Herencias. Cosas a tener en cuenta antes de morirnos

Las herencias suelen ser un nido de problemas y de disputas familiares, cosa que no ocurre solo cuando hay grandes patrimonios de por medio. A menudo en las herencias pequeñas ocurre lo mismo. Por si no fuera poco, los impuestos son otro motivo de disgusto en estos casos porque, como sabemos, el impuesto de sucesiones no es precisamente el más justo de los impuestos, además de ser muy distinto en función del domicilio del causante.

Herencias, eso que antes o después ocurre

#herencias

Herencias, eso que ocurre antes o después… ¿Sabemos lo suficiente?

a) La importancia de hacer testamento: Es conveniente que hagamos testamento y dejemos claro lo que queremos que se haga con nuestros bienes después de nuestro fallecimiento. En especial si queremos utilizar los tercios de mejora para beneficiar a alguno de nuestros herederos en particular, o si, en caso de que ello fuera posible, quisiéramos desheredar a alguien.

b) Escriturar en vida a favor de los hijos: En aquellas comunidades en las que el impuesto de sucesiones es muy elevado, puede ser práctica habitual escriturar cosas directamente a nombre de los hijos. Esto puede que ahorre algún impuesto al fallecer, pero tengamos en cuenta que si acabamos por no llevarnos bien con nuestros hijos podemos tener un serio problema.

244 páginas Tapa Dura Sin portes Solo 12 euros

244 páginas
Tapa Dura
Sin portes
Solo 12 euros

c) Que no todo sean inmuebles: Una buena previsión sería dejar en herencia algún depósito en efectivo. Una herencia en la que todo sean inmuebles puede provocar que se tenga que renunciar a ella por no poder afrontar los impuestos si los bienes no se pueden vender de manera inmediata.

d) Inmuebles a nombre de sociedades: Cuando un inmueble está a nombre de una sociedad no es necesario cambiar la titularidad en el momento del fallecimiento, algo que puede ser interesante tener en cuenta.

e) Donaciones en vida: No son recomendables porque ocurre lo mismo que en el punto b. Se renuncia a un patrimonio y luego pueden haber problemas si los hijos deciden desatender a los padres.

Antes de hacer testamento sería ideal consultar con un experto (podría ser el propio notario en un momento dado) para que nos informe de cómo funciona realmente la herencia, quiénes son herederos forzosos, en qué porcentajes y qué se puede hacer si se pretende desheredar a alguno de ellos.

Ramón Cerdá
Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. Buenas tardes, por favor Ramon, le agradeceria que me explicase brevemente, de como seria el proceso de poner la titularidad del piso a nombre de una sociedad.
    Un saludo:)

    • Cuando un bien está en una sociedad patrimonial, dicho bien en el registro de la propiedad aparece a nombre de la sociedad como no podría ser de otro modo. Los socios y los administradores de la sociedad pueden cambiar sin que por ello cambie el titular del inmueble que seguirá siendo la misma sociedad. En esos casos la herencia no es el inmueble sino las participaciones sociales. Lógicamente también habría que incluirlas en el caudal hereditario, pero lo cierto es que hay quien se limita a omitirlo y manejan de hecho los bienes sin haberlos incluido en la herencia porque los cambios de socios no se inscriben en el registro mercantil. No es que sea correcto, pero se hace.

  2. SAGRADA BIBLIA
    ECLESIASTICO

    33,20/24 Ni a tu hijo, ni a tu mujer, ni a tu hermano, ni a tu amigo des poder sobre ti en toda tu vida,
    ni entregues a otro tus bienes, no sea que, arrepentido, tengas que pedirles a ellos. Mientras
    en ti haya aliento de vida, no te entregues a nadie; porque mejor es que te rueguen tus hijos
    que no verte en manos de ellos. En todo lo que haces sé el dueño. no eches mancha en tu
    honor. Al fin de los días de tu vida, al tiempo de la muerte, distribuye tu heredad

Deja un comentario


La Lectura de Ramón