Hacienda no tiene palabra, así que mejor no fiarse nunca de lo que nos digan

En septiembre del pasado año 2013 escribí un artículo sobre unas reclamaciones que nuestra querida Hacienda estaba enviando a los emigrantes sobre sus pensiones cobradas en el extranjero. Unas pensiones que durante años se les había dicho que no tenían que declarar en España. Pero como está claro que Hacienda no tiene palabra, «se olvidaron» de lo dicho cuando les interesó y comenzaron la ofensiva a diestro y siniestro. Esto acabó en una indignación generalizada y un revuelo social importante, hasta el punto de que el Gobierno Central anunció que suprimiría las sanciones. Para quien se lo creyó, le recuerdo una vez más que…

Hacienda no tiene palabra

A pesar de la promesa, Hacienda ha retomado el asunto de las multas y asegura que continuará con las sanciones mientras la normativa no se modifique. Así que esos mismos emigrantes retornados vuelven a recibir notificaciones por los mismos hechos que el Gobierno había prometido «perdonar».

#Hacienda no tiene palabra

Hacienda no tiene palabra ni nunca la ha tenido

El representante del colectivo afectado (Cnger) dice al respecto:

«Siempre hacen las cosas mal, es surrealista. Ellos mismos hicieron una propuesta de la ley y aún no saben cómo hacer las cosas. Lo normal sería que paralizasen las sanciones y no que siguiesen con ellas para luego tener que devolvernos el dinero»,  «La propia Xunta nos reconoció que no sabían cómo se iba a llevar a cabo esta medida». También dice que el hecho de que los afectados sigan recibiendo estas cartas «causa muchos disgustos, sobre todo entre la gente mayor».

Pero Hacienda es así, no hay que darle más vueltas. Son incapaces de actuar con lógica y nunca les ha importado pisotear los derechos de los contribuyentes ni cumplir sus promesas.

¿Es o no es lamentable que tengamos que someternos a este tipo de personajes?

En cuanto a lo que afirman desde Cnger de estar convencidos de que luego les tendrán que devolver el dinero a los afectados, yo tampoco estaría tan seguro. Puede que cambien la ley, sí, pero ¿la aplicarán retroactivamente o se quedarán con lo cobrado?

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

5 Comentarios.

  1. Pequeños fraudes y errores, el maná de Hacienda | - pingback on 20 enero, 2017 @8:01
  2. Disculpe, pero que no se comprobaran esas pensiones no siginifica que nadie les dijera que no tenían que tributar, puesto que en la Ley de IRPF no hay ninguna exención sobre ese tipo de pensiones. Lo mismo el error de hacienda fue no comprobar antes esa situación, pero desde luego nadie dijo nunca que no tributaban (no hay consultas de la DGT, ni sentencias, nada…).
    Además, resulta que, para evitar cualquier posible daño a estos señores, se les ha devuelto el dinero ingresado voluntariamente por ellos a cambio de que en adelante declaren la pensión en el extranjero. Luego hacienda se ha adaptado a una realidad que había creado por no actuar, no por “decir” que no tributaba.
    Y ahora, algo de sentido común y de impuestos: los residentes en España tributan por su renta mundial. Vaya! Qué sospresa! Resulta que si alguien cobra una pensión en el extranjero y reside en España tributa aquí… Hay mecanismos para evitar la doble imposición, por lo que algo se podrá hacer, pero la renta de se debe declarar aquí.

    • Lo que dice es cierto, lo que yo digo es que (aunque no hay consultas vinculantes, cosa que yo hubiera hecho para asegurarme) hay muchos testimonios, incluso de asociaciones, que consultado (verbalmente) con Hacienda, siempre se les había dicho que eso no se tenía que declarar. Pero ocurre como cuando vas y te hacen la renta ellos… si se equivocan, el problema es tuyo, la responsabilidad es tuya, quien paga la sanción eres tú… Por ahí van los tiros. Yo no digo que no se tenga que tributar por esos conceptos, solo digo que no te puedes fiar de Hacienda, y créame, tengo muchos motivos para decir eso.

  3. Lo que yo siempre digo: las preguntas no se hacen a Hacienda. Se hacen a uno que sepa (pues muchas veces los funcionarios de Hacienda actúan no por mala fe sino por un desconocimiento que me parece imperdonable) y que piense en tus intereses.

    • A menudo ese desconocimiento es verdaderamente asombroso. Sé que mi actividad no es de lo más habitual, pero hay cosas que me pasan en censos en las que me cuentan las más absurdas de las teorías y tengo que ser yo quien les diga lo que tienen que hacer…

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón