HOSTELERIA, ¿una actividad perseguida?

#hosteleria botellon

Persecución a la HOSTELERIA

HOSTELERIA

¿Reciben un trato correcto los hosteleros por parte de los Ayuntamientos?

Es algo que parece estar ocurriendo en todas partes pero ha sido en Murcia donde han dicho basta. Basta a una persecución de una actividad que, entre otras cosas, es vital para el negocio turístico.

Ha sido la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo quien ha hecho un llamamiento al Ayuntamiento de Murcia denunciando la persecución que la hostelería en general está teniendo por parte de la concejalía de Medio Ambiente y de la de Seguridad Ciudadana.

Los hosteleros no entienden que se esté intentado «erradicar una de las formas de ocio más popular, la visita a terrazas de bares, restaurantes y cafeterías, culpando a los hosteleros del ruido y de la acumulación de basura durante el fin de semana». «Tanto el alcalde como los hosteleros como cualquier vecino de la ciudad saben que el causante de esas circunstancias es un grave problema que tiene Murcia y que se pretende encubrir: el «botellón«». Tampoco entienden que mientras, el concejal de Turismo «esté promocionando a bombo y platillo en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) las diferentes rutas del tapeo en las calles y plazas de la ciudad». «Se promocionan en las rutas esos mismos locales a los que no se deja de perseguir, algo que resulta contradictorio, utilizando un discurso totalmente opuesto al de la Concejalía de Medio Ambiente, que entiende que estas calles y plazas están demasiado concurridas».

Cierto que está pasando en Murcia, pero ¿dónde no ocurren este tipo de incoherencias. Por una parte el botellón parece cada vez más extendido y no se hace nada efectivo para erradicarlo, responsabilizando a la hostelería de lo que se consume fuera de sus locales y a veces incluso dificultando el acceso a los mismos.

No existe una coherencia como sería la de promover correctamente el uso y disfrute de los negocios de hostelería, a la vez que hubiese unos controles de seguridad que impidieran la realización de actividades que van en contra de la convivencia.

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Es prueba evidente que cuando un negocio funciona como la hosteleria. Se transforman en problemas por celos o otras causas como por ejemplo que hace mucho roido y no pueden dormir la siesta.

  2. Apreciado Ramón: Mucho me temo que la única actividad macroeconómica que nos reserva el Nuevo Orden es el de Resorts y Residencias geriátricas…

    La existencia de tabernas, garitos y/o/u antros que permitan la cultura de la cuadrilla, peñas (gastronómicas o no), etc. provoca adversión a quienes repelen las libertades de asociación y pensamiento…

    ¿Y fomentar la Enología? Por supuesto: para el consumo extranjero. ¿Ha visto mayor degradación que los lateros (que no son «rateros chinos»)… y los «chinos 24 horas» de la Capital?. Encabeza la lista de «best-sellers» («el que té més eixida a tot arreu») el «kit botellonero.»

    Así que: etílico barato en «cubalitros» para embrutecer al lumpen poligonero y calimotxo de sucedáneos (en el que hasta la Coca-Cola nos traiciona) hasta conseguir que cualquier chateo no sea ya en vaso… sino en Wi-Fi.

    En ese caldo de cultivo, hasta el hampón más tonto vende la pastillita cocinada… que es cebo del cartel de turno. Por cierto ¿qué alma desalmada posee los fondos precisos para financiar la Empresa de cultivar, extraer, envasar y distribuir sustancias vegetales de consumo poco recomendable? Sin duda debe de ser un tipo de interés…

    Se critica a Pepe Mújica (¡no me extraña, con lo que cobra!) mientras en estados de Idem. Unidos se está haciendo lo mismo… y las farmacéuticas mantienen sus plantaciones de cannabis en todos los países avanzados.

    Sí, claro: en España también. Y ésa sí sería una buena salida para la crisis. Al menos aumentarían nuestras exportaciones a Holanda, ya se ve, ya se ve…

  3. Siendo cierto lo que dices de la persecución (y yo no hablo de Murcia, sino de Tenerife, que conozco, conste) creo que en cierta forma se lo han buscado, al ser el sector que de forma más consistente ha ido a la cabeza en el tema de darle las vueltas a la legalidad. ¿Contratos de una hora a la semana? Nacieron en hostelería. ¿Caja B? El paradigma. Es cierto que el exceso de justicia puede ser injusticia, y que al controlarles se puede llegar a la persecución. Pero es la clásica teoría del péndulo. El problema no es que un bar cierre diez minutos tarde, o que tenga diez personas más de su capacidad de cien. Pero es que, insisto, al menos aquí, el que tiene autorización hasta las tres pone la última ronda a las tres y media, consúmela, cobra, echa a la gente…y tienes vecinos protestando que el jodio bar de abajo cierra a las cinco en vez de a las tres. Y claro, para el Ayuntamiento es fácil decirle a un agente de recaudación (ups perdón de la autoridad, ¿en que estaría pensando?) «pásate a las cuatro y los pillas». Saben que aciertan en el tiro.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón