Elevación a público de un contrato privado. La función del Notario

Usted puede haber firmado un contrato privado de compraventa (o de otro tipo) que en un momento dado deba de ser elevado a público. Tenga en cuenta que en este caso, ante la elevación a público de un contrato privado, el Notario le exigirá la presentación del contrato original, y se lo quedará para incorporarlo al protocolo Notarial. Luego usted podrá pedir tantas copias del protocolo como quiera, pero no podrá recuperar el original del contrato.

#elevación a público de un contrato privado

¿Cuándo es posible la elevación a público de un contrato privado?

El Notario nunca elevará a público una copia, ni siquiera en el supuesto de que dicha copia haya sido previamente legitimada notarialmente.

¿Quiere eso decir que un contrato sólo se puede elevar a público una vez?

En realidad es una tontería elevarlo a público más de una vez, pero ciertamente sí que se puede, por la sencilla razón de que en el momento de la firma pueden haberse firmado varias copias del mismo; de hecho lo normal es que por lo menos cada una de las partes disponga de un original. Por lo tanto, luego se podrían elevar a público tantas veces como originales firmados existan previamente.

Tenga en cuenta también que para elevar a público un contrato, no basta con que una de las partes aporte el original a Notaria y lo eleve a público identificándose previamente, sino que tendrían que estar presentes todas las partes para hacerlo correctamente.

Elevación a público de un contrato privado

La excepción sería que una de las partes otorgara un poder notarial a la otra parte para elevar el documento a público, en cuyo caso podría hacerlo en nombre propio y como apoderado del otro contratante.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

165 Comentarios.

  1. Mi hermana y yo recibimos en herencia una casa por indiviso al 50% cada uno, posteriormente, entre ambos firmamos un contrato privado de partición de la casa, en el mismo en su apartado segundo dice las partes se comprometen a otorgar cuantos documentos, escrituras, autorizaciones y comparecencias sean necesarias en orden a proceder a la división horizontal de la finca.
    Tercera.- ACUERDOS ADICIONALES:
    Primero.- El propietario del elemento número uno, que es ella, procederá para mejorar el portal, a cambiar el acceso a su vivienda, haciéndolo por donde anteriormente estaba, entre los dos pilares.
    En Marzo/2016, mi hermana, me pide por un acto de conciliación en el juzgado, a hacer las escrituras en la forma que aparece en el contrato de partición firmado entre nosotros, en ese momento yo no podía económicamente hacer frente a los gastos, posteriormente llegamos a un acuerdo de fechas para hacer las escrituras, unos 4 meses antes yo le indico que ella esta obligada por el contrato firmado, a mejorar el portal y cambiar el acceso a su vivienda, llega la fecha pactada y ella no hace nada ni me avisa para hacer las escrituras.
    Por incumplimiento del contrato, ¿se puede dejar sin efecto el mismo y anularlo?

    • No lo veo claro; además, supongo que en el contrato no se especificará ningún plazo determinado para esos arreglos, lo cuál complica la reclamación. No obstante un contrato privado obliga a ambas partes y usted puede llevar el asunto al juzgado si cree que se está incumpliendo.
      En cualquier caso tenga en cuenta que también usted incumplió el contrato al no firmar las escrituras cuando se le requirió para ello.

  2. Manuel Amaro

    En 1990 vendí un piso a mi hermana. En aquel momento no hicimos la escritura por razones de ahorro, pensando en hacerlo más adelante. Pero seis años después mi hermana lo vendió a otro hermano nuestro y se desentendieron de escrituras tanto ella como él. El estar la escritura a mi nombre me ha causado perjuicios económicos de distinta índole (declaración de hacienda, beca de mi hijo, requisitoria de la comunidad de vecinos a pagar las deudas de la comunidad en los últimos 7 años….) y me temo que también perjuicios de índole social si hubiera un incendio o alguna otra calamidad pues el piso está a mi nombre y el piso no está asegurado.
    Solo guardo el contrato privado de la venta del piso a mi hermana, pero ella se niega a elevarlo a público, y al parecer no basta el contrato privado para presentarlo en notaría.
    Entiendo que yo no puedo obligar a mi hermano, el propietario actual, a escriturar, pero pienso que debería haber algún modo de obligar a mi hermana.
    Le agradecería que me dijera si hay algún otro modo de obligar a mi hermana a escriturar.
    Manuel A.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón