La importancia de la formación. ¿Es malo estar demasiado preparado?

La importancia de la formación es indiscutible. Una persona debe estar lo bastante formada para tener posibilidades de desempeñar un trabajo adecuado. A menor formación, menos posibilidades de acceder a según qué tipos de empleos. El problema es que todo evoluciona y lo que en un momento dado es una ventaja, no siempre lo acaba siendo.

La importancia de la formación… ¿Pero qué formación?

#La importancia de la formación

La importancia de la formación, ¿pero qué formación?

Uno de los problemas actuales es que durante las últimas décadas se ha sobrevalorado el hecho de tener una carrera. ¿Qué ha pasado? Que todo el mundo tiene una y pasa como con cualquier otra cosa, que el mérito se desvaloriza. No podemos pretender que todos seamos licenciados, porque ni todos servimos para lo mismo, ni hay trabajo de ese tipo para todos. Yo creo que últimamente se ha abandonado la formación profesional en pro de que todos tengan carrera. Dicen que el saber no ocupa lugar y creo que es cierto, ¿pero de qué sirve que todo el mundo sea abogado y no haya ningún mecánico de coches?

Hoy en día hay mucha gente en paro y gente con carrera vendiendo pizzas. Eso deja claro que el hecho de tener una carrera no necesariamente da más posibilidades de trabajo. Por otra parte, puede ocurrir el efecto contrario. ¿Por qué contratar a alguien demasiado formado para el puesto que va a desarrollar si eso puede implicar que solo esté de paso en la empresa porque no va a estar satisfecho, ni con el trabajo ni con la remuneración? ¿Le interesa al empresario contratar a personas más formadas de lo necesario? Yo creo que hay casos y casos, pero en general no resulta interesante.

Hace poco apareció una noticia en la que se decía que la Generalitat Valenciana había excluido de un concurso público a varias personas alegando «exceso de preparación» (ingenieros informáticos que querían acceder a un puesto para el que se solicitaba una titulación inferior). La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática de la Comunidad Valenciana ha recurrido al Tribunal Superior de Justicia alegando discriminación hacia los 62 ingenieros que han quedado fuera de la selección.

Yo no tengo claro que exista una discriminación en estos casos; aunque al ser un tema de función pública y no una empresa privada, no digo que no vaya a prosperar el recurso, pero lo que tengo claro desde la perspectiva de empresario es que cuando he buscado una persona y he recibido docenas de currículos, casi nunca he elegido al más formado, sino a la persona que mejor se adaptaba en cada caso al perfil de trabajo que iba a tener que realizar, y no solo considero que no he discriminado a nadie, sino que he podido ayudar a encontrar trabajo a gente que en otro lugar no hubiera encajado.

Si al final nos limitamos a valorar solo los títulos, resultará que incluso para trabajar de camarero habrá que estar licenciado, lo cual, ni tiene sentido, ni es lo deseable. Valorar a la persona por los títulos que tiene no es una buena fórmula.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

14 Comentarios.

  1. JOSÉ MARÍA LÓPEZ RUBIO

    Una vez más tengo que darte la razón. Yo he sido profesor de Formación Profesional y casi venían a sacarnos los alumnos de clase. Los alumnos estaban entre 18 y 25 años. Las materias eran: Carpintería, Electricidad, Mecánica, Albañilería y Fontanería. La mayoría de alumnos se colocaron al terminar el curso. Eran 3 años. Yo soy Maestro industrial electricista y hoy día si cojo el alicate, el destornillador y las tijeras encontraría trabajo en cualquier parte del mundo.

  2. Recuerdo, cuando estudiaba empresariales…. un profesor hablando sobre el tema, decía que podría no se lo más adecuado escoger por ejemplo a un licenciado en cualquier materia para el puesto de cajero de supermercado por ejemplo, ya que con el tiempo el trabajador acabaría quemado, deprimido, con la consecuencia negativa tanto para el trabajador como para la empresa.

    • Justo lo que yo he pensado toda la vida. No tuve a ese profesor, pero comparto opinión al 100%. Pero es que con el tiempo parece que desaprendamos lo aprendido, y ahora es políticamente incorrecto decir estas cosas o escribir un artículo como el que yo he publicado. ¿Qué se le va a hacer?

  3. Buenos días:
    Lo de tener formación esta muy bien, pero si se necesita un perfil determinado habra que buscar dentro de ese perfil, porque a este paso van a tener que ser licenciados para cualquier trabajo.
    Me explico. Si necesito un auxiliar administrativo no tengo porque formar a un licenciado en económicas con un master en finanzas internacionales o si necesito un mecanico de motos, formar a un ingeniero aeroespacial con master en materiales resistentes a la fricción de la atmosfera, por ejemplo. Si que sabran hacer los otros trabajos pero no necesitan esa sobreformación, es tirar el tiempo y el dinero. Debe de ser muy frustrante para quien ha realizado el esfuerzo y el sacrificio de estudiar tantos años para terminar trabajando de algo que no necesita tanta formación.
    Ademas en la administración esta muy bien delimitado. No se porque en este caso no ha sido asi. Hay que tener el titulo exigido para la convocatoria, ese y no otro superior. Por poner un ejemplo, un Enfermero (Titulo de Grado Universitarío) tiene los conocimientos para realizar el trabajo de un auxiliar de enfermería de sobra, pero si no tiene la titulación especifica de Tecnico auxilar en cuidados de enfermería ( Formación profesional de grado medio) no puede acceder al puesto.
    En la empresa privada ya es otro cantar.

  4. creo que el mejor oficio quie hay en este país hoy en día es ser Politico no hace falta tener carrera ni haber trabajado nunca en nada, simplemente ser un sinverguënza de y jeta de tomo y lomo, o bien funcionario del estado, antes nadie quería ser militar ni policia ni guardia civil, desde hace unos cuantos años todos se pegan de bofetadas para concursar y miran a ver si tienen amigos que puedan medrar, en fin nada nuevo bajo el sol

  5. [Añado, a continuación:]… pues eso es tanto como elegir a un Presidente de Gobierno “sobre-titulado” pero sin puñetero conocimiento de idiomas (“too much dificult todo esto”).

    Que le pregunten a Obama (“¿ein?”).

    http://www.elconfidencial.com/espana/2013-09-07/it-s-very-difficult-todo-esto_25700/

    • A eso me refiero con el perfil idóneo. Idóneo no es saber ni más ni menos, ni tener más títulos ni menos. Si monto un restaurante italiano buscaré a alguien que sepa hacer pizzas como nadie, no a quien tenga un master en finanzas internacionales.

      • Pero si el pizzero lo tiene… ¿lo rechazará? :-O

        (El pizzero no nace. Se hace. Y para eso ha de estudiar, adaptarse, mejorar… y un máster en finanzas internacionales (p.ej.) sabe hacer eso 😉 )

        http://www.20minutos.es/noticia/2456299/0/mejor-pizzero/jesus-marquina/espana-maltrato-pizza/

        • Intentaré averiguar si es pizzero de vocación o no, porque si se ha sacado la carrera, seguramente será con la intención de trabajar en ello y mientras le sale algo hará pizzas (muy respetable, pero el empresario también tiene derecho a decidir lo que más le conviene). En esas condiciones, sinceramente, si por otra parte tengo un auténtico apasionado por las pizzas, me dará igual que tenga estudios o que no los tenga. Es más, podríamos estar hablando de una discriminación positiva en estos casos y darle trabajo al que menos oportunidades tiene de conseguirlo y que, además, es probable que sea más agradecido. No hay nada como un empleado desagradecido. Y el de la carrera podrá opositar para notario, que también es una buena profesión.

          Jeje, y dudo que en ese master que mencione enseñen a hacer buenas pizzas…

          • Pues hace vd. muy bien: seguramente se encontraría el día mañana con una franquicia de “su” cadena de pizzerias justo en frente de vd: el muy listo -tras aprende el know how de la suya- usaría sus propios conocimientos para hacer una empresa más eficiente y rentable… y con mejores precios. ¡Pues yo lo hubiera elegido como socio!

            Las grandes empresas japonesas NO contratan ESADES ni así: luchan por los números uno de cada promoción de Medicina, Físicas y etc. Quieren incorporar “valor” a la empresa, pues a “hacer pizzas” ya les enseñarán ellos 😉

            “Ardió la fábrica de Campofrío”: Un millar de charcuter@s vuelven a su puesto de trabajo… y se encuentran con que todo está ultramecanizado. ¿Cuántos podrán reconvertirse en técnicos de redes, neumática y robótica? pues…

            Concluyo: la gestión del talento de los empleados debería ser requisito para considerarse empresario. Siempre es más fácil contratar… robots.

            (No se lo tome a mal: es que creo que cada cual puede estudiar cuanto quiera -si puede… y le dejan- sin que ello suponga que no le contraten para pizzero, si es lo que le gusta…. y no hay otr@ que lo haga mejor 😉 )

          • Por supuesto que cada cual puede estudiar cuanto quiera, siempre que no se me obligue a mí a contratar a quien yo n quiera, o se me exija hacer una selección de personal basada en titulitis.

            http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/los-titulos-universitarios-son-menos-necesarios-para-conseguir-empleo/16727804

Deja un comentario


La Lectura de Ramón