Inadmisión de quejas contra Hacienda. Cuándo ocurre

Una de mis habituales recomendaciones es que cuando nos encontremos con un mal funcionamiento de Hacienda (cosa que ocurre a diario a poco que estemos atentos), no dudemos en presentar una queja al Consejo para la Defensa del Contribuyente. Es fácil, es gratuito, y aunque no siempre cumplen los plazos de respuesta, casi siempre contestan de manera más o menos argumentada. Cuando pueden echan balones fuera (está en su ADN), pero algunas respuestas valen la pena. Ahora bien, hay que tener en cuenta que existe un procedimiento de inadmisión de quejas, y cuando pueden usan el filtro para escaquearse.

Casos de inadmisión de quejas

Según el artículo 9.1 del Real Decreto 1676/2009, se procederá a la inadmisión de quejas:

Cuando su objeto no sea susceptible de queja o sugerencia de acuerdo con el artículo 7.

En particular no se admitirán en los siguientes supuestos:

Cuando se pretenda tramitar por la vía regulada en el presente Real Decreto recursos, reclamaciones o acciones distintas a las quejas o sugerencias contempladas en él, así como las denuncias a que se refiere el artículo 114 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, sin perjuicio del traslado de los escritos a los servicios competentes.

Cuando se articulen como quejas las peticiones de información general, así como las peticiones de información sobre los procedimientos de devolución tributaria u otros sujetos a plazos específicos, formuladas antes de la finalización de los expresados plazos.

Ello se entenderá, sin perjuicio de la posibilidad de plantear ante el Consejo para la Defensa del Contribuyente las quejas o sugerencias que se puedan deducir del funcionamiento de la Administración Tributaria en esos procedimientos.

 

#Inadmisión de quejas

Inadmisión de quejas, o cuando entramos en un bucle infinito sin solución posible.

Lo que sí que hemos de tener en cuenta es que si no se admite nuestra queja, deberán comunicarnos tal circunstancia por escrito.

Tras cientos de quejas presentadas a lo largo de algo más de diez años, solo ahora he recibido uno de estos escritos, y aunque no estoy totalmente de acuerdo con su planteamiento, no lo voy a recurrir.

Se trata de una queja que presenté sobre unas comunicaciones realizadas a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre relacionadas con las bajas como representante custodio de las huellas digitales. Desde la FNMT, como ya comenté en un artículo anterior, me dijeron que tenía que dirigir las comunicaciones a la Agencia Tributaria de Xátiva y así lo hice. Como no recibí respuesta, presenté una queja al respecto y no la han admitido, indicándome lo siguiente:

«Para resolver las incidencias manifestadas en su escrito de 29/04/2016, deberá dirigirse a Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), que es el órgano competente para resolver la cuestión por usted planteada».

Curioso cuanto menos, porque es justo lo mismo que me dijeron en la FNMT, solo que al revés, diciéndome que tenía que dirigirme a la Agencia Tributaria de Xátiva.

Llegado a este punto me encuentro inmerso en un bucle administrativo sin solución posible y lo lógico sería presentar ahora otra queja a la FNMT, pero como ya he podido solucionar el asunto por otra vía, lo voy a dejar como anécdota, pero digan lo que digan los de Hacienda, esto sí es un claro ejemplo de mal funcionamiento de la Administración.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Buenas tardes, Ramón. A ver si me puedes ayudar. Te lo agradecería mucho. Tenemos un local arrendado (nosotras somos las arrendatarias) desde el año 2013. Hicimos las retenciones al propietario del local y las ingresamos a través del modelo 115, pero el gestor no presentó el modelo 180. Me lo presentó el nuevo gestor en marzo o abril de este año. Hacienda nos envió una liquidación provisional reclamando el importe total, como si no hubiéramos ingresado nada. Supongo que al no presentarse el mod. 180 no tendrían los datos. Había que haber presentado en ese momento un recurso de reposición pero el gestor no hizo nada. Pero es que, encima, nos llega otra liquidacion de Hacienda reclamandonos el mismo importe pero por retenciones del TRABAJO al dueño del local, como si éste fuese trabajador nuestro. Yo no podía enterarme de nada porque todo es telemático y el gestor decía que sólo el podía acceder al correo porque era el autorizado. Tampoco presentó recurso de reposición contra este acuerdo. Yo he presentado varios escritos alegando el error y lo deniegan por extemporaneidad. Yo pensaba que al tratarse de un error cometido por Hacienda lo revisarían y creo que el plazo es de cuatro años. Bueno, pues ya nos han embargado la cuenta. Entonces presenté un recurso contra la diligencia de embargo, diciéndoles lo mismo, que han cometido un error porque ese señor no es empleado nuestro sino el propietario del local y que hemos hecho las retenciones e ingresado los importes correspondientes al arrendamiento y me contestan que el embargo sólo se puede recurrir por los motivos que dice la ley y este no es uno de ellos. Qué puedo hacer? Cómo vamos a pagar por un supuesto que no ha existido? Se podría pedir la nulidad de la diligencia de embargo por ser contraria a derecho? Qué recurso tendría que interponer? De revisión o el económico administrativo? No consigo a ningún abogado de fiscal porque en este momento están todos con el tema de la renta. Dime, si puedes, cómo lo hago y me pasas tu minuta, vale? Muchísimas gracias por leer este tocho pero no sé cómo abreviarlo. Un saludo. Tengo fe plazo hasta el día 19 de este mes.

    • Lo primero que hay que tener claro es que en este caso no le podemos echar en cara a Hacienda que lo haya hecho mal. Ellos no son los que han cometido el error. Era tu obligación presentar el resumen anual y también la de recurrir dentro de plazo cuando recibes un escrito de Hacienda en el que no estás conforme. La cosa se pone fea cuando eso no se hace así porque recorta tus derechos para reclamar. Aun así, es evidente que puedes presentar alegaciones. Dices que tienes un plazo hasta el 19. No vuelvas a cometer el error de no responder a tiempo y expón todo lo sucedido de la manera más detallada posible y aportando documentación de los ingresos. Te puedo dar unos consejos adicionales:

      1.- En el escrito que presentes no digas que la culpa o el error es de ellos (no lo es y no procede en este caso echar balones fuera)
      2.- Acepta tu culpa en cuanto a la no presentación del resumen y por lo tanto di que estás dispuesta a pagar la sanción de no presentación, pero que no procede volver a pagar algo que sí que has pagado.
      3.- Puedes decir que este tema te lo llevaba el asesor y que no sabes muy bien lo que ha ocurrido y has tenido que rescindir tus relaciones con él en vista del mal asesoramiento recibido.
      4.- Paralelamente te recomendaría que le reclamaras al asesor. Debe disponer de un seguro de responsabilidad civil para este tipo de cosas.

      Es todo lo que te puedo decir porque no ejerzo en la actualidad en este tipo de cuestiones y no puedo redactar ni presentar yo el recurso. Espero de todos modos que mis consejos te sean de utilidad.

  2. D. Ramón que cosas tiene, no sabe que ese organismo es una casa de furcias mal organizada? Eso sí según para quien

Deja un comentario


La Lectura de Ramón