Islamofobia, la palabra mágica que abre todas las puertas

No se puede hacer la más mínima crítica al islam, sus costumbres o sus exigencias, sin recibir respuesta inmediata en la que, de un modo u otro, aparezca la palabra islamofobia. No soy muy de compartir reflexiones provenientes del Foro de la Guardia Civil porque tengo mis reticencias con el cuerpo desde hace algunos añitos, pero a menudo leo lo que publican y no siempre estoy en desacuerdo. De hecho, algunas veces coincido en cada una de sus palabras, y esta es una de esas ocasiones, así que lo voy a compartir; al fin y al cabo, también ellos han compartido algunas de las publicaciones de este blog y eso siempre es de agradecer, venga de donde venga.

Islamofobia, lo que se dijo en el Foro de la Guardia Civil hace un par de días

#islamofobia

Islamofobia. ¿Por qué siempre se nos acusa de islamófobos?

OJO, que esto que voy a escribir NO es un tema de “Hiyab sí o no”, “Burka sí o no”, ni nada parecido. Hablo de NORMAS que se supone son iguales para todos. Normas que todos debemos cumplir… A mí es que estas cosas me “encabronan”. Yo no puedo ir al Instituto con una gorra porque las normas internas del centro así lo especifican, pero en este caso se permite que se acuda con esa prenda (Hiyab) y, esto es lo que realmente me “encabrona”, se acusa al centro y a su directiva de “clara islamofobia”. No es un tema de “racismo” (a algunos ya os veo venir) ni tan siquiera religioso. En ese centro hay unas normas que son para todos igual. Esas normas, si yo decido ir a ese centro, tengo que acatarlas y si no quiero acatarlas me largo a otro centro que me permita usar esa prenda. Es así de fácil y así de simple. Pero que a la primera de cambio, ante normas o directrices que “toquen lo suyo” o ante cualquier crítica que se hace “a lo suyo, rápidamente saquen a relucir la palabra “islamofobia”, es algo que me encabrona y encabrona a cualquiera. Pero esta chica es lista. Demasiado lista y con la lección aprendida. Ella misma en manifestaciones a la prensa había dicho que si no la dejaban usar esa prenda (repito que las normas internas exigen ir con la cabeza descubierta), se iría a otro centro. Normal…… pero sacó a pasear la palabra “islamofobia” y rápidamente las autoridades educativas se bajan los pantalones y exigen al centro la admisión de la alumna. Esa es la “palabra mágica”. Miedo me da que algún día alguna mujer con Burka integral quiera opositar a la Guardia Civil….. porque si aprueba y usa la “palabra mágica”, me veo a una agente del Cuerpo con su burka integral (verde oliva, eso sí) regulando el tráfico en la A-7. En fin… PD. Me juego la extra de Navidad a que ante mi CRÍTICA (porque esto es una crítica), alguno saca la palabra mágica desviando el tema y acusándome de “islamófobo”. Al tiempo…

Como he dicho al principio, estoy totalmente de acuerdo con la reflexión de este guardiacivil que no sé quién es; y no, tampoco es que esté en contra del Hiyab (otra cosa es lo del burka que lo entiendo menos), pero como dice este señor, las normas están para cumplirlas. ¿Qué pasaría si el resto de alumnos acudiera ahora con gorra al centro y se negaran a quitársela en clase? (Les sugiero que lo hagan como protesta) ¿Habría alguna expulsión al no poder defenderse diciendo que se trata de islamofobia?

Hay un refrán muy antiguo que dice: «Allá donde fueres, haz lo que vieres», pero está visto que solo es de aplicación cuando salimos nosotros de nuestro entorno y no para quienes nos visitan.

Otra cuestión a tener en cuenta: El centro ha reaccionado rápidamente cambiando su normativa. Es criticable, pero es cosa del centro. Lo que todavía me parece peor es que la Consellería anuncie que va a elaborar una normativa que impida a cualquier centro poder desarrollar normas que impidan el uso del hiyab. ¿Es eso aceptable?

Ramón Cerdá

Pinchar aquí para leer artículo de temática relacionada en este mismo blog

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

9 Comentarios.

  1. JOSÉ MARÍA LÓPEZ RUBIO

    El día que se encuentre una substancia capaz de sustituir al petróleo se acabo la Islamofobia.

  2. absoluta y totalmente de acuerdo, no es islamofobia, es pasarse la normativa común (que podría ser mas o menos acertada, pero eso es otro tema) por el arco del triunfo.
    Y lo de que los magrebíes o de ciertos extranjeros, usan la palabra racismo con mucha facilidad tambien doy fe, mas que nada porque a mi un trabajador marroquí me acuso de racista cuando le eche una bronca.
    Bronca que vino dada porque el caballero, envió a un cliente un colorante equivocado, a lo que me fui a ver quien preparo ese albarán, y vi que estaba firmado por ese trabajador, me fui a buscarlo y le dije, tío, la hemos cagado en este envío, cogiste el tal por el cual, hemos de vigilar porque si el cliente no se da cuenta y lo usa podemos tener un follon de 3 pares de cojones.
    Total que cuando acabo me suelta que eso se lo digo porque es moro que si hubiera sido Elario (ecuatoriano por cierto) no se lo diría, a lo que le conteste que primero, para mi ni el era moro, ni elario ecuatoriano ni yo de barcelona, que en mi empresa, todos somos azules (color de la ropa de trabajo que hay en fábrica y almacén) y que cuando yo cometía un error, ya venia el jefe a comerme la oreja a mi, es mas, que a mi el jefe ya me había metido la bronca por la cagada que había cometido él.
    Pero resumiendo, que usan islamofobia, y racismo con mucha facilidad, y la verdad, la cosa es cansina.

    Apartir de ahora cuando me echen bronca en el curro o cualquier lado, les dire a todos que son racistas o blancofonos, la diferencia es que a mi no me haran ni caso, y quedare como un gilipollas

    • Cansino es una palabra muy apropiada en este contexto. De hecho yo no saco mucho este tema precisamente por eso, porque siempre es más de lo mismo. Una hartura.
      Y llegará el momento en que nos querrán obligar a los empresarios a tener un cupo de seguidores del islam contratado.

  3. No es el país, ni el pueblo español, que es un sufridor nato. Son los políticos. En este caso la izquierda que se quedó sin ideología tras la caída del Muro de Berlin, ha abrazado aquellas causas que supuestamente le permitirán mantener una cierta supremacía moral frente a la derecha.

    Una de ellas es la alianza con la civilización islámica. Otra es la ideología de género. Pero sus fines de utilización política y solamente política de ambas causas se demuestran porque los políticos de izquierda jamás se manifiestan contra la humillación de la mujer que el islamismo predica poniéndola en un segundo plano (derivada de lo cual es la vestimenta obligatoria, uniformante y segregadora que supone el velo, la hyiyab, el punjab o el burka) para ocultarla por carácter de inducción al pecado a los hombres y su carácter diabólico.

    No, jamás veréis a un político de izquierdas manifestarse contra los asesinatos de homosexuales en Iran, Arabia Saudí y en general todos los países islámicos.
    Es en esas contradicciones donde verdaderamente se ve su mero fin utilitarista de esas mamarrachadas.

    Y de paso ataca a su verdadero enemigo al que sí le considera moralmente su adversario: al Cristianismo. La religión del amor y del perdón. Aquella que Marx definió como el “opio del pueblo” señalando al verdadero enemigo del socialismo de clases. Porque además es una religión apolítica (Dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios). El fin del socialismo sectario (desde Zapatero hasta la CUP pasando por Podemos es la destrucción de las bases morales cristianas de occidente.

    Y no dejo a los políticos de la derecha al margen, que con sus “maricomplejines” dejan hacer y se convierten en cómplices.

  4. Verdaderamente si España no existiese habría que inventarla. Si Einstein viviese seguro que se venía a investigar porr aquí, ya que este es el país de la relatividad.

  5. tiene toda la razón del mundo, pero como digo hace muchos años, estamos en un país de mierda, yo si fuese estudiante también me pondría el pañuelo y llevaría microfonos en las orejas para la hora de los examenes, todos los refranes españoles son exactos uno de ellos dice de fuera vendran que de casa me echarán, es real como la vida misma lo dicho estamos en un país de auténtica pesadilla.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón