IVA en tiempo real, ¿se está convirtiendo en una quimera?

Lo de que las empresas informen a Hacienda del IVA en tiempo real, desde luego es un gran avance a la situación GRAN HERMANO que cada vez vivimos más claramente en todo lo referente a los impuestos (y también en otros aspectos de la vida diaria). El objetivo parece claro: un control total de todos nuestros movimientos y, a ser posible, en tiempo real, para que no podamos hacer modificaciones ni ajustar nada en connivencia con nuestros proveedores o clientes. En el fondo no es una mala medida porque se supone que nadie debería de manipular su contabilidad para perjudicar al fisco, pero no deja de asustar que nos quieran controlar tan de cerca… y cada vez más.

Pero lo del IVA en tiempo real no parece tan fácil como decían

#IVA en tiempo real

IVA en tiempo real, un paso más hacia el GRAN HERMANO, de momento en pausa.

En el 2014 Hacienda anunció por primera vez que quería obligar a las empresas a remitir información en tiempo real, tanto de facturas emitidas como de facturas recibidas. Al proyecto lo bautizaron con el nombre de SII (Suministro Inmediato de Información). En octubre de 2014 ya hablé sobre este tema del IVA en tiempo real en el blog. El anuncio decía que todo empezaría en enero de 2017, pero por lo visto, el retraso en la aprobación del real decreto ha paralizado sine die esta propuesta de Hacienda.

¿Hay algún motivo oculto para que no se desarrollara a tiempo? En Hacienda se limitan a decir que «no hubo tiempo a finalizar la última etapa de análisis del borrador».

De momento son 62.000 empresas las afectadas porque eran las primeras obligadas a presentar en tiempo real esta información a Hacienda, aunque la idea era que en poco tiempo, todos tuviéramos que presentar la información de este modo, lo que supondría el control total por parte de la Agencia Tributaria.

Que en estos momentos nos encontremos con un gobierno en funciones, desde luego no ayuda a que esto progrese, con lo cual, ya es prácticamente seguro que no entrará en vigor en 2017 como estaba previsto. Personalmente me alegro, no me gustan estas medidas tan coercitivas y absolutistas por parte de Hacienda por mucho que digan que lo hacen para combatir el fraude. Además, ¿quién iba a pagar los cambios informáticos necesarios de las empresas para hacer esto posible? Estaba claro que cada empresa tendría que adaptar su situación con su propio dinero, lo cual no deja de ser otro abuso más de nuestra queridísima Hacienda. Espero que esto se les demore unas cuantas décadas más porque no se merecen otra cosa.

Pero el objetivo de Hacienda de tenernos controlados en todo momento no deja de avanzar y van ganando terreno poco a poco. Ya cuenta con más de ochocientas fuentes de información distintas y es capaz de almacenar millones de datos de los contribuyentes.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

9 Comentarios.

  1. José Antonio Gracia Percebal.

    Y mientras tanto, en el INSS y en Servicios Sociales se siguen rellenando los formularios e impresos a mano. No quiero pensar mal pero pienso.

  2. Por cierto Ramón algo ha pasado en tu blog porque últimamente desde móvil Samsung al comentar si es largo es imposible enviar porque desaparece el botón de la pantalla. Quizás alguna actualización. Un abrazo

  3. El mejor sistema contra el fraude fiscal consiste en un sistema fiscal justo en el que los ciudadanos estén contentos con las contrapartidas que reciben tal y como ocurre en muchos países nórdicos. Algunos de mis compañeros en estos comentarios apuntan como solución la desaparición del dinero físico. En mi opinión si eso pasase es cuando el fraude fiscal tendría barra libre. Los “BITCOINS” no se han generalizado porque a la gente le produce más confianza el dinero físico. El día que desaparezca tendrán dos opciones idénticamente seguras, una totalmente controlada y otra absolutamente libre.

    • Comparto contigo y, como he dicho muchas veces, no estoy de acuerdo con la desaparición del dinero físico, y en cuanto a que desaparezcan los billetes de 500 ya he dicho también que es una estupidez porque no se hace fraude con ellos; lo que ocurre es que ocupan menos espacio y los pueden usar antes que otros, pero si desaparecen, pues usarán los de 200 o 100. No entiendo que se argumente que haciendo desaparecer los billetes de 500 se pueda acabar con el fraude.

  4. Juan Carlos

    Bueno… lo del Big Brother suena mal… pero… o la revolución o la claudicación… porque lo de poner puertas al campo… me temo que no va a ser posible. A mi lo que me fastidia es eso de ampararlo bajo el paraguas del “perseguir el fraude”. Mire ud. señor legislador, si quiere liquidar el fraude derogue el sistema fiscal, cree dos o tres impuestos y unas pocas tasas justificadas (IRPF – IS y Tasas por Servicios públicos) y, por supuesto, elimine el papel moneda… “too dios a pagar con er DNI”… y verá como ya no tenemos que asistir a la vergüenza de tener que escuchar a toda una infanta de España interrogada sobre su preocupación por atender a sus hijos chicos porque la abuela no les ayudaba…, en fin…

    Sí…, ya se que el responsable de este blog no comparte esta propuesta mía de eliminar el dinero físico, fundamentalmente, en reivindicación de la privacidad de lo que cada cual haga con su dinero y… no me parece mal…, pero, vivimos en el país de la picaresca que vanagloria antes al pícaro que al honesto y en un mundo digital donde big brother “el cookies” ya nos controla absolutamente, y si no, porqué desde que compre unos pendriver por internet, todos los días, cuando voy a leer a “Ramón” me saltan “remarketings” sobre memorias usb…

    Así que, disculpas en beneficio del pícaro…no, y, controles y medias tintas en perjuicio del “honesto”, tampoco.

    Salvo mejor opinión

    • Cierto, no estoy de acuerdo con lo del dinero porque es otro paso más al gran hermano y darle un poder mucho mayor a los bancos. En el resto del planteamiento sí puedo estar de acuerdo 😉

  5. como se van a financiar pues los partidos politicos? Mediante creditos bancarios que luego no pagan y que se los perdonan a cambio de darles manga ancha para pillar comisiones e intereses de usura en las tarjetas de credito a plazo? osea seguirá todo igual, creo que hay una cosa que se llama albarán que se deja y posteriormente se hace la factura, y hay también una cosa que se llama anulación de factura por error no creo que me equivoque no?

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón