La legítima en las herencias es un anacronismo absurdo

Todos hemos oído hablar de la legítima en las herencias, aunque no todos tengan claro de qué se trata. En resumen y por no liarlo demasiado, es la imposibilidad de desheredar a los hijos, salvo en casos muy concretos como cuando hay pruebas de que el hijo ha intentado (o conseguido) matar a sus progenitores, o en casos de prostitución o negación de alimentos. Quitados esos supuestos, que además hay que poder demostrar, los hijos tienen derecho al menos a un tercio de la herencia. ¿Es eso justo? Quizás podría serlo en los casos en los que los hijos sean todavía menores de edad o incapacitados, pero resulta anacrónico que ese derecho se extienda hasta el infinito. Unos padres pueden tener mil motivos distintos para desheredar a un hijo y deberían tener la libertad de poder hacerlo sin más explicaciones. De hecho, dentro de España, en algunas comunidades, no es que haya desaparecido la legítima en las herencias, pero sí que se ha reducido, y hay algunos países europeos donde no existe y por lo tanto la herencia es completamente libre como ocurre en Inglaterra.

#la legítima en las herencias

La legítima en las herencias debería revisarse

La Asociación pro Derechos Civiles ha remitido una petición al Ministerio de Justicia y a los miembros de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados solicitando un cambio legislativo que acabe por completo con la obligación que supone para el testador la legítima en las herencias.

¿De dónde proviene la legítima en las herencias?

Viene de muy antiguo y ya figura en el Código Civil de 1889, heredada del derecho germánico.

Mucho ha cambiado todo desde entonces y debería revisarse esta obligación que ha quedado del todo obsoleta.

Es posible que cuando entre en vigor en agosto de 2015 el Reglamento Europeo de Sucesiones las cosas cambien porque está previsto que la normativa permitirá a los europeos elegir la ley de sucesiones del Estado miembro que más les interese. El inconveniente es que dicho país deberá ser la última residencia, cosa que sin duda complicará esa libertad teórica de acogerse a otra normativa distinta a la española.

La legítima en las herencias es tan injusta como el Impuesto de Sucesiones.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

13 Comentarios.

  1. Buenos días Ramón.
    Actualmente mantengo una deuda con Hacienda y estoy pendiente de recibir una herencia. Como podría hacer para que esta herencia no fuese embargada? No hay posibilidad de cambiar el testamento…
    Gracias de antemano y saludos,

    • Complicado. Se puede renunciar a la herencia y con ello no habría embargo… pero usted no tendría la herencia. También se podría renunciar a favor de un tercero, pero eso equivaldría a una donación y habría que pagar impuestos, pero el mayor problema en este caso es que se podría considerar una especie de alzamiento de bienes al desviar algo que usted debería heredar.
      ¿Es usted el único heredero o hay más personas? Tal vez podría dejar el asunto en suspenso si no afecta a otros herederos.

  2. Agradecido por su respuesta via e-mail Sr. Cerdá,

    Por lo indicado por vd. entiendo que, independientemente de que la viuda haya sido designada en el testamento como “heredera universal”, el tercio legal de mejora, no adjudicado en el testamento, definitivamente, por ley, pertenece a los hijos, pero al no haber manifestado mi padre su expreso deseo de mejorar a alguno de nosotros, ese tercio de mejora, siempre acorde a la ley, debera ser repartido en partes iguales entre los hijos.

    Ruego me corrija si estoy equivocado.

    Gracias su amable respuesta nuevamente y le felicito por su blog, es muy completo.

  3. Estoy un poco confundido con esto de solo 1/3 de la legitima para los hijos.
    Me gustaría por favor aclarase:

    1.- ¿Que le tocaria a los hijos, a los cuales su padre en testamento notariado les deja solo la “legitima estricta” y NO indica, ni menciona la existencia del tercio de mejora o el destino del mismo??.

    2.- El causante, casado bajo estricta separación de bienes, deja indicado en el testamento como “heredera universal” a su conyugue a la cual le deja el tercio de libre disposición.

    3.- ¿Puede ser esto considerado como una “omision” del notario (art 806, 807 y 808 del Cod Civil) y un juez corregirlo sin tener que llegar a juicio de impugnación??.

    Gracias su atención.

    • La legítima no es necesario que figure expresamente porque está indicada por la ley. Que la señora sea heredera universal no significa que los hijos no tengan derechos a la legítima. El tercio de mejora es voluntario, por lo tanto queda muy claro que si el padre deja la legítima estricta, hablamos del tercio legal, sin mejoras.

  4. no tengo nada que decir, con leer esta pagina tengo suficiente.
    muchas gracias, ramon

  5. Sr. Ramón gracias por escucharme y mantener las opiniones no compartidas pero quiero justificarme. Además de hijo soy padre y espero que por el bien de ellos no quiten la legítima y si así fuera pienso blindarla ya que es mi obligación como padre dejarles un mínimo de mi patrimonio, en el momento que tomé la decisión de ser padre ya conté con ello ya que la decisión la tomé yo y no ellos. Además, ¿A cuántos ancianos les engañan o pierden la cabeza? ¿Cuántos hijos se pasan el día trabajando para poder pagar la cuidadora de los padres y cuando van a la herencia se encuentran que es ella la que se lleva la herencia?
    En casos de maltratos sigo opinando lo mismo: maltratar nunca se debe hacer y menos a un padre pero tampoco se debe maltratar a un hijo por eso la legítima no es el 100%, para estos casos.
    En la balanza de argumentos hay más que suficientes para que la legítima siga y siga sin ser el 0% ni el 100%.
    Respeto su opinión pero sólo que pongamos los argumentos a ambos lados de la balanza vemos que la legítima debe perdurar.

    • Lo dicho, no estoy de acuerdo porque yo, también como padre, no solo tengo previsto darle a mi hijo la legítima sino considerarlo heredero universal. Que yo defienda que la legítima no debe existir no significa que pretenda desheredar a mi hijo. Solo que quiero actuar con plena libertad, sin que nadie ni ningún poder fatuo y caduco me diga a quién le tengo que dejar mis bienes. Usted, con legítima o sin legítima, le puede dejar a su hijo toda la herencia, ¿por qué limitarse a la legítima que es solo un tercio?
      En cualquier caso, este asunto no está en sus manos… ni en las mías. Solo podemos limitarnos a decir en público nuestra opinión 😉

  6. Hoy en día se tiende a revisar y a descalificar lo antiguo sin apreciar las razones por las cuales se hicieron.
    Personalmente creo que la legítima debe existir, si tienes a un niño es tu decisión y sabes lo que acarrea, debes dejarle aunque sea la legítima.
    Además de esta razón universal, lógica y natural quiero dar mis razones personales:
    des la infancia y en la adolescencia sufrí palizas físicas por parte de mi madre, me amenazaba con que si lo contaba mataría a mi padre y a mi, también me amenazaba con eso en caso de irme a vivir con mi padre, me tenía realmente atemorizado. Además su problema mental hacía que perdiera las cosas y me culpara lo que la llevaba al maltrato físico y mental. Además no me dejaba que me duchara más de una vez por semana, la ropa estaba sucia y no me dejaba que la lavara por lo que no podía practicar ninguna actividad extra-escolar por que los niños se reían de mí; además siempre ha hablado de mi pestes, lo mismo que de mi padre y de todo conocido que la intentaba querer; como estás puedo explicar mil.
    Mi padre se fue de casa y se la dejó a ella para que me cuidara pero ella ha ido a peor con los años, de hecho era de lo que arrepentía en su vida de haberle dejado la casa pero siempre ha dicho que lo hizo por mí.
    Con 18 años me había convertido en una persona totalmente insegura debido a los maltratos pero así y todo me fui de casa y trabajando y estudiando y con la ayuda de mi padre logré hacer una carrera.
    He intentado acercarme a ella e intentar ayudarla varias veces porque lo que tiene es un problema mental pero lo único que he conseguido de mi madre, si es que la puedo llamarla así, es que intentara matarme unas cuantas veces, también a mi padre y además no sólo a mi si no a mi familia.

    Por todo y por lo que no da para explicar aquí creo que me merezco mucho más que la legítima. Señor Ramon es una aberración y va contra natura lo que usted defiende.

    • Usted habla de un caso de maltrato de madre a hijo… ¿Y cuándo ocurre al revés y es el hijo quien maltrata a los padres? ¿Han de estar obligados los padres a dejar en herencia sus bienes a quién no le ha demostrado jamás su amor filial?

      Por supuesto que respeto su opinión y el comentario queda tal cual usted lo expone, pero sinceramente no pienso que lo que defiendo sea una aberración. Yo no hablo de desheredar a los hijos porque sí, solo hablo del derecho de los padres a dejar la herencia a otras personas cuando así lo estimen oportuno.

      Gracias por leerme y por comentar.

  7. Las legítimas… El impuesto de sucesiones… Bienes troncales y “manos muertas”… ¡Pues va a resultar que lo obsoleto es la herencia!

Deja un comentario


La Lectura de Ramón