La crisis de Volkswagen… ¿venganza o karma?

La crisis de Volkswagen ocasionada por el fraude en el trucaje de sus motores es algo que va para largo y el resultado es del todo imprevisible, pese a que, de momento, las pérdidas en bolsa son ya multimillonarias y la empresa, además, ha hecho unas provisiones importantes para pagar posibles sanciones. En cualquier caso, como siempre que ocurre algo así, el bombardeo de informaciones es contradictorio, o al menos se puede interpretar de distintos modos, y no queda muy claro en qué puede afectar al consumidor.

Pero la crisis de Volkswagen, ¿tiene alcance europeo o estadounidense?

#la crisis de volkswagen

La crisis de Volkswagen puede ser una reacción del cosmos.

Lo más curioso de todo es que parece ser que el trucaje de los motores se realizó para pasar las pruebas de contaminantes en Estados Unidos, mucho más rígidas que en Europa. En algunos lugares he leído que los coches sí cumplen con la homologación europea, lo cual significaría que el principal problema legal lo tendrían con Estados Unidos, pese a que en Europa se venden muchísimos más coches diésel. Parece evidente que si en Europa se consienten más emisiones, que los motores se hayan trucado o no para que las mediciones sean menores, no afecta al resultado final. Cosa distinta ocurre en Estados Unidos, donde las emisiones permitidas legalmente son mucho menores a las que realmente provocan esos coches.

Imagino que a lo largo de las próximas semanas tendremos más datos que nos permitirán ir conociendo un poco mejor lo ocurrido.

¿Venganza o Karma?

No he podido dejar de pensar en el porqué puede producirse una crisis de este tipo. Por una parte, me sorprende que una compañía tan grande se atreva a hacer una cosa así. Hay demasiados cabos sueltos, demasiadas personas que son conocedoras de la irregularidad, en definitiva, demasiadas posibilidades de que algo salga mal al cabo de un tiempo. Un simple empleado descontento, o una venganza de la competencia, chantajes… Distinto hubiera sido el caso de una empresa modesta, donde un pequeño número de personas pueden manejar toda la situación y guardar mejor el secreto, pero… ¿una multinacional? Lo raro es que no haya saltado la alarma antes.

Al pensar en el porqué se ha destapado ahora esto, recuerdo que hace muy poco dije en un artículo sobre el recientemente descubierto cártel automovilístico lo siguiente:

La multa global fue de 171 millones de euros, y parece ser que Seat, Porsche y Volkswagen se han librado por traidores y chivatos, porque han sido quienes han delatado la situación.

Por eso me pregunto si ha sido una reacción de la competencia o simplemente una cuestión del karma cósmico que se ha encargado (muy rápidamente) de darle un tirón de orejas a Volkswagen y al resto del grupo. ¿Se estarán haciendo ellos también esa pregunta?

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

7 Comentarios.

  1. Hace muchos años que estamos condenados a no conocer la verdad sobre ningún asunto que afecte a las mafias. Pero aunque sólo sea por reducción al absurdo, no es creíble que esto no lo conocieran los demás fabricantes, y por ende, que no hayan implementado sistemas similares.

  2. Lo gracioso de todo ésto es que Volkswagen, justamente ahora en su propia web, sigue ofreciendo en su configurador la opción de pagar 150 € a cambio de un árbol que, dicen, plantarán en el bosque Think Blue para el CO2. Para reir, por no decir una grosería.
    Pero ésto no acaba aquí. No dudo que en breve las ITV empezarán a revisar, bien aleatoriamente, bien sistemáticamente, la electrónica de los coches que vayan a la revisión. Y si el “firmware” no es el que debe ser, el coche no la pasará. Vaya usted luego a quejarse al maestro armero.
    Habrá que ver si otras marcas no han hecho trampas de la misma forma.
    Igual, para ocultar las pruebas del delito, empiezan a reprogramar las centralitas masivamente y la gente empieza a notar que sus coches (no necesariamente VW) dejan de andar como andaban.
    Por supuesto, al propietario explicaciones cero. Veremos…

  3. Bien visto, el karma utiliza medios insospechados.

    En esta guerra de todos contra todos, que en una economía de mercado se llama competencia, no me extrañaría que ahora a BMW o a alguna francesa o italiana se le descubriera lo mismo. Si Volkswagen es incapaz tecnológicante de que sus motores cumplan las normas americanas de emisiones, ya veremos cómo las han pasado los demás. Creo haber leído que no lo han descubierto las autoridades verificadoras sino un laboratorio de pruebas no oficial. Lo cual huele a chamusquina y a apaño generalizado.

    • Y añado, siempre he tenido la sensación de que en la Europa del Protocolo de Kioto (USA no lo ha firmado), tan preocupada y en vanguardia contra la contaminación, se controlaba mucho más las emisones que en USA. Los problemas los tenían ellos cuando se importaban coches americanos (Ford y GM no, porque se fabrican en Europa una gran parte con reglas europeas). Que ahora sean los americanos los que tienen estándares más altos, no deja de sorprender cuando tienen coches con consumos específicos del doble o triple al nuestro. La verdad es que al afectar sólo a los diesel que prácticamente no se fabrican en USA suena a otra cosa.

      Todo esto es muy raro…a no ser que sea una barrera técnica (a modo de arancel técnico), que se han inventado en USA para penalizar a los coches importados que estaban invadiendo su mercado, y que nada tiene que ver con la contaminación. Es decir que están midiendo una partícula específica que afecta, pongamos figurativamente, a los asmáticos, que por supuesto se habrán muerto tres veces antes respirando las emisiones de gasolina del resto de los coches americanos a los que no les plantean problemas de emisiones. Es decir, que las guerras comerciales, siempre tienen muchas aristas y no sé si sabremos la verdad.

    • Sí, eso es lo más sospechoso de todo, esa supuesta independencia del descubridor. Habría mucho que rascar…

  4. Si hubo “justicia poética” (el Karma es otra cosa) no ha sido porque volkswagen (“El automóvil del pueblo”: no olvidemos jamás la Historia) haya sido (o no) delator, sino porque hacía ostentación de un falso compromiso con la ecología… mientras montaba en sus motores depósitos “fuls” para estafarnos.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón