Gasolineras sin empleados. ¿Hasta cuándo estarán con nosotros?

Normalmente si puedo elegir, no reposto en gasolineras sin empleados. Y si puede elegir también entre las que los tienen, siempre elijo una en la que el empleado sea el que reposte y no tenga que hacerlo yo. Alguna vez me ha pasado que se han confundido y han puesto gasolina en vez de gasoil o viceversa y se han tenido que hacer cargo del desaguisado. Si soy yo quien reposta, nada hay que reclamar. Ese es uno de los motivos de que prefiera una con empleados que suministren el carburante. Otra es porque creo que, de alguna manera, colaboro con el empleo. Eso no quiere decir que esté en contra (ni mucho menos) de las gasolineras sin empleados como una opción empresarial más que el consumidor utilizará o no, según le convenga si le compensa la diferencia de precio.

¿Pueden prohibir las gasolineras sin empleados?

Por lo tanto, con lo que no puedo estar de acuerdo de ninguna de las maneras es con que se prohiba al empresario la posibilidad de instalar este tipo de surtidores.

Parece ser que el Estatuto del Consumidor de Castilla y León se ha cambiado para que en 2017 dejen de funcionar las gasolineras sin empleados o que, al menos, se disponga en ellas de una persona formada y responsable del servicio.

¿Qué se busca con la prohibición de las gasolineras sin empleados?

#Gasolineras sin empleados

Gasolineras sin empleados    EFE/JJGuillen

Según dicen:

1.- La protección de los derechos de los consumidores. A este respecto me pregunto qué pasa con todas las máquinas expendedoras con las que estamos conviviendo décadas y no pasa nada.

2.- Garantizar el acceso a las personas con discapacidad. Esto me parece una excusa porque el ejemplo lo tenemos con el resto de máquinas que nos rodean. Y no es que esté en contra de la adaptación, aunque podrían empezar con las aceras y similares.

3.- Evitar la destrucción de empleo. Y digo yo, ¿por qué no destruyen los robots de Almussaffes para que los Ford los construyan a mano? De ese modo se generaría un montón de empleo. ¿No se le ha ocurrido a nadie?

Me pregunto si se han planteado el pequeño detalle de que todo esto va en contra de la normativa europea. ¿Van a tener que ser los tribunales europeos los que tumben este cambio estatutario que huele a retrógrado?

También me pregunto cómo pueden cambiar alegremente la normativa afectando a las gasolineras sin empleados que se han instalado de manera legal y con todos los permisos que ellos mismos han dado. Y con una moratoria de solo tres meses para adaptarse.

CURIOSAMENTE, según la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), hace unos meses dijo que las gasolineras sin empleados aportan «beneficios para los consumidores» porque «aumentan la competencia» ofreciendo «menores precios».

Ramón Cerdá

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

8 Comentarios.

  1. Evidentemente siempe será mejor repostar dónde un empleado debidamente formado sea quien haga el suministro. Respecto a los precios sólo en Catarroja hay diferencias de hasta 15 € por litro seguro el lugar elegido y eso hace no muchos años eran 5 duros. Respecto a la presencia obligatoria de empleados con todo mi pesar debo reconocer que de la misma manera que nadie le dice a un Hostelero cuantos empleados debe tener.

    • Personalmente pienso que debe decidirlo el empresario. Si al cliente no le gusta no usará el servicio y el empresario tendrá que rectificar o cerrar. Por otro lado, la obligación de la que ahora se habla de tener un empleado formado no implica que ese empleado vaya a repostar. El cliente tendrá que seguir poniéndose la gasolina. Esa persona solo estará para informar si hay problemas, si una tarjeta no es admitida, etc. No para repostar como parece ser que piensa la gente. De hecho hay muchas gasolineras con empleados en las autopistas y no te sirven el combustible.

  2. Pues yo me voy a posicionar claramente por su prohibición.

    Principalmente porque es una práctica que sólo beneficia al empresario en detrimento tanto del trabajador como del usuario.
    Si el empresario quiere ganar más dinero, perfecto. Pero no a costa de inclinar la balanza a su favor.

    Lo la libre competencia, mire usted, no me lo creo. El objetivo de los empresarios es maximizar sus beneficios. No los criminalizaré por ello. Pero el de los consumidores es no perder unos servicios que, hasta ahora, vienen incluídos. Si te dan menos, por el mismo dinero es una subida de precios aquí y en la China.

    Yo vería entendible que se autorizasen en lugares y horarios donde no fuera rentable tener a un empleado. Está claro que no va a estar abierta para mí la gasolinera a las cuatro de la mañana en un pueblo de 500 habitantes porque se me ocurrió a mí pasar por allí.

    Pero como ya conocemos lo que pasa, empezamos por las zonas y horarios de baja demanda y baja rentabilidad y al final terminan siendo la norma.

    Al final la supuesta libre elección de unos pocos determina la no libertad de elección de los demás.

    Por no mencionar cuestiones de seguridad y de su modo de funcionamiento. Primero, te obliga a tener una tarjeta de crédito. Que yo sepa todas trabajan así. Después te obliga a pagar por adelantado. Lógico, si no no te dan el combustible. Y finalmente, te reembolsan la diferencia.
    Suponiendo que todo funcione bien y no falle el sistema.

    Esto es como entrar en un bar a pedir una de calamares, tener que dejar 100 euros en la barra, hacerte tú mismo la de calamares y esperar a que la máquina te traiga las vueltas.

    Ya estamos bastante cansados de este neoliberalismo que, casualmente, siempre beneficia a unos pocos y perjudica a la mayoría.

  3. El marxismo y el socialismo se basa en creer que la economía es una suma cero. Lo que yo adquiero se lo quito a otro. El capital acumulado es a costa del factor trabajo. Esa es una falacia más del pensamiento de izquierda.

    La economía y el progreso (del que se llenan la boca llamándose progresistas) se logra mediante la innovación constante y la adquisición del conocimiento. Este es el motor, aumentando la productividad y la eficiencia, que hacen que el sistema sea una expansión constante y de mejora continua. En la nueva era en la que entramos hay un nuevo factor que añadir a los tradicionales de capital, trabajo y tierra, es el conocimiento.

    En el desarrollo y aplicación a la producción de las nuevas tecnologías hay un rozamiento innegable e insoslayable, que es la adaptación del factor trabajo a nuevos trabajos de mayor cualificación. Cuando los saltos tecnológicos son de gran envergadura (el arado, la máquina de vapor, la electricidad, los motores de explosión y los eléctricos, los robots, la informática, las telecomunicaciones, internet, etc) se producen también grandes masas de trabajadores que se quedan desubicados. El cambio es inherente al progreso. La formación continua también. El sistema dedica grandes cantidades de dinero a la formación aunque algunos partidos políticos dediquen esos recursos a financiarse ellos en lugar de aplicarlos a los parados como hace el Psoe en Andalucía o hizo Unió Democrática en Cataluña.

    Cuando yo empecé a trabajar no existía internet, ni siquiera los ordenadores personales. Hoy en día no podría hacer mi trabajo sin estas herramientas. Simplemente no podría competir en mi sector.

    La izquierda, que se dice progresista, se ha especializado en recoger el voto de esas masas descontentas a las que llama proletariado que además de quedarse sin trabajo no pueden cambiar por falta de formación y conocimiento para adaptarse al cambio. Lo triste de la apropiación de los fondos de formación que la Unión Europa nos daba, no era sólo el robo descarado, sino que dejaban en la indigencia a millones de parados y sin expectativas de acceder al cambio. ¿o era eso realmente lo que buscaban y el latrocinio su corolario? La izquierda, especialista en utilizar los términos para decir exactamente lo contrario, es anti-progreso.

    • Cuando hace más de treinta años, en la empresa en la que trabajaba como jefe de contabilidad se instalaron los ordenadores por primera vez, sentí esa punzada de miedo y resquemor en el estómago al ver, de alguna manera, amenazado mi puesto de trabajo. Al final nada de eso ocurrió y los ordenadores simplemente dieron mayores oportunidades de progreso como usted bien apunta.

  4. Buenos días Ramón.
    Yo como usted suelo repostar en gasolineras con empleados por comodidad y por seguridad. El combustible es un producto catalogado como un material peligroso y debe de ser manipulado por personal con conocimiento en la materia. Prefiero pagar algún centimo más, y no asumir una responsabilidad que no es mia.
    En mi opinión en las gasolineras debería de haber por lo menos una persona responsable que sepa que hacer en caso de riesgo. A mi como ciudadana no me da ninguna seguridad un deposito de gasolina con miles de litros de combustible sin ningún tipo de vigilancia.

  5. La tecnología es enemiga de la mano de obra no especializada. Cada vez las máquinas realizan más tareas y no nos queda otro remedio que acostumbrarnos a ellas.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón