Dóberman, dogo alemán y bóxer… ¿Desaparecerán estas razas tal y como las conocemos?

Dóberman, dogo alemán y bóxer son la principales razas que podrían verse «amenazadas» si entra en vigor la nueva normativa que impediría cortarles el rabo y las orejas para mantener las características de la raza, algo por lo que los colectivos animalistas vienen luchando desde hace mucho tiempo. En este punto quiero recalcar que entran en conflicto cuestiones peliagudas. Por lo visto, alguien que quiera tener un dóberman, no puede ser considerado como un amante de los animales por el hecho de que le corte las orejas para adaptarlo a los estándares de la raza, por mucho que luego tenga al perro a cuero de rey. Creo que cabría matizar muchas cosas, pero es evidente que entramos en la dinámica de los últimos años: prohibir.

Si todo prospera, solo podrían realizarse este tipo de operaciones por motivos médicos; nunca estéticos. Actualmente existen distintos criterios en función de la comunidad autónoma.

El Parlamento Europeo aprobó el año 2012 una resolución que pedía a los distintos gobiernos que se adheriesen a un convenio de protección de mascotas que no es precisamente una novedad porque data de 1987.

Lo más reciente sobre la normativa que afectaría a dóberman, dogo alemán y bóxer

En 2014, ICV llevó a la Cámara Alta una moción para pedir al Gobierno que se incorporase al tratado. Parece ser que ya se tiene el visto bueno del Gobierno y, por lo tanto, en breve España puede convertirse en el decimoctavo país adherido al documento.

#Dóberman, dogo alemán y bóxer

Dóberman, dogo alemán y bóxer serán los más afectados por la ley, pero también habrá limitaciones para publicidad y espectáculos,

El citado documento, además de prohibir las intervenciones quirúrgicas por motivos estéticos, también limitará el uso de animales domésticos en publicidad y en espectáculos «de forma que no se ponga en peligro su salud y bienestar». Otra cuestión a tener en cuenta es que deja en manos del Gobierno el control de animales callejeros: «cuando el número de animales callejeros presente un problema, se tomarán las medidas necesarias para reducir su número en una forma que no cause dolor, sufrimiento o angustia a los mismos». Es evidente que no se matiza qué es un problema en este aspecto y, aunque haya quien a lo mejor no lo entiende, se está hablando de aplicarles la eutanasia. Es decir, que el mismo documento que se preocupa tanto de si les cortan las orejas a los dóberman, al mismo tiempo no tiene ningún problema en ejecutar a los animales por el simple hecho de que no tengan un hogar fijo.

Ramón Cerdá

Ramón Cerdá
Empresario - Sociedades Urgentes
Ontinyent, 1964

Fundador de GMC Asesoría de Empresas, SOCIEDADES URGENTES y Mi Libro en Papel, además de escritor, novelista, bloguero, editor y corrector de textos en EL FANTASMA DE LOS SUEÑOS.

Autor de LA HABITACIÓN DE LAS MARIPOSAS, HACIENDA [NO] SOMOS TODOS, LOS ELEMENTOS DEL ESTILO LITERARIO y otros muchos títulos.
Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. “Es Normativa europea… te alabamos Señor.”

    Las “razas” no se modifican seccionando partes corporales, sino por cruzamientos y selección. Todos los perros/caballos/gatos/etc. parten de un antecesor y en poco se parecen un chihuahua y un san-bernardo, o un purasangre y un percherón. Y de ese modo se ha conseguido que cabeza de un “siamés de exhibición” actual ni por asomo sea la que aparece en las pelis de Disney… y ello solo para complacer el gusto estétitico de los jueces internacionales.

    En cuanto al control de plagas en general (y la proliferación de ratas, aves y otros animales lo es), hay profesionales que determinan si se han de aplicar medidas de eliminación o de reducción de las colonias (para ratas y demás convendrán trampas y venenos; para ciertas aves, tal vez su desplazamiento; para otros animales, sería mejor el control de natalidad, etc.).

    La lectura de este artículo me ha creado una inquietud: “si debiera ser aceptable atentar contra la salud y el bienestar de los animales en espectáculos y/o por motivos estéticos” pero “no es aceptable exterminar animales callejeros”… ¿cómo explico de forma coherente a mi amigo ganadero, que cría toros de lídia (esa “incruenta” actividad subvencionada), que su Ayuntamiento NO va a eliminar el enjambre de avispas asesinas que ha aparecido junto a su casa…? (Y lo de “asesinas” no es la típica exageración hispana: es que ya ha habido víctimas mortales.)

    Resumiendo: aunque no lo parezca, el motivo de las prohibiciones de causar daño a los animales es porque su dolor… nos ofende a los humanos. 🙁

  2. Para cuando la prohibición de la circuncisión?

    • Una más para la colección 😉

      • Resulta una sugerencia exagerada, aunque en algunos momentos de la Historia estar circunciso hiciera peligrar seriamente la salud….

        Pero, ya puestos: ¿para cuándo la prohibición de taladrar las orejas a las neonatas? Ya que los padres deciden una “modificación corporal” de una persona menor de edad, para evitar la discriminación sexual… o todos, o ninguno. 😉

Deja un comentario


La Lectura de Ramón