Electrocución de aves en los tendidos eléctricos. Ayudas

La electrocución de aves en los tendidos eléctricos es una sangría continua que, parece ser, está amenazando seriamente a la continuidad de algunas especies voladoras. Antes de entrar en el asunto de las ayudas del Gobierno para luchar contra esto, empezaré por comentar algo que nada tiene que ver, pero que me parece ilustrativo para lo que quiero exponer.

Electrocución de aves y normativa antitabaco

#Electrocución de aves

Electrocución de aves. Pagaremos a las eléctricas para que se adapten a la nueva normativa.

Retrocedamos un poco en el tiempo. Todos recordarán aquella normativa antitabaco anterior a la actual normativa antitabaco; me refiero a la que permitía a los restaurante disponer de una zona específica para fumadores si se cumplían unos requisitos muy restrictivos y se hacían ciertas instalaciones bastante costosas. El empresario de hostelería tenía la opción de que su establecimiento fuera solo para no fumadores, o bien disponer de una pequeña parte del espacio para fumadores si cumplía los requisitos.

Muchos fueron los que entraron en inversiones importantes para adaptar sus establecimientos a la nueva normativa antitabaco. Para estas instalaciones, no solo no hubo ayudas de ningún tipo sino que, al poco de haberlas hecho, el Gobierno sacó a traición su segunda normativa antitabaco prohibiendo completamente que se pudiera fumar dentro de los restaurantes, con o sin instalaciones realizadas.

El resultado fue que toda la inversión había quedado inútil y, además, en algunos casos se tenía que quitar porque era absurdo mantener las salas de ese modo si ya no se podía fumar en ellas. Tampoco se establecieron ayudas en esa segunda fase para cumplir la normativa. El asunto fue sangrante y ya parece olvidado, pero creo que no deberíamos de olvidar estos abusos de nuestros gobernantes cuando se ponen a legislar caprichosamente sin contar con las consecuencias.

¿Y qué pinta la electrocución de aves en todo este asunto?

Ya había dicho que iba a empezar por algo muy distinto, pero de alguna manera la exposición era necesaria porque cuando leí por primera vez que el Gobierno iba a pagar una millonada a las eléctricas para adaptarse a la nueva normativa, se me revolvió el estómago. O sea, aparece una nueva normativa medioambiental por la que las eléctricas deben adaptar sus instalaciones, y el Gobierno les paga (con nuestro dinero) para que las adapte. Vaya, lo mismito que hizo con su normativa antitabaco.

¿Cuánto pagaremos al año para evitar la electrocución de aves?

Todo este asunto no es nuevo porque proviene de un decreto del año 2008, donde se acordó compensar a las eléctricas con el 80% del coste para la adaptación de las líneas, considerando que se trata de una «compensación por servicio público». Podemos acceder AQUÍ al texto de las bases reguladoras.

Lo que nosotros (es el Gobierno quien lo hará, pero recordemos que con nuestro dinero) pagaremos a las eléctricas CADA AÑO asciende a quince millones de euros.

Algunas curiosidades: Las eléctricas recibirán inyecciones directas de dinero, pero si el titular de la línea no es una eléctrica, no recibirá dinero sino compensación en especie, es decir, mediante trabajos de adaptación.

La decisión de compensar a las eléctricas para que se adapten a la ley que pueda evitar la electrocución de aves fue del gobierno de Zapatero.

¿Por qué quince millones de euros al año? Sencillamente porque esa cifra es el máximo permitido por la Unión Europea para que no se consideren ayudas públicas a empresas. O sea, una manipulación como otra cualquiera.

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. Yo creo que estamos anestesiados en este país. Ya nos duele nada. Cada día que pasa descubro un disparate mayor. Y aquí seguimos esperando a ver cual sera el siguiente. Por si nos sangran bastante encima les dan ayudas con el dinero público. Cuantas cosas se podrían hacer con quince millones de euros de ayudas a pequeñas empresas para crear empleo, que es lo que hace falta en este país. Y las eléctricas que se adapten ellas solitas a la legislación con sus miles de millones de euros de beneficios.

  2. Se rien de nosotros a carcajadas, pero no se lo reprocho. Para eso ganan elecciones y gobiernan así que deduzco que a la mayoría de la gente de este país estas cosas se la traen al pairo y hasta les parecerá bien y acusarán de populista a cualquiera que cuestione el orden establecido.

    Porque negar la simbiosis gobierno-eléctricas es como negar que dos más dos son cuatro.

    Al resto, nos queda el recurso al pataleo y la sensación de vergüenza cuando nos preguntan en el extranjero porqué España no aprovecha el sol; que debe ser la única riqueza natural que tenemos, asegurada y gratuita.

    Se rien con el impuesto al sol, se rien con las puertas giratorias, se rien con la subasta eléctrica y ahora se rien con estas subvenciones. Si es que tenemos lo que nos merecemos.

  3. Al Capone y D. Vito Corleone eran aprendices a chorizo comparado con lo que tenemos en éste país.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón