ITP, sentencia relacionada con la valoración de los inmuebles

#itp

ITP – Sentencia contra la valoración paralela

ITP

Para la tasación hay que visitar el inmueble

Es algo que parece evidente y lógico, pero normalmente no se hace así. Es habitual recibir paralelas relacionadas con el ITP en las cuales se nos corrigen los valores declarados alegando que el inmueble tiene una valoración superior y por lo tanto hay que pagar una mayor cantidad de ITP.

Lo curioso de estas cuestiones es que normalmente «la valoración» se hace desde un despacho administrativo, sin que ningún funcionario acuda in situ al domicilio para hacerla de manera apropiada, cosa que sería lógica.

A este respecto, recientemente el Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha dejado bastante claro que «no entiende» cómo pueden los funcionarios valorar una casa para liquidar el ITP sin haber visto el inmueble.

En el recurso, se alegó que la Administración no había motivado bastante la valoración de la finca y el funcionario no la visitó «por lo que no pudo apreciar su estado de conservación y sus posibilidades económicas».

En realidad el Tribunal no hace más que reiterar la jurisprudencia existente que, desde hace años, dice que  «es exigible que el funcionario que realiza la valoración tenga la titulación adecuada y examine de forma individual y concreta las fincas en cuestión».

Lo que yo me pregunto es, ¿por qué no se hace así? ¿Por qué se incumple sistemáticamente este precepto? Pues sencillamente porque muchas veces el contribuyente prefiere pagar la cantidad adicional de ITP dando por zanjado así el asunto antes que ponerse a recurrir ante el temor de que sea peor el remedio que la enfermedad. A esto ayuda el hecho de que en muchas ocasiones las diferencias que pide Hacienda no son demasiado elevadas.

Como ocurre con las sanciones de Tráfico y con tantas otras cosas, donde al sancionado/contribuyente acaba por no compensarle el recurso. Es un sistema especialmente diseñado para perjudicarnos a todos.

Ramón Cerdá

Sentencias similares:

Murcia 26 de abril de 2012

Murcia 25 de enero de 2013

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

12 Comentarios.

  1. Jose Badrenas

    Hola Ramon- Por casualidad no tendrias a mano una minuta de hipoteca unilateral a favor de hacienda?

  2. Sr. Cerda. Necesitaria una copia de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia que Vd. cita, para documentar un recurso que estoy preparando para rebatir un tema de valoracion con nuestra amiga Hacienda (que somos todos, pero unos mas que otros). No es para ITP sino para IS pero la filosofia fiscal debe ser la misma. Si es posible ruego me facilite el enlace con la página que contiene el documento, o si lo tiene a mano un PDF con el mismo.Mi correo es. Josep1940@gmail.com . Si le fueran utiles para algo, tengo en mi poder otras dos sentencias de tribunales distintos, en este mismo sentido, que pongo a su disposicion.
    Muchas gracias por su atención y un saludo cordial
    Josep

  3. Uf Ramón este que tratas es un tema escandaloso (aunque a mi me haya producido pingues beneficios) que yo suelo resolver a nivel de TEAR sin tener que llegar a tribunales (no sé en otros sitios, pero aquí en Tenerife el TEAR es un organismo fiable, que suele resolver con fundamentación jurídica los asuntos: a mi me han dicho que hay sitios donde es un órgano administrativo más, aquí no es así: no sé si influye que resuelve muchos temas de la CCAA que no es digamos que de la casa). Lo que pasa es que anulada la liquidación (como no se suele declarar la nulidad sino la anulabilidad) la CA suele volver a liquidar, con la misma «fundamentación» pero un valor algo inferior, para que sea aún menos rentable recurrir. Un cliente y amigo mío, en un tema concreto, tuvo que recurrir hasta cuatro veces, y en la cuarta ya alegamos no solo la falta de motivación sino la prescripción. Echando cuentas, al final se gastó casi lo que le pedían la primera vez….

Deja un comentario


La Lectura de Ramón