Fraude en los contadores, ¿quién vigila al vigilante?

#fraude en  los contadores

Fraude en los contadores. En todas las casas se cuecen habas; incluso en las Casas Cuartel

Fraude en los contadores eléctricos

en la Casa Cuartel de la Guardia Civil

La noticia tiene su guasa, y no estamos hablando de grandes desfalcos sino de una simple (y habitual) picaresca que todo el mundo conoce y que muchos practican o han practicado alguna vez, la del fraude en los contadores eléctricos, añadiendo cuerpos extraños que ralentizan su funcionamiento y, de ese modo, la factura eléctrica es más modesta.

Lo que ocurre es que en esta ocasión, el fraude en los contadores se ha descubierto en la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Cullera, y uno se pregunta… ¿quién vigila a quienes nos vigilan a nosotros?, si la palabra de un Guardia Civil vale más que la nuestra, su falta ¿también es mayor? ¿Es más grave el hecho por haberlo cometido unos señores con uniforme, o en casos así son personas como nosotros? Porque lo que está claro es que cuando somos los ciudadanos los juzgados, nuestro rango siempre es menor y a menudo estamos a merced de lo que el agente diga de nosotros.

¿Habrá sanciones o algún tipo de inhabilitación para estos guardias que han cometido fraude en los contadores de la Casa Cuartel?

Imagino que sí que se abrirá algún expediente disciplinario porque curiosamente, la inspección técnica de Iberdrola se hizo a instancias de un requerimiento de la propia Guardia Civil, o al menos esto es lo que se ha dicho en los medios de comunicación. Todo salió a la luz porque tres de las viviendas pagaban menos de diez euros en cada factura, cuando la media de las diecinueve viviendas restantes rondaban los ochenta euros.

Por lo visto, eso de tener vivienda en el propio cuartel no son todo ventajas, y también da la sensación de que las relaciones entre ellos no siempre son buenas, puesto que han recurrido a una inspección externa que no les deja en muy buen lugar. ¿No podrían haberlo solucionado de otro modo? Los trapos sucios hubieran sido menos evidentes si se hubieran tomado otro tipo de medidas, pero ellos sabrán. Al menos así nos hemos enterado de que en todas las casas (incluso en las Casas Cuartel) se cuecen habas.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón