¿cómo te reparan el sufrimiento, la incertidumbre, la quiebra a veces, o las pérdidas?

    Lo que más me fastidia es que encima esa casta publicana, donde por supuesto hay excepciones, han llevado representantes en casi todas las listas de los partidos políticos en las recientes elecciones. Será para asegurarse que gane quien gane seguirán con sus comisiones.

    • Tengo claro que esto no lo cambiará un nuevo gobierno, como bien dice, todos los partidos lo representan en cierto modo.

      Y lo de las opciones fiscales, ¿qué decir? Por supuesto que cada cuál debería poder elegir la que más se adapte a su economía dentro de la legalidad, pero eso, Hacienda, no lo permite. Por eso entiendo que el contribuyente, siempre que le sea posible, intente escaquear por otros medios parte de su carga fiscal en una actitud de supervivencia.

  3. Jaime de Andrade

    Arbitrariedad?
    Que le parece Ramon que haya incluido a una empresa que regularizó voluntariamente en el 2010?O sea fuimos voluntariamente en un ejercicio de buena fé sin precedentes a comunicar que la empresa había incurrido en impago de impuestos y queríamos regularizar.No fruto de investigaciones de la propia ineficaz Adiministración.
    Que garantizó mediante escritura de hipoteca unilateral sobre 8 inmuebles de su propiedad,cuyo valor de tasación, admitido por la Admnistración, cuatriplica el de la deuda garantizada?
    Que no haya intentado el cobro mediante la ejecucion de esos inmuebles y que cometa la arbitrariedad y el abuso de posición dominante de incluir en dicha lista a esa Empresa.
    Cree usted que esta posición de indefensión de mi representada merece algun tipo de recurso ante los Tribunales?

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón