Dos administradores mancomunados que se apoderan mutuamente de forma solidaria

A priori puede parecer algo absurdo, que siendo dos administradores mancomunados, firmen un poder a favor de ellos mismos para poder actuar de forma solidaria (por separado) como apoderados, pero no es algo prohibido y de hecho puede hacerse. Cabe plantearse no obstante que con ello se puede estar actuando de cara a los accionistas de la sociedad y por lo tanto de la Junta, de forma distinta a la decidida por quienes se supone que son los que deben decidir estas cuestiones que son los propietarios de la sociedad. Si ello pudiera suponer un perjuicio para los intereses de los socios, estos deberían oponerse a este tipo de prácticas.

No obstante hay casos en los que resulta práctico y es hasta aconsejable, siempre y cuando el poder solidario lo sea solamente para unas facultades determinadas y no genérico. Lo que se consigue de este modo es que en general tengan que firmar ambos administradores conjuntamente por ser mancomunados, pero para casos concretos (contratación laboral, gestiones con la administración, etc.) puedan actuar de forma solidaria en cuestiones de menor trascendencia. Es algo que bien utilizado tiene sus ventajas prácticas.

 

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón