Ley de sucesiones española, afectada por el reglamento de la UE

La ley de sucesiones española, pese a no haber sido modificada, ha quedado afectada por los últimos cambios reglamentarios de la Unión Europea. Es posible que usted tenga hecho el testamento y piense que lo tiene todo controlado al respecto, pero este cambio de reglamento que comento y que puede haberle pasado desapercibido, podría afectar sensiblemente al resultado final.

¿En qué puede afectar el cambio reglamentario de la UE a la ley de sucesiones española?

#Ley de sucesiones española

Ley de sucesiones española afectada por la normativa europea. ¡Actualice su testamento!

Si usted no tiene previsto cambiar su residencia en España a la de otro país, en principio no debería de afectarle, pero tenga en cuenta que eso no necesariamente lo decide usted. Imagine un supuesto: Usted, en sus últimos años de vida puede verse afectado por alguna enfermedad importante que no le permita decidir sobre su futuro; un hijo suyo podría vivir en el extranjero (cosa cada vez más habitual en los tiempos que corren) y usted podría acabar sus días, sin pretenderlo, en Alemania, o Francia, o en cualquier otro lugar. ¿Qué pasaría entonces?

Según el reciente cambio reglamentario, su herencia quedaría afectada por la ley del país que hubiera sido su última residencia, lo cual no tiene por qué ser necesariamente malo, pero es cierto que puede ser distinto a lo que usted tuviese previsto. Eso le afectaría incluso en el supuesto de que no haya hecho testamento.

¿Qué debería hacer?

Mi consejo, salvo que no le preocupe en absoluto lo que ocurra después de su entierro (que Dios lo guarde muchos años), es que acuda al notario y haga un nuevo testamento, que puede ser idéntico al que ya tenga hecho, pero añadiendo una cláusula que diga que declara solemnemente que desea que sea la ley española la que regule su herencia. El propio reglamento de la Unión Europea (650/2012, que entró en vigor en agosto pasado) permite que usted elija como ley aplicable la de su propia nacionalidad.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

11 Comentarios.

  1. Hola, quisiera saber qué sucede si uno es español y fallece en un país que no es miembro de la UE. Aplicaría esta nueva normativa también? O se aplicaría la ley española? Gracias

  2. Mi papá nació en La Coruña y falleció en Argentina donde vivió casi toda la vida, hizo un testamento hace 30 años dejandonos la nuda propiedad a mi hermano y a mi en partes iguales y a mi mamá usufructuaria de dichos bienes. quería saber si en ese caso se aplica la ley Argentina? o esto solo afecta a las sucesiones que se realizan dentro de la comunidad europea?

  3. José Antonio Gracia Percebal.

    ¿Tan difícil sería comenzar a pensar en una armonización?

    • Supongo que sí, pero si dentro mismo de nuestro territorio no nos aclaramos y cada comunidad aplica la ley a su manera… ¿qué no pasará en los distintos países de Europa? Pero en el fondo no lo veo tan difícil; el hándicap es ponerse de acuerdo.

      • La armonización es eso, que la gente pague donde resida en los impuestos directos (renta, sucesiones, patrimonio). Si hay competencia entre regiones o países, la gente se desplazará allá donde haya menos impuestos y esa competencia fiscal beneficia a los ciudadanos que presionarán a sus políticos a bajar impuestos. Si se armoniza más, me temo que nos igualarán por arriba y los políticos tienen tendencia a utilizar el dinero “que no es de nadie” (según la ministra del Psoe, Carmen Calvo) pero que nos quitan a nosotros para “sus gastos”.

  4. Cada vez la legislación de la Unión Europea en todas las materias nos afecta más y más. Y eso no es necesariamente malo, a mi entender, es lo mejor que nos podía pasar para evitar nuestros viejos atavismos decimonónicos y medievales. Por eso soy europeísta convencido. Y por eso quizás, gentes como Podemos, la CUP, etc, quieren sacarnos del euro, de Europa y de todas las instituciones occidentales y liberales.

    Yendo al caso concreto. Esta reglamentación podría hacer que muchos extranjeros venga a pasar sus últimos días a España, o mejor, a Madrid y otras regiones que tienen exenciones a este impuesto. Antes existía el turismo sanitario, y acaba de inventarse el turismo fiscal. En este caso con positivas consecuencias. Siempre he pensado que la competencia fiscal es buena. es una forma de evitar que los políticos se ensañen con los contribuyentes y abusen de los gastos a cuenta del ciudadano. este es un ejemplo. Madrid recauda con esa política más por impuesto de sucesiones (con una exención del 99%) que Cataluña o Andalucía, con poblaciones superiores, pero que no tienen exenciones en este impuesto. Perfecto ejemplo de la Ley de Laffer, cuanto más se suben los impuestos, menos se recauda.

    • Eso de Laffer no lo entienden nuestros políticos 😉

      • Montoro, cuando estaba en la oposición a Zapatero, la utilizaba como ejemplo de lo que el PP de Aznar, siendo él ministro, había conseguido, aumentando la recaudación bajando impuestos. Yo se lo oí decir en alguna tertulia.

        Fue llegar a ministro con Rajoy y declarar exactamente lo contrario, lo que demuestra que además de ser un mentiroso fue falso que el fuera el autor de la reducción de impuestos de Aznar ni que creyera en ello. Más bien fue este el que se la impuso, ya que Aznar, y no se si Rato también, era un fiel defensor de esta ley, al igual que Esperanza Aguirre, que en Madrid, ha demostrado su cumplimiento una y otra vez.

        Puesto ante esa contradicción, contestó que en el gobierno no se pueden hacer experimentos y que la contabilidad nacional no permite aventuras.

        Lo dijo poco después de la mayor subida de impuestos de la democracia, un 28 de diciembre de 2011, y a continuación, sonriendo, decir que habían dejado descolocados a los socialistas al pasarles por la izquierda haciendo lo que ellos no se habían atrevido. Ese día perdieron dos o tres millones de votos.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón