La marca de Caín, selección de relatos – reseña

#la marca de caín

La marca de Caín es el relato corto queda título a la antología.

 

 

Bajo el título genérico de LA MARCA DE CAÍN se han publicado en Amazon una recopilación de relatos y cuentos de distintas épocas. A continuación una reseña recientemente publicada en EL OLOR DEL PAPEL…

Los personajes sobre los que leemos son cotidianos, son reales y nos cruzamos con ellos cada día, incluso somos nosotros mismos, compartimos sus miedos, motivaciones y sensaciones, de ahí que a pesar de la brevedad que compartimos con ellos, podemos llegar a entenderlos y ponernos en su lugar.

Lenguaje sencillo, descripciones correctas sin ser excesivamente largas y lo que quiero destacar sobre todo porque es lo que más me ha gustado es cómo Ramón Cerdá sabe crear el clima en el cual se desarrolla la historia, recreándose en los detalles mundanos para dar más fuerza a lo que va a ocurrir y al desenlace.

Definitivamente el libro me ha gustado, no conocía al autor pero no descarto leer próximamente otros libros de él y si es así, enseguida lo sabréis :)

La Marca de Caín – Los relatos

A pesar de no leer muchos libros de relatos, debo decir que me encantan! Me parece más complicado explicar una historia interesante en pocas páginas que no en una larga novela, pero yo no soy escritora o sea que esto es sólo una sensación mía, quizá no sea verdad. Pero vamos a ver que relatos nos encontramos en el libro:

1. Hazle caso a tus sueños.

Es uno de los relatos que más me han gustado; nos cuenta la historia de un hombre que vive atormentado por lo que le depara el destino desde el día en qué una mujer le tiró las cartas en una feria. En su mano está decidir como seguir su vida a partir de ese momento, es un relato que nos lleva a reflexionar sobre nuestro propio comportamiento frente a una situación parecida, ¿qué haríamos? ¿vivir lo mejor posible sabiendo de antemano que nuestro final está más o menos cerca o ceder al instinto de supervivencia que nos hace esconderlos para seguir con vida?
Creo que no es fácil responder a esta pregunta si queremos hacerlo de forma sincera ya que es sencillo pensar que la emprenderemos con el carpe diem hasta el final y quizá sea cierto en el caso de enfrentarnos a una enfermedad donde poco podemos hacer para cambiar el resultado, pero ¿y si pudiéramos evitarlo? ¿haríamos lo que fuera a pesar de mantenernos en un período -casi- letárgico de tensa espera?
A pesar de haber reflexionado sobre ello, no puedo responder.

2. Cuidado con lo que deseas.

Qué frase tan buena para titular este cuento! Debo decir que me he reído mucho con su final, más que nada porque yo -como muchas otras personas- siempre estamos a dieta, siempre contando calorías, siempre pensando “esto no lo puedo comer” y con la llegada del calor más… y de esto trata este relato, de la obsesión por perder peso y alcanzar nuestro objetivo final. En fin, que hasta cierto punto me he sentido hasta reflejada en él, triste pero real.

3. La marca de Caín.

Este es el relato que da nombre al libro, es una historia de las de antes y dicho esto no sé muy bien que quiero decir con ello, quizá es porque me hace pensar en esos relatos de terror de Stephen King de su época buena, donde las palabras no nos inspiran terror pero sí… angustia. Trata de un paquete que va de un destinatario a otro, cuyos nuevos propietarios no parecen tenen ninguna relación con el anterior pero cuyo contenido les lleva a un igual final.

4. Su único regalo.

Este es uno de los tres cuentos que escribió el autor en su adolescencia, así nos lo dice la introducción. Por la forma en que se desarrolla el relato, me hace pensar en otro que fue escrito a posteriori: El suicidio no es tan malo. Aquí leemos sobre la historia de una niña de cinco años cuyo único vínculo afectivo se establece con la radio que escucha cada día, se siente identificada con la protagonista del serial, una niña que como ella está harta del mundo de los mayores y que sólo encuentra una solución para terminar de una vez por todas con su terrible situación. Es un relato duro por sus implicaciones pero a la vez expresa la inocencia de la niña, ¿niña que quizá en el futuro se convierta en la protagonista del otro relato sobre el suicidio?

5. Sería inútil.

Otro relato escrito durante la adolescencia de Cerdá. Es muy cortito y nos cuenta como dos personas son encerradas en un recinto con comida y bebida que tendrán que racionar para que les dure hasta que sean liberados.
Es quizá uno de los relatos que no me acaban de convencer, es un sí pero no, lo veo bien planteado pero le falta algo a la hora de acabarlo pero teniendo en cuenta la edad en la que fue escrito tampoco creo que se pueda pedir más, pero comparándolo con el anterior éste no llega a convencerme.

6. Adrenalina.

Éste es el último relato de la adolescencia del escritor. El tema no es novedoso, una persona enferma que es incapaz de suicidarse y busca a quién lo haga por él, pero ¿qué pasa si luego cambiamos de idea?
Otro tema de esos que nos incitan a reflexionar sobre ello, ¿qué haríamos en su lugar? Y como en el caso anterior, yo sigo sin poder responder clara y firmemente ya que una cosa es lo que me gustaría que fuera y otra la realidad “en caso de”.

7. Naranja y limón.

Historia que se nos presenta como un relato erótico y bueno tampoco diría tanto, aunque la etiqueta es lo de menos. Trata de la vida de un fotógrafo que vive con su mujer y cuñada. Es interesante y supone una especie de oasis olfativo entre los demás relatos.

8. El suicidio no es tan malo.

Otro de esos relatos que me han gustado mucho, me gusta como plantea la situación para que cuando se produce el final nos regodeemos de satisfacción con él y es que es verdad, el suicidio no es tan malo a veces.
Es un relato donde se nos presenta la vida de una mujer marcada desde pequeña por unos padres alcohólicos, maltratada largos años por su padre y que repite el mismo patrón a la hora de elegir a su pareja, ¿nada raro, verdad? Pero a veces las cosas cambian, quizá no porque llevemos tiempo pensando en ellas sino porque surgen, tenemos un instante de lucidez, un “ahora o nunca” y decidimos vivir en lugar de morir.

9. Behike.

Una historia curiosa, trata de un hipnotista contratado por la policía para “interrogar” a un testigo. Mientras está intentando que se relaje descubre que comparten el mismo placer por los puros y casi sin querer, o mejor dicho casi sin pensar en las repercursiones que tendrá, le regala el poder disfrutar de su primer Cohiba Behike.

Debo decir que la primera vez que leí este corto relato no me gustó, quizá es que no soy aficionada a los puros y no me acabó de llegar, pero me dio precisamente esa sensación, que no lo disfrutaba por no compartir ese placer y decidí volver a leerlo, intentando esta vez ponerme un poco en el lugar del interrogado y fue mucho mejor, creo que conseguí apreciarlo en su plenitud.

10. Duende, un cuento de navidad.

Este relato me ha parecido muy personal, como un propósito de esos que nos hacemos por Navidad y que duran lo que tienen que durar. Nos cuenta la historia de un hombre al que un duende visita durante esos mágicos días que rodean la Navidad y le concede un deseo, dándole tres días para pensarlo… y si digo que me ha parecido muy personal es porque parecen los propósitos del escritor y la “moraleja” final que saca del cuento, esa al menos ha sido mi sensación.

11. La habitación 101.

Ya sólo viendo cómo se títula este relato nos tiene que venir otro libro a la mente: 1984 de George Orwell, libro que si no habéis leído… deberíais pero YA YA YA! Es uno de mis libros preferidos y hablar de la habitación 101 siempre hace que me emocione, por lo que significa y por lo que consigue con quién entra en ella. Pero, no sólo ésta mención tiene para mí significado ya que el autor sitúa ésta habitación en el hotel Overlock de El resplandor, novela de Stephen King que para mí siempre tendrá un lugar en mi estantería y en mi corazón porque MI primer libro, y claro, eso siempre nos marca.
Pero no -sólo- por eso es mi relato preferido, creo que me hubiera llegado igual si ocurriera en otra habitación, en otro hotel; lo que me ha gustado es lo que me ha llevado a reflexionar una vez terminada la historia. Es un relato sobre los miedos y su superación, es interesante a su vez ver como estos cambian en función de la edad que tenemos.

12. ¿Te he dicho alguna ve que los libros te pueden salvar la vida?

Un relato que habla del amor a los libros, es verdad que la lectura nos aporta conocimientos que pueden ayudarnos a lo largo de nuestra vida pero esta historia lo lleva un poco más allá.
Me gusta sobretodo el tema de la creación del hábito de lectura por parte de los mayores en los niños en un momento en que están receptivos a todo, también la actitud de algunos profesores respecto a la lectura.
En mi caso siempre me he quejado de que cuando estaba en el instituto casi no nos hacían leer nada! En ese momento empecé mi lista de “libros que tengo que leer” que no ha dejado de crecer año tras año…

13. Primera parte de la novela: Las voces de las hormigas.

Leí el fragmento que en el libro encontramos y debo decir que me pareció interesante y lo incluí en mi lista de deseos, supongo que en un futuro no muy lejano os hablaré de él.

Mi opinión

Una entrada larga, verdad? Que queréis que haga, no puedo dejar de explicar un poco los relatos y luego finalizar con mi opinión, sólo os queda perdonarme 🙂

Es algo difícil escribir sobre un libro de relatos ya que la brevedad de los mismos a veces no da para poder conocer bien el estilo del escritor, pero oye, ¡yo lo voy a intentar!
No es un libro de terror de esos donde un ser maligno acecha o donde hay fantasmas y posesiones, que va. Creo que es un libro con algunas historias inquietantes y que son inquietantes precisamente por tratar temas cotidianos y por hacernos reflexionar sobre ellos.
Algunos relatos me hacen pensar como actuaría yo en esas circunstancias, que pensaría si eso me ocurriera a mí y eso es de las cosas que más me gustan de los libros, reflexionar sobre lo leído, eso me lleva a conocerme mejor, conocer mejor a los demás y crecer como persona.

Como he dicho en algún relato, diría que hay parte de la personalidad del escritor en estas páginas, de hecho supongo que lo difícil sería que no fuera así. Esto en algunos cuentos se nota más que en otros y son estos los que más nos llegan y perduran.

Los personajes sobre los que leemos son cotidianos, son reales y nos cruzamos con ellos cada día, incluso somos nosotros mismos, compartimos sus miedos, motivaciones y sensaciones, de ahí que a pesar de la brevedad que compartimos con ellos, podemos llegar a entenderlos y ponernos en su lugar.

Lenguaje sencillo, descripciones correctas sin ser excesivamente largas y lo que quiero destacar sobre todo porque es lo que más me ha gustado es cómo Ramón Cerdá sabe crear el clima en el cual se desarrolla la historia, recreándose en los detalles mundanos para dar más fuerza a lo que va a ocurrir y al desenlace.

Definitivamente el libro me ha gustado, no conocía al autor pero no descarto leer próximamente otros libros de él y si es así, enseguida lo sabréis 🙂

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. Tengo uno titulado: Juanseva y Pepeconel. Es una novela corta de la prosguerra donde la guardia Civil,es imposible engañarlos y no tiene piedad.Tratandose de dos pobres que roban para comer. la policia los pilla indocumentados y estos se les busca con estos nombres tan raros(Juanseva y Pepeconel.) Y nadie los encuentra. Cuando al final se descubre que son Juan y Pepe. Es decir que Pepe se marcha con Juan,,,,,,,, Y otra cosa aparte es un manuscrito a mano de mi baúl repleto de novelas. Como la enorme coleccion de aventuras de mis personajes de Oscar y martinez. Ya te mande alguno sin respuesta alguna pero ya no hara falta me borro y un saludo a todos.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón