Comprar facturas falsas, ¿qué hay de cierto en la alarma creada por Hacienda?

#facturas falsas

Comprar o confeccionar facturas falsas es una barbaridad hoy en día

Comprar facturas falsas

un riesgo inaceptable

Llama la atención la noticia de que Hacienda haya descubierto una enorme bolsa de fraude a través de la emisión de facturas falsas en la zona de levante, y más concretamente en provincia de Alicante. ¿Es realmente tan grande el fraude en ese concepto como advierten o simplemente es una noticia más sobre los éxitos (dudosos) de las inspecciones de Hacienda? Sería bueno saber si la alarma creada tiene una base real o es meramente publicitaria.

Desde la Asociación de Asesores Fiscales parecen no creérselo:

«Esto es una barbaridad, porque incluso roza el delito penal, esto es una auténtica barbaridad y yo y mis compañeros desconocemos que haya casos más o menos masivos de emisión de facturas falsas».

Cuando la informática no tenía la presencia que tiene hoy en día en las empresas, este tipo de fraudes eran algo más habituales, hablo de los años 8o y 90, tal y como dicen también desde la Asociación de Asesores Fiscales:

«Pero siempre han sido casos muy concretos»,  porque «los medios y sistemas informáticos están tan avanzados y son tan eficaces hoy que nadie se la juega, pues sabe que antes o después será ‘cazado’ por Hacienda».

Admiten desde la Asociación que:

«Debido a la crisis podría haber aumentado el número de casos pactados entre el emisor y el receptor de las facturas para beneficios en desgravaciones, pero a mí no me constan»

En cuanto a lo que yo pienso, debo decir que no tengo ni idea de cuál puede ser la verdad de todo esto, pero creo que si se trata de casos pactados entre dos empresas reales a las cuales les interesaba, a una emitir la factura, y a otra contabilizarla, esto es algo que difícilmente podrán demostrar los señores de Hacienda, y menos si el “pago” se ha realizado de forma justificada.
Donde sí que pueden descubrir un fraude de este tipo es en sociedades con actividad ficticia que simplemente se han dedicado a confeccionar y vender facturas falsas, pero me resulta extraño que a fecha de hoy alguien se arriesgue a comprar este tipo de facturas porque son muy fáciles de descubrir por el fisco. Basta con que descubran una, para luego limitarse a hacer un seguimiento de las que aparecen en declaraciones de terceros de las empresas. Si es eso lo que ha ocurrido, estas empresas desconocían el procedimiento porque han incurrido en un riesgo inaceptable comprando facturas y es normal que Hacienda lo descubra y actúe en consecuencia.
Otra opción usada por algunas empresas, pero también enormemente peligrosa, es la autoconfección de facturas falsas con datos ficticios de otras empresas, existentes o no. Las empresas que hacen eso para desgravarse un IVA ficticio y pagar menos en el impuesto de sociedades son carne de cañón porque es muy fácil de descubrir en una comprobación rutinaria.
Otro perfil de facturas falsas del que ya he hablado en este blog en más de una ocasión es el que emiten algunos empresarios que están en módulos, ante lo cual Hacienda ya ha reaccionado limitando los empresarios que pueden acogerse a este sistema de tributación.
En cualquier caso, mi consejo personal si alguien le ofrece a usted comprar facturas falsas, es que no las acepte. Otra cosa es que usted decida si denunciar el caso o no a Hacienda, pero desde luego, ni se le ocurra comprarlas y contabilizarlas porque está condenado de antemano a ser descubierto.
Ramón Cerdá

Licencia Creative Commons
Comprar facturas falsas, ¿qué hay de cierto en la alarma creada por Hacienda? por Ramón Cerdá, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Licencia.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario

La Tienda de Ramón