Grandes fortunas y la nueva herramienta de Hacienda

Parece ser que también las grandes fortunas van a estar en el punto de mira de Hacienda este año. Mejorar los ingresos por detección de fraude fiscal es sin duda una de las esperanzas a las que se agarra con desesperación Hacienda para cumplir con el déficit público. Es por ello que en Hacienda presumen de haber creado una herramienta «potente y novedosa» con la que pueden manejar la cada vez mayor información que recopilan.

Grandes fortunas y amnistía fiscal

#Grandes fortunas

Grandes fortunas y la nueva superherramienta de Hacienda

Siempre que he tenido ocasión de hablar de la amnistía fiscal he dejado claro que, con independencia de que la medida me parezca oportuna o no, yo nunca recomendaría acogerse a ella porque antes o después Hacienda hará uso de esa información. Uno no puede acogerse a una amnistía fiscal y pensar que Hacienda se va a olvidar de él. Eso nunca ocurrirá porque existen las listas negras y una de ellas es la de la amnistía.

Esa nueva herramienta de la que presume Hacienda utilizará, entre otras cosas, toda la información recopilada en la amnistía fiscal y las regularizaciones de bienes en el extranjero. ¿Qué decir de eso? Pues que, aunque los fines sean lícitos (luchar contra el fraude), no deja de ser una mala práctica porque demuestra una vez más que uno no se puede fiar de Hacienda. Si nos ofrecen la posibilidad de regularizar, se tienen que respetar las reglas del juego, pero ya sabemos que Hacienda las cambia a su gusto siempre que quiere. Y no quiero decir con ello que esté necesariamente a favor de las amnistías fiscales ni defienda el fraude, pero los pactos son los pactos y hay que respetarlos. Por otro lado me alegra saber que no me equivocaba cuando recomendaba no acogerse a la amnistía en ningún caso.

Esto bien merece una queja. Todo contribuyente debería leer este libro

Todo contribuyente debería leer este libro

Hacienda no ha marcado un límite patrimonial para ser investigado con la nueva superherramienta. Bastará con la simple sospecha de que el declarante posea más bienes de los declarados: «Se va a ir a criterios de selección más amplios que el cuantitativo, también está el cualitativo».

Entre otras cosas se van a buscar propiedades inmobiliarias que no estén directamente a nombre de personas físicas, o las que puedan estar a nombre de testaferros.

También se va a perseguir a aquellas personas que demuestren tener un capacidad económica mayor a la declarada en su IRPF.

Ramón Cerdá

 

Más comentarios de lectores en Facebook

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

5 Comentarios.

  1. Yo D. Ramón si hubiera tenido la bolita de cristal de la ARAMIS FUSTER, hoy en día sería megamillonario, no tendría nada en és país de delincuentes empezando por el emérito y 2º por toda la manada de vividores de todos los partidos que vinieron a salvarnos pero los que que viven como reyes sin haber dado un palo al agua en toda su puta vida, yo sería un delincuente fiscal fino, tendría millones porque tengo claro que sería una agencia de servicios S.L. cada dos años a cambiarme el nombre con un administrador rumano o bulgaro o ucraniano yo autorizado, y el iva a la buchaca, como hacen muchas empresas.

  2. Si se trata de investigar a aquellos que que demuestren tener un capacidad económica mayor a la declarada en su IRPF, van a tener que investigar a media España. Porque hay mucha economía sumergida en este país, y hablo con conocimiento de causa, en mi entorno la inmensa mayoría ingresa parte en A y parte en B, y claro encima se tiene mas fácil acceso a ayudas, becas, etc. Pueden estar tranquilos que con el personal que tiene hacienda serán muy pocos los investigados.

  3. Totalmente de acuerdo… salvo en el hecho que el Gobierno dejó bien claro que “de ningún modo se trataba de una amnistía” (por cierto, la prohíbe Constitución vigente). Y en lo publicado tampoco aparece tal término.

    Realmente, a quien benefició “la regularización” (blanqueando dinero a bajo coste) fue precisamente a quienes tenían capitales de procedencia ajena a España…. y/o a la legalidad. Concluido el proceso, no tienen nada que se les pueda gravar.

    Y si este Gobierno nos ha dejado bien claro algo, es que puede prometer y promete lo que quiera, que hará exactamente lo contrario. Afortunadamente, aún podemos ejercer el proceso revocatorio (el mismo que reivindicamos para Venezuela) o el “impeachment” (como los tres que se iniciaron en EE.UU.)… ¡Un momento: si nosotros no tenemos nada de eso! Pues será porque no lo merecemos, ¿o no?

    Nos queda el consuelo de pensar que si “afloran” bienes ocultos a nombre de testaferros y demás bienes suntuarios “injustificados”… tal vez nos toque pagar menos a los que no los tenemos. Yo no lo creo: la Troika reclama su bocado.

    (Sobre la fortuna del término troika -3 caballos- sobre los de trío, terna, tríada o triunvirato, recomiendo leer la 2ª acepción: http://es.oxforddictionaries.com/definicion/troika)

Deja un comentario


La Lectura de Ramón