IVA al 21% – Ministros que hablan sin tener ni idea de leyes

#iva al 21

IVA al 21% – El Gobierno debería haber rectificado las declaraciones del ministro

IVA al 21%

Su correcta aplicación por las empresas de suministros

Que el IVA al 21% ya es una realidad es algo que cualquier ciudadano sabe, lo que ya no todos saben son los matices de la aplicación de la subida. Y es normal que nosotros como ciudadanos no conozcamos esos detalles, pero lo que es impresentable es que quienes nos representan no tengan ni idea de lo que hablan, y encima lo hagan, no solo con desconocimiento de la legislación, sino con una falta de lógica aplastante.

No hace mucho, el Ministro de Industria, Energía y Turismo, D. José Manuel Soria dijo unas palabras sin sentido refiriéndose a la aplicación del IVA al 21% en facturas correspondientes a consumos o compras efectuadas con fecha anterior a la subida. Concretamente afirmó tajante:

“El Gobierno va a estar en la defensa del interés general porque en una economía seria no pueden permitirse ese tipo de prácticas”, Vamos a velar por que no se produzcan”, y lo dijo en Televisión.

Es cierto que todos estamos recibiendo facturas de suministros de grandes compañías que, aunque cobrándonos suministros y servicios anteriores al 1 de septiembre, nos aplican el IVA al 21% y no al 18% por ser las facturas de fecha posterior a la entrada en vigor de la subida.

A las palabras del señor Soria quería hacer yo unas cuantas puntualizaciones que creo que no están de más:

1.- Fue tajante y amenazó a las empresas que así se comportaran, como si ese 3% adicional de IVA fuese un beneficio para estas empresas y no para el Gobierno como realmente es. ¿He de recordar que el IVA recaudado no se lo quedan las empresas sino que lo tienen que ingresar íntegramente a Hacienda? ¿Qué es eso de que en una economía seria no pueden permitirse ese tipo de prácticas?

2.- La aplicación de la subida del IVA al 21% no ha derogado la Ley del IVA de 1992, la cual es clara al respecto, y pese a quien pese, estas empresas han actuado conforme les marca la legislación. De hecho, de no hacerlo así, Hacienda que es quien al final se queda con el IVA, podría habérselo reclamado a las empresas, sanción e intereses de demora aparte.

Está claro que todos cometemos errores, pero al menos podrían haberse tomado la molestia de rectificar estas declaraciones y de aclarar a los ciudadanos que si reciben este tipo de facturas no es por culpa de las empresas sino porque el propio Gobierno obliga a estas prácticas. Prácticas que como ya he dicho, el propio ministro ha calificado de “reprobables”:

Recuerdo una de sus brillantes frases…

“Quienes tengan la tentación de caer en ese tipo de prácticas, aprovechándose de una subida del IVA, para repercutir ese aumento en consumos que se hayan hecho con anterioridad al 1 de septiembre, que es cuando va a entrar en vigor, tendrán que asumir las consecuencias de esa conducta, que es absolutamente reprobable”.

 

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. en economias serias no se llevan la pasta a paraidos fiscales! paloooomos controlar los paraisos fiscales hijos de puta

  2. Jose Luis Parra

    Totalmente, es que son muy cortitos de mente. Pero yo sí digo una cosa, las empresas cuyo gasto has hecho durante agosto, podrían haber facturado el 31 de agosto, y no el 3 de septiembre.
    Endesa por ejemplo factura a final de mes, así que va bien. Pero con el móvil…

    • Lo que usted comenta es factible, pero personalmente me conozco muy bien a Hacienda y sé lo que podría haber ocurrido. Le explico:

      Estas empresas tienen unas fechas fijas de facturación desde hace mucho tiempo; no sé ahora cuales son, pero imaginemos que facturan el 1 de cada mes, con lo cual les correspondería facturar el 1 de septiembre (ya con el 21%). Está claro que podrían haber hecho una excepción y esta vez facturar el 31 de agosto en lugar del 1 de septiembre y con ello aplicar el 18%. Hasta ahí todo claro, pero se arriesgan a que algún listo interprete que eso ha sido una maniobra fiscal (que en cierto modo lo es) que ha tenido como resultado una pérdida para Hacienda de 3 puntos sobre un total de facturación inmenso (mucho dinero, vaya). Personalmente yo no me hubiera arriesgado a ponerles en bandeja a los señores de Hacienda este asunto porque el resultado hubiera podido ser que les exigieran ese 3% restante (que ya no podrían facturar a los clientes), más una importante sanción e intereses de demora.

      Otra cosa es una pequeña empresa, sin días específicos de facturación, o sin facturaciones millonarias. ¿Que problema puede tener con facturar el 31 de agosto en lugar del 1 de septiembre?: Ninguno, pero Endesa, Telefónica y otras de su nivel, si tienen buenos asesores (que los tendrán) ya les habrán advertido que lo más prudente era respetar las fechas de facturación para evitar que les metieran la mano en la caja. Sinceramente, pienso que no se les puede reprochar a ellos; al Gobierno sí, y más con declaraciones como las del hombre este que son del todo impresentables.

      Gracias por leerme y por dejar su opinión. Espero que siga haciéndolo en el futuro.

      Ramón Cerdá

Deja un comentario


La Lectura de Ramón