Hacienda versus Hacienda

#hacienda versus hacienda

Hacienda y el gobierno… cada vez tienen menos credibilidad.

HACIENDA

contra Gestha

Sigue siendo una completa vergüenza que Hacienda tire balones fuera con tecnicismos. Los técnicos de Hacienda (Gestha) pusieron en entre dicho el alcance que las exenciones anunciadas por Rajoy pudieran tener. Según el presidente, la medida iba a beneficiar a doce millones de contribuyentes. Gestha anunció que, como mucho, beneficiaría a 400.000 (la diferencia es sustancial y de ser cierta como parece, la mentira de Rajoy es muy gorda), siendo su impacto en la recaudación global de apenas veinte millones de euros.

Supongamos que esta información no fuera cierta y que Hacienda atacase a sus propios técnicos por decir una falsedad que contradice el anuncio del gobierno… sería aceptable y coherente. Lo que no es lógico es que Hacienda «se defienda», no diciendo que es falso lo que dicen desde Gestha, sino diciendo que han usado información confidencial. O sea que en cierto modo admiten la veracidad de Gestha pero quieren demandarlos. ¿Por qué no ir contra quien ha dicho la mentira?

Ahora Gestha dice que Hacienda  «está intentado intimidarles», lo cual es algo bastante típico, y niegan que hayan utilizado datos confidenciales en sus informes. Denuncian también la existencia de presiones políticas y amenazan con recurrir ante los tribunales.

¿Dónde veo el problema? Pues precisamente en que Hacienda juega al despiste y ha abierto una investigación contra varios de los miembros de Gestha por el uso de datos protegidos, pero no dicen que se trate de una afirmación falsa. O sea que, al menos en apariencia, quien miente o quien quiere vender el asunto como un gran beneficio fiscal cuando no lo es, es el propio gobierno, pero eso parece no tener ninguna importancia. Aquí lo importante es que la verdad, supuestamente ha salido a la luz por el uso de datos confidenciales de Hacienda.

Les amenazan con una suspensión de empleo y sueldo de hasta seis años. Me parece muy fuerte que el cinismo llegue a estos extremos.

Así y todo, Gestha asegura que no ha usado datos confidenciales sino que se ha basado en datos históricos.

¿Quién se fía actualmente de nuestros políticos y de Hacienda?

Ramón Cerdá

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. Apreciado Ramón: He de remarcar su acertado diagnóstico: “El Gobierno NO demuestra que lo que afirma sea cierto, sino que persigue a quien denuncia que es falso”… Y de ahí la censura y represión de la libertad de información.

    Como para muestra basta un solo botón (porque hay cientos de casos), ahí está la esposa de alto cargo que se saltó la lista de espera para una operación en la Sanidad Pública (esa de la que nos quieren privar) ¡ni que fuera el propio Ministro de Exteriores en persona!: en lugar de desmentirlo (¿para qué, si “somos el Poder porque nos lo merecemos”?) el gobierno amenaza con “procesar a quien difunda la información”… ¡Como si la “Protección de Datos Personales” les librase de la Transparencia, de su obligación de servir al interés público… o de ser honrados!

    Llevo más allá lo dicho por “hiro”: inmediata suspensión de empleo para el mentiroso, ese que sí ha obtenido prebendas y que no defiende a los trabajadores… de hecho “ni a los ciudadanos”: su Des-gobierno sirve solo a los intereses de una élité financiera internacional.

    Pero no teman que no el cielo no caerá, pues la Justicia está en sus manos… Y como “vox populi, vox Dei”, también hicieron suya RTVE…. para que “hable por el pueblo”: ¡así NO son las cosas, pero así nos las cuentan! ¿Volverán a engañarnos?

  2. Pues a mi me parecen potencialmente graves las dos cosas, si ocurren: la mentira del registrador (que, lamentablemente, solo sería una más de tantas) y que un sindicato use datos confidenciales para lo que en el fondo es una guerra en pos de prebendas (lo que buscan los sindicatos para sus afiliados). ¿Que uno mintió? Responsabilidades políticas (aunque los diez millones de fieles del PP le votarán igual, claro). ¿Que los otros usaron datos privados? Pues las responsabilidades que la ley prevea. Incluida, si procede, la suspensión de empleo. Fiat justitita raet caelum….

Deja un comentario


La Lectura de Ramón