Interrogatorio de un juez… ¿fuera de lugar?

El otro día leí una noticia, que por cierto, me había pasado del todo desapercibida. Me la hizo llegar un lector de mi blog (además de amigo) porque sabe el tipo de cosas que me gusta comentar. La noticia era sobre el interrogatorio de un juez a una testigo, y la verdad, si la noticia es fiable, que lo parece, no creo de recibo las maneras que se han utilizado.

Interrogatorio de un juez a una testigo

#interrogatorio de un juez

Interrogatorio de un juez. Al contrario sería desacato, ¿así qué es?

No voy a mencionar el nombre del juez, en definitiva creo que es lo de menos y quien tenga mucho interés seguro que puede averiguarlo por internet en diez segundos. Yo me limitaré a hacer el comentario y dar mi opinión, haciéndola extensiva a cualquier juez que tenga la mala costumbre de actuar de este modo.

Lo primero que me llamó la atención es que se trataba de un interrogatorio a una testigo y no a una imputada. No quiero decir con ello que los testigos merezcan más respeto que los imputados, pero sí que me parece que ante un testigo siempre hay menos motivos de ponerse borde. Otra cosa que me llamó la atención fue que el juez mencionara el caso de la infanta, y lo hiciera despectivamente, prejuzgando negativamente a la infanta en público, en un interrogatorio a una testigo de algo que nada tenía que ver con el asunto.

Más que un interrogatorio de un juez a una testigo, parece el típico interrogatorio de un policía con malos modos a un detenido, y tampoco es que me parezcan bien ciertas actuaciones policiales, pero digamos que entiendo más algunos comportamientos si vienen de un policía que si vienen de un juez. Tal vez es porque yo también tenga mis prejuicios y piense que un juez debe comportarse de manera más coherente en estos casos.

Al grano:

«No empiece usted como la infanta, que no se entera de lo que hace su jefe. Mire, hasta mi funcionaria sabe que me dedico a la Justicia»

«Es la primera trabajadora que no sabe a qué se dedica su empresa» (la mujer había especificado que al asesoramiento, pero no profundizó más).

«¿A quién asesoraba? —insistió el juez. «Eso ya no lo sé, yo sé lo que hago yo, no lo que hace él» —contestó la testigo.

«¡No juegue conmigo, ¿eh?, que me está intentando cabrear! ¡Porque creo que debe de pensar que yo soy idiota o algo parecido!» «¡Vamos a centrarnos, señora!»

Bien, no sé cuánta razón puede tener el juez en este asunto, pero lo bien cierto es que eso no son maneras, ni se puede actuar de ese modo contra una testigo, ni se puede sacar el asunto de la infanta dejando claro que tiene prejuicios, porque los tiene, eso es evidente. Al fin y al cabo, muchos podemos presuponer si la infanta sabía o no sabía, pero hasta donde yo sé, no hay ninguna sentencia que avale esas cosas, así que el juez está prejuzgando a una persona ausente y que corresponde a otro juicio… para presionar a una testigo de otra causa… No, perdone, pero las cosas no son así.

Ramón Cerdá

 

Ref: ocsalev

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Me faltan elementos de juicio. Dicen que el fin no justifica los medios, cierto. Pero si alguien viene a salvarme la vida, que no me pida si quiero salvarme o no, ya lo aclararemos después…..
    Algo está ocurriendo en esta “nuestra” sociedad, algo muy extraño; es más importante que alguien te hable de forma irrespetuosa, que el que te estafe un banco o te roben la mitad de los que gobiernan y la mitad de la oposición.
    Creo que los nazis invitaban a la gente a pasar a los hornos, diciendo: Bitte leiten Sie durch.

    • No le falta razón, no obstante lo que realmente critico de la actuación en sí misma, más que las formas, que no parecen adecuadas, es el hecho de que públicamente un juez haga mención a otro asunto y que de manera clara muestre un prejuicio. Y un juez, lo último que debe tener (o por lo menos mostrar), son prejuicios. La educación y buenas formas pueden ser secundarias.

  2. Juan Carlos Escudero

    ¡Bueno…! un poco de mesura -la que se niega al Juez instructor- en el análisis de apenas 1 min. de un interrogatorio cuyo desarrollo anterior y posterior se desconoce porque la filtración -interesada- del fragmento que hemos podido ver en tv no da más información.

    En primer lugar hemos de señalar que lo cuestionado es una “instrucción” no un juicio penal y la diferencia es sustancial porque con en ésta, lo que se se trata de obtener es la verdad de los hechos objeto del “notitia criminis”, depurándola mediante el estudio conforme a Derecho que permita concluir con la decisión de archivar o abrir juicio y en éste último caso “preparar” la celebración de un juicio plenario o vista oral con todas las garantías que permitan desarrollarlo con efectividad y todas la pruebas.

    Y por eso, la Instrucción comprende, desde luego la investigación, la
    recopilación de elementos probatorios y las medidas de aseguramiento que el
    caso requiera, para garantizar el cumplimiento de la sentencia que pueda
    dictarse en su día.

    La fase preparatoria comprende, tanto actos de investigación y descubrimiento, como de valoración fáctica y jurídica y enjuiciamientos jurídicos relativos a la causa y a la adopción de medidas cautelares.

    En resumen, esta primera fase del proceso, se dirige al estudio de los hechos
    iniciales puestos en conocimiento de la autoridad judicial, para, tras la realización de las investigaciones y pronunciamientos jurídicos pertinentes,
    concluir con la decisión de archivar o abrir juicio.

    Así que pretender, de lo escuchado y criticado, hacer memoria de los interrogatorios policiales -supongo que se refieren a los de la policía franquista y post-franquista de la transición, porque los de la policía, así…, en general…, no será, verdad…?- pues me parece mucho pretender…

    En cualquier caso, y más allá de las películas de Hollywood, la figura del testigo hostil no es desconocida en el derecho comparado y en algunas reformas en curso (México, creo..) y lo regulan para evitar que el Juez tenga que prescindir de esta fundamental prueba por la actitud -no del inculpado, que es lógico que no se autoinculpe en modo alguno- sino del testigo que, éste sí, tiene obligación (no lo olvidemos) de declarar lo que sabe y aunque el derecho español no lo contempla sí prevé la sanción al perjurio, falso testimonio y desacato…-que no digo yo que se el caso- pero le aseguro que por sobreactuaciones con menos desfachatez que los de ésta testigo o la INFANTA, hay gente en la trena…

    ¡Claro, que…, también el Juez, en lugar de ser tan incisivo o inquisitorio, pudo haber hecho dejación de sus funciones en la instrucción, y eso sí, con toda la educación del mundo, haber acusado a la testigo de perjurio, falso testimonio u obstrucción a la justicia, sin sentirse cabreado o idiota… para no recordarles a un policía de los bajos fondos…

    Testigos del mundo, haced vuestra la máxima ¡no me acuerdo, no lo se!

    P.D: Como se comprueba, todos los actos judiciales se graban… si algún ilícito hay… avanti con la denuncia, estamos en un Estado de Derecho (aunque, de la certeza de esto último, hasta yo mismo dudo, como de la normalidad de los jueces de cualquier jurisdicción -yo he presenciado la suspensión de la vista oral porque un letrado no llevaba corbata y éste, se negó a ponérsela…. Jueces normales… ? Como en todo los gremios, señor.

    • José Antonio Gracia Percebal

      1º Pienso que la advertencia de perjurio, falso testimonio y desacato son suficientes.
      2º Creo que mis comentarios son respetuosos, y puedo asegurarte que mientras estuve en la ejecutiva de mi federación sindical, sin ser lo habitual, tuvimos que ejercer acciones por excesos en actuaciones policiales.
      3º Te aseguro que respeto muchísimo la difícil labor de jueces y fiscales, pero como todos los profesionales algunas veces sus actuaciones pueden se criticadas.
      4º Estoy de acuerdo contigo en denunciar si procede.

  3. José Antonio Gracia Percebal

    Parce un interrogatorio en cualquier comisaría de los años sesenta o setenta y no el de un juez actual. Ya son lamentables algunas formas de actuación con los imputados, ahora investigados, pero esta especie de maltrato verbal con un testigo, es de república bananera.

    Los jueces que conozco parecen más normales… pero tengo que decir que son de civil, social y mercantil.

    En cuanto a lo de la infanta…

  4. Gracias Ramón

Deja un comentario


La Lectura de Ramón