Falta de tacto de Hacienda incluso cuando da la razon al contribuyente

A fuerza de recurrir todo lo que no es correcto y presentar quejas a la administración siempre que la ocasión lo pide, al final es normal que alguna vez nos acaben dando la razón. Pero lo cierto es que incluso en estos casos (que todo hay que decirlo; no suelen ser muy habituales), al contribuyente se le suele quedar un mal sabor de boca porque la terminología utilizada y los formatos de las notificaciones, siempre, incluso estando a favor del contribuyente, resultan desagradables.

El último y reciente caso que nos ha ocurrido es referente a una reclamación de IVA de unos 20.000 euros (la cifra la digo de memoria porque no tengo aquí el expediente y en la notificación donde me dan la razón no hace mención a cifra alguna). El caso es que me reclamaban a título personal (nada de empresa) una cifra de IVA desorbitada cuando yo no ejerzo ninguna actividad como persona física, y no se me habían derivado responsabilidades solidarias o subsidiarias de ningún expediente, o al menos no se me habían notificado.

Al recibir esto, llamé a Hacienda por teléfono pero me dijeron que no me podían aclarar nada y que me tenía que personar en sus instalaciones (como si no tuviera otra cosa que hacer que ir a perder la mañana para solucionar SUS ERRORES).

En vista de las circunstancias decidí limitarme a presentar un escrito de alegaciones diciendo que nada tenía yo que ver con la cantidad reclamada, y que en caso de tratarse de alguna sociedad, que me lo aclararan y me detallaran el cálculo de la sanción.

El pasado 11-2-09 recibí una NOTIFICACION DE RESOLUCION. De entrada a uno ya se le pone malo el cuerpo porque el impreso es igualito que cuando te piden una millonada.

Lo más curioso es que resume mucho los hechos diciendo que simplemente yo alegaba que debía tratarse de un error, y al final de la primera página me dicen:

Una vez analizada la documentación que consta en el expediente instruido a CERDA SANJUAN RAMON con NIF 52710029D, se considera que no concurren los requisitos necesarios para la apreciación de infracción tributaria o de imputación de responsabilidad, por lo que se da por finalizado el procedimiento.

Hasta aquí todo bien, aunque podrían ser más simpáticos y decir simplemente que se han  equivocado, pidiendo disculpas por lo mal que hacen sentir al contribuyente cuando se le reclaman cifras relativamente importantes sin venir a cuento.

Pero lo peor está al darle la vuelta a la hoja y seguir leyendo. Aquí si que me pierdo ya porque hasta me hace dudar de si me han dado la razón o no. Está claro que el párrafo que he transcrito antes está dentro del apartado ACUERDO y parece bastante claro que nada se me reclama, pero entonces… ¿A qué viene el siguiente párrafo de MOTIVACION Y OTRAS CONSIDERACIONES?

Transcribo textualmente:

En el presente caso no se ha puesto la diligencia necesaria en el cumplimiento de las obligaciones tributarias ya que la interpretación que el sujeto ha hecho de la norma no es razonable; de manera que ha acreditado de forma improcedente partidas a compensar en la base/cuota de declaraciones futuras del mismo. No existen un error involuntario ni una simple discrepancia de criterios acerca del contenido y alcance de la disposición; por tanto, se demuestra el elemento intencional o culpabilidad necesaria para que pueda entenderse cometida la infracción tributaria.

Y digo yo… ¿Quién no ha puesto la diligencia necesaria; yo o Hacienda?  ¿A quien llaman sujeto? ¿De qué me están hablando?

Otra cosa que nunca he entendido es que en los documentos en los que te dan la razón incluyan eso al final de RECURSOS Y RECLAMACIONES en el que te dan un plazo para recurrir. ¿Cómo vas a recurrir cuando te están dando la razón en lo que ya has recurrido? Estas cosas son las que provocan que la mayoría de la gente no entienda los escritos de Hacienda.

Einstein ya decía que lo más complicado del mundo era la DECLARACIÓN DE LA RENTA.

A todo esto, el expediente me lo abrieron con fecha 18 de junio de 2008, con lo que se supone que me tienen en vilo con si debo de pagar o no 20.000 euros durante OCHO MESES antes de decirme que no debo nada. Lo cierto es que yo ya ni me acordaba, pero me pongo en la piel de otros contribuyentes menos acostumbrados a recibir requerimientos extraños, y pienso que se lo pueden hacer pasar muy mal. ¿Cómo se compensa todo esto? Si el contribuyente deja de pagar algo por error, van a muerte a por él, en cambio si son ellos quienes se equivocan, esquivan el bulto y al contribuyente se le queda cara de gilipollas.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón