El encantador de abejas. Edición Especial Décimo Aniversario

#el encantador de abejas

El encantador de abejas
EDICIÓN ESPECIAL DÉCIMO ANIVERSARIO

El encantador de abejas

Completamente reescrita

Ya está a la venta en la tienda virtual la nueva versión completamente reescrita de mi novela EL ENCANTADOR DE ABEJAS. Solo se ha editado en formato bBrick bolsillo al precio de 6 euros, sin costes de envío para España. También está disponible en Amazon en formato electrónico por 0,89 euros.

Más adelante entrará en distintas distribuciones a través de kioskos, como de hecho se está haciendo en la actualidad con mi novela LAS VOCES DE LAS HORMIGAS.

 

SINOPSIS de EL ENCANTADOR DE ABEJAS:

Año 0, un centurión romano se enfrenta a un ejército de abejas. Año 1888, el Hombre Elefante sigue en el London Hospital; ese mismo año, Jack el Destripador asesina a 5 mujeres y luego desaparece misteriosamente sin que nadie llegue a descubrir su verdadera identidad. Por extraño que pudiera parecer… ¿puede seguir vivo en la actualidad? ¿Puede una misma víctima ser asesinada y descuartizada varias veces?

EL ENCANTADOR DE ABEJAS es la historia de un odio que ha perdurado durante más de 2.000 años y en la que el destino parece haber entrado en un bucle interminable que se repite una y otra vez con fatales consecuencias.

Esta novela, la más sangrienta de las escritas por Ramón Cerdá, podría clasificarse como thriller histórico de terror; una historia que transcurre en cuatro épocas completamente distintas y cuyo nexo de unión son los crímenes cometidos por Jack el Destripador en el Londres victoriano de 1888.

¡¡NUEVO FORMATObBrick!!

El nuevo formato bBrick no es un libro de bolsillo cualquiera. Tiene un tamaño muy especial (casi cuadrado), y no por cuestión de marketing, sino para cumplir un objetivo: minimizar los residuos de papel.

Gracias a sus medidas se aprovecha prácticamente el 100% de las hojas de papel impresas, reduciendo al mínimo los cortes, tanto después de la impresión como después del encuadernado definitivo.

Por otra parte, resulta muy cómodo de leer, de fácil apertura, amplios márgenes en el lomo, poco peso, tipo de letra muy legible…

 

 

 

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

5 Comentarios.

  1. Hola Ramón. Quería comentarle mi caso, y plantear algunas cuestiones, ya que acaba de desestimarme Hacienda un recurso de reposición. Los antecedentes son los siguientes: Yo era socio y administrador único de una S.L. ya disuelta y liquidada. Antes de su disolución, el 9/03/2.011 vendí por 1 € la totalidad de mis participaciones y cesé como administrador. Desde esa fecha, se precedió a la disolución, para lo cual la persona que compro la sociedad fue nombrado liquidador único. Así quedó inscrito en el Registro Mercantil. (En ese momento, no existía deuda tributaria alguna, ni causa que pudiera originarla con posterioridad). En el balance final de la escritura de disolución se hace constar que no hay haber liquido a repartir al socio único, ya que la empresa no tiene ningún patrimonio.
    Casi un año después de la disolución, se origina una sanción por no presentar en plazo la declaración 190 (Retención de Trabajo Personal) ya que el plazo finalizo el 31/01/2012. Lógicamente, yo no pude motivar la sanción ya que en el momento en que yo era administrador no había comenzado el plazo para presentarla. Pero Hacienda me la notifica a mi como “representante o sucesor del destinatario”. En el recurso de reposición, les digo que ni tengo poderes porque la empresa la vendí, ni soy el sucesor, y que la deuda no debe ir dirigida a mi. Pero como he dicho, desestiman el recurso, alegando entre otros, pasivo sobrevenido (articulo 399 del Real decreto 1/2010 de 2 de julio), que dice “los antiguos socios responderán solidariamente de las deudas sociales no satisfechas hasta el limite de lo que hubieran recibido como cuota de liquidación”. ¿Antiguo socio?, ¿se refiere a los que eran socios en el momento de la disolución, o también los ex socios, como es mi caso?. En caso afirmativo, si no hay nada en la liquidación, ¿pueden reclamarme algo de los dos años anteriores a la liquidación según he leído en los cambios de la ley? Gracias.

    • Esta gente es bastante desagradable y poco seria en sus actuaciones. Es su norma y forma de trabajo habitual. Es cierto que los socios responden de las deudas en caso de liquidación, pero si como dice, no existe ningún reparto en esa liquidación, evidentemente la cuota es cero, con lo cual, lo que realmente le pueden reclamar es cero euros. Léase lo que le envían y compruebe si al final del escrito todavía le dan plazo (entiendo que sí) para presentar recurso. Si es así, limítese a indicar dos cosas:

      1.- Que cuando usted se salió de la sociedad no percibió nada de la sociedad, salvo en todo caso ese euro que dice (aporte la escritura de venta)
      2.- Que en el momento de la liquidación usted ya no era socio y que no percibió en ningún momento cuota de liquidación alguna.

      Con eso debería ser suficiente y, a lo sumo, y si tienen la cara dura suficiente, igual le reclaman el euro percibido por la venta, aunque no se trata exactamente de una liquidación.

      Y sí, se refieren incluso a socios antiguos y le explico el por qué:

      Imagine que cuando usted traspasó la sociedad, ya lo hizo en muy malas condiciones y antes de marchar se quedó con el patrimonio existente (supongamos que lo tuviera y que fueran, por decir algo, 10.000 euros)
      Luego usted vende la sociedad y no levanta cabeza, de manera que a la hora de liquidar, el nuevo socio percibe 0 euros.

      Hacienda, en ese caso podría reclamar al antiguo socio porque ese (usted), sí que percibió dinero.

      De todos modos hablamos de que como mucho, usted se llevó un euro de la sociedad. Pues eso será lo más que podrán rascar, y estaría bien que se lo reclamaran, e incluso que usted lo pagase, porque de ese modo podría enmarcar en el comedor de su casa un documento que recordaría en todo momento lo miserablemente que pueden llegar a comportarse estos “señores”.

      Ya me contará.

      Ramón Cerdá

      • Buenas tardes. Ante todo, le doy las gracias por su respuesta, y por la rapidez en contestar.
        En principio me ha quedado claro, pero como pienso lo mismo que usted en cuanto a la forma de actuar de estos “señores”, y rizando el rizo, tengo dos dudas.
        Con la última modificación de la Ley tributaria, 7/2012 de 29 de octubre, se modifica el artículo 40 “sucesores de personas jurídicas y de entidades sin personalidad”, apartado 1, dice (resumido) que las obligaciones tributarias pendientes se transmitirán a los socios hasta el límite del valor de la cuota de liquidación, (y se añade) y demás percepciones patrimoniales recibidas por los mismos en los dos años anteriores a la fecha de disolución que minoren el patrimonio social que debiera responder de tales obligaciones. Eso me deja ya en fuera de juego. ¿Cualquier percepción patrimonial?
        Por otro lado, la mencionada Ley entra en vigor el 31/10/2012, e imagino que no tiene carácter retroactivo. Pero, ¿cuando se comete una infracción, cuál es la fecha a tener en cuenta para saber si se aplica una u otra Ley?
        Gracias por todo lo que hace, y por su paciencia, me parece una labor encomiable.
        Un saludo.

        • En principio se refiere a supuestos en los cuales los socios se hubieran atribuído locales, vehículos y cosas así, perjudicando la solvencia de la sociedad ante terceros. No se refiere a sueldos y percepciones que entren dentro de unas cifras habituales y de mercado.
          En cuanto a la retroactividad, es mi opinión (como todo lo que suelo comentar en el Blog), pero entiendo que no es de aplicación en este caso.

Deja un comentario

Trackbacks y Pingbacks:


La Lectura de Ramón