Documentos tipo y su dudosa validez

Podemos definir como documentos tipo aquellos que tiene redactados de antemano una de las partes para ser utilizado indiscriminadamente con la otra parte. Algo así como los conocidos contratos de adhesión en los que no se negocia el clausulado, sino que una parte lo propone y la otra se limita a aceptarlo; muchas veces sin leerlo o sin entenderlo del todo. Es una práctica peligrosa porque la parte que lo ha redactado se supone que habrá barrido pa’ casa en posible perjuicio de la otra parte, y al igual que hay derechos irrenunciables por mucho que uno quiera renunciar a ellos, con esto de los documentos tipo y los contratos de adhesión puede ocurrir lo mismo, que a pesar de que estén legítimamente firmados, podrían llegar a ser anulados en caso de conflicto judicial si la parte perjudicada denuncia a la otra por falta de información.

¿Qué pasa con los documentos tipo que están usando ahora los bancos para cubrirse las espaldas?

#Documentos tipo

Documentos tipo… Empiezan a llegar las sentencias.

Después de todo el asunto de las preferentes, cláusulas suelo y otros similares, los bancos han estado viendo cómo esa falta de información (a veces real, a veces supuesta) hacia el cliente, se les ha vuelto en contra cuando ha llegado a tribunales. Eso ha hecho que se planteen tomar medidas para que no les vuelva a suceder. ¿Cómo demuestran ante un hipotético futuro pleito que sí que han informado a un cliente de todo y que este lo ha entendido? No es fácil. De hecho yo diría que es imposible, por eso tampoco me parecen justas todas las sentencias contra los bancos, porque muchas veces el verdadero culpable era el cliente, pero en fin, tampoco voy aquí a ponerme a defender a los bancos, que no es mi guerra ni mi propósito.

Lo que se les ha ocurrido (supongo que a sus asesorías jurídicas que, dicho sea de paso, muchas veces cojean bastante) es hacerle firmar al cliente unos documentos tipo que digan precisamente eso, que lo ha entendido todo y que conoce los riesgos de la operación. Pero digo yo, si por otro lado ya ha firmado la operación, ¿qué añade este papel? ¿Quién demuestra que realmente ha entendido todo, conoce los riesgos y está dispuesto a asumirlos? Aquí entra de nuevo el sobreproteccionismo hacia el débil (cliente) frente al fuerte (el banco). No puedo estar completamente de acuerdo. Hay casos de abuso, por supuesto, no simpatizo con los bancos en general… Pero a veces no son los culpables.

En cualquier caso, hacerle firmar un papel de más al cliente en el momento de la operación no los va a sacar del atolladero, y de hecho los tribunales ya han empezado a pronunciarse.

Según la Audiencia Provincial de Barcelona, los documentos tipo de los que antes hablaba: «La entidad pretende utilizarlos de escudo frente a posibles reclamaciones basadas en la falta de información».

El que ha perdido esta batalla (y luego llegarán muchos más) es el Lloyd’s. El Supremo insiste en que la información del banco debe ser activa porque «sin conocimiento experto el cliente no sabe qué información demandar».

Esto nos lleva a otro punto: ¿Deberá acudir el cliente al banco con su abogado cuando quiera contratar algún producto o solicitar algún crédito? Quizá si el abogado firma como «avalista» de que el cliente ha sido debidamente informado, el contrato quede blindado… ¿Se puede asumir eso? ¿Contratar a un abogado o profesional independiente con los consiguientes costes que, lógicamente, tendría que asumir el propio cliente? Sería una opción buena, pero cara.

Creo que la solución a este tipo de conflictos no es fácil.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Buenas tardes. Pido una vez mas disculpa por no postar en post adecuado pero la verdad que no encuentro como poblicar un nuevo post.
    Pues en otro comentario que hice ( que no lo encuentro ) he preguntado si modificar los kilometros de un coche es delito. La respuesta ya Ramon me la dió asi que ahora necesito saber un poco mas.
    He comprado un coche de un concecionario, me han vendido el coche con la libreta de mantenimiento sellada por concecionario de una casa con los kilmetros completamente falso ( seguramente tambien el sello es falso ). A la casa del coche me dijeron que nel 2013 el coche tenia 145mil kilometros y a mi me lo han vendido con la libreta que marcaba 98.000. He denunciado el concesionario por estafa a la Guardia Civil, me fui al concesionario pidiendo la hoja de reclamaciones y el se ha negado entregarmela y con la misma se fué, cerrando el concesionario por lo tanto la Policia Local no ha podido hacer nada.
    El coche ahora ( lo he comprado desde hace dos meses ) tiene fallo de perdida de aceite y mas cosas ( casi 2.000€ de reparaciones ) y el se niega en reparar el coche ( solo me dijo que está dispuesto reparar 200€ de reparaciones ). Hice una denuncia a la Guardia Civil por negarse de entregarme la hoja de reclamaciones y con las denuncias fui al consumo y he denunciado lo sucedido.
    Ahora , todo eso lo hice por mi cuenta , he avisado el concesionario que las reparaciones si o si la tengo que hacer y que despues guardaré la factura para despues pedir el dinero al concesionario.
    Mis preguntas son : es conveniente que todo esto lo hago con el apoyo de un abogado ?
    El , atravez del consumo , tendrà que pagarme los daños de las reparacion del coche ??
    Por cierto, tengo todo documentado , la unica cosa que no tengo es el informe de la casa del coche donde dice che en el 2013 tenia 145 mil kilometros pero me dijeron que atravez de un juez se le puede pedir y seguro se la entregaran.
    Gracias
    Un saludo
    Mario

    • Como ya ha ocurrido varias veces, le comento:

      1.- En este Blog los lectores NO PUEDEN generar nuevos post. El único que publica nuevos post es el administrador del blog.
      2.- Los lectores deben buscar algún post relacionado con lo que quieren consultar porque probablemente su duda ya esté respondida con anterioridad.
      3.- Una vez localizado el post más asimilado al tema a tratar, si no encuentra su respuesta en el texto o entre los comentarios, puede hacer su consulta; de ese modo eso servirá a otros lectores.
      4.- Si hace la consulta en un post que nada tiene que ver con el tema a tratar, se la puedo responder, pero no le va a servir a nadie más porque estará deslocalizada dentro del blog.

      Dicho esto, paso a intentar aclarar sus dudas:

      Como ya le comenté, cambiar el kilometraje de un coche es un delito, y si además ese cambio se ha hecho para venderlo más caro, estamos ante una estafa. Mi consejo es que presente una demanda por estafa al concesionario, y eso debería de hacerlo a través de un abogado. Que consiga cobrar o no ya dependerá, entre otras cosas, que la documentación que usted aporte sea suficiente, que le den la razón y que, una vez conseguido eso, esta persona no resulte insolvente, porque si es insolvente, de poco le va a servir ganar el juicio.

  2. juan zapato clon

    Creo que tiene usted una idea muy equivocada acerca de las actuaciones de los bancos. Los tribunales se quedan cortos, cortísimos, cuando dictaminan que ha habido falta de información o mala fe en los bancos. He trabajado más de 36 años en una de las primera entidades bancarias de este pais, y puedo decir que las órdenes de los bancos a sus comerciales y mandos es vender, crecer, por encima de todo, aunque tenga que ser a base de engaños y falta de información al cliente. Los tribunales no sólo debían sentenciar en la inmensa mayoría de los casos en contra del banco, sino que también deberían sancionar con elevadas, elevadísimas, cantidades a los bancos por su pertinaz reincidencia, sin hacer caso de las sucesivas sentencias en su contra.

    • Bueno, lo mismo me critican cuando critico a los bancos que cuando comento que no siempre son los culpables de todo lo que se les acusa. Como aclaración diré que he trabajado en banca cinco años (menos que usted, eso es cierto). Saludos.

  3. D, Ramón yo trabajé en Cajamadrid y hay muchos compañeros que ni sabían lo que vendían, yo no vendí ni una sola, y tampoco día creditos a todo el que entraba por la puerta y con los bolsillos llenos de agujeros, preferentistas en Cajamadrid hay desde que cogió la vara de mando el amigo de AZNAR Sr. Blesa que daban un 6, 7% de interés, yo siempre he dicho que cuando el mercado está al 4% y te dan el 6 ó 7% algo raro y malo pasa, esto me recuerda a la banquera del pueblo de Portugal dando el 20% de interes, y el gobierno de turno permitiendolo y la gente que no aprende.

    • Es evidente que hay mucho desconocimiento financiero (yo tampoco es que sepa demasiado). La gran culpa es de los bancos, pero es evidente que también había preferentistas que sabían el riesgo que corrían en este tipo de operaciones. Lo que ocurre es que a veces, aun sabiéndolo, las tenían que contratar porque era una condición para otra cosa: por ejemplo para el otorgamiento de un aval.

Deja un comentario


La Lectura de Ramón